La Gestión Integral

Tomando en cuenta los desafíos planteados a raíz de la conformación de los escenarios derivados del modelo de Participación Protagónico y del debate de las ideas que se desarrolla en el país, nos referiremos al ejercicio de la acción gubernamental, como un instrumento del modelo de igualdad, equidad y justicia social, sintetizado en la ética socialista:

Existen dos modalidades de gestión orientada a la acción, como ejercicio de gobernabilidad:

1. El modelo de gestión neoliberal, cuya expresión es el sistema de dominación capitalista, el cual concibe las relaciones sociales a partir de la oferta y la demanda de mercancías



1. El modelo de gestión sistémico o integral, basado en la resolución de necesidades que concibe la acción centrada en la participación de las personas, como una relación a partir de la suma de sus partes. Este es el modelo de gestión humanista, promovido por los revolucionarios



El primero de los modelos centra el ejercicio de la acción gubernamental en ejecutar acciones, beneficiando la presencia de grupos del “status quo”. El segundo se orientan en incluir la presencia de los sectores que presentan mayores necesidades. Mientras la acción del ejercicio gubernamental de los neoliberales, es superficial, buscando resolver problemas de “forma”; en tanto la acción centrada en lo integral, busca resolver los problemas de “fondo”, estableciendo que las respuestas a los problemas sean sustentables, con la participación de las personas, aunque la solución perseguida dure más tiempo de lo previsto, debido a los procesos de formación-aprendizaje que ello requiere.

En el ejercicio de la acción neoliberal, la práctica del ejercicio gubernamental en la construcción de una autopista, por ejemplo, se limita exclusivamente a la ejecución de la vía, concibiéndola sólo como un medio de comunicación que trata de unir dos lugares distantes; en tanto que una construcción realizada por los integradores, busca la ejecución de la obra y la inclusión a dicha obra, de los caseríos y asentamientos humanos que se encuentren a su alrededor, promoviendo actividades productivas, planes de vivienda dignas, empleos, escuelas, ambulatorios, bajo criterios de sustentabilidad.

Los integradores conciben el beneficio de una acción gubernamental, centrada en la población. Para los integradores la población humana constituye el centro, el origen y el final de cualquier actividad.

Históricamente la concepción integradora de la acción de los sujetos, ha sido promovida por la dialéctica marxista (Carlos Marx; 1818-1883) quien plantea tal visión, a partir del cuestionamiento realizado a la división social del trabajo, como uno de los valores del capitalismo explotador. En nuestro contexto, Samuel Robinson (Simón Rodríguez; 1769-1854) es otro de los pensadores que asume la visión integral, planteando que la realidad debe concebirse como una unidad integrada, constituyendo las personas el “cuantum” de dicha realidad. Es Rodríguez uno de los pensadores que concibe el acercamiento entre las personas y el postulado filosófico de la visión integral. Una de sus obras lo constituye la influencia lograda en el pensamiento liberador del Simón Bolívar, quien entre sus diversos objetivos se planteó conformar inicialmente -y así lo un hizo- un ejército nacional, un ejército latinoamericano y posteriormente la unidad latinoamericana de naciones, entre otros propósitos.

Hoy en día existen autores que han diversificado el alcance del pensamiento integral. Constituye un verdadero reto hacer un breve recorrido por el legado de pensadores latinoamericanos que han centrado sus obras en la realidad latinoamericana, a lo interno de sus países y en sus espacioso locales, algunos de los cuales han elaborado propuestas de gobernabilidad de sumo interés

El ejercicio de gestión integral como instrumento del modelo de igualdad y ética socialista

En el contexto de la realidad venezolana, actualmente se produce una polaridad entre dos modelos de pensamientos opuestos: capitalismo y socialismo. Se requiere asumir el ejercicio de la acción integral, como un modo de vida y como una herramienta, capaz de darle respuesta permanentemente a los problemas cotidianos de las comunidades y de los distintos ámbitos de interacción. Asumiendo dicho enfoque como un modo de vida-herramienta, se busca avanzar en la construcción de una plataforma de acción que permita:

1. poner en práctica iniciativas que le den respuestas a los problemas básicos de la población, a través del ejercicio de la acción integral, como un mecanismo que permita trascender la visión “parcializada” del ejercicio neoliberal, buscando que dicho ejercicio se convierta simultáneamente en referencia del modelo socialista.

1. La elaboración de diagnósticos permanentes, como un ejercicio habitual de los sectores integradores, el cual constituye el punto de partida orientado a la búsqueda de soluciones, considerando la existencia de un sistema de relaciones, donde predominan los valores conservadores, que generan la resistencia al cambio.

1. percibir la realidad desde una perspectiva histórica dialéctica, facilitando la apreciación de los diferentes cambios generados en el tiempo y su dinámica, para facilitar la toma de decisiones

1. Apreciar la influencia que desempeñan las distintas organizaciones que forman parte del poder popular, como una figura que contribuye al logro de objetivos del buen vivir de la población, antesala del modelo socialista.



vielmajota4@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3197 veces.



José Miguel Vielma López


Visite el perfil de José Miguel Vielma López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: