La Situación Alimentaria de Venezuela y las Perspectivas Futuras

La Situación Alimentaria de Venezuela y las Perspectivas Futuras

De acuerdo con el informe del Programa Mundial de Alimentos[1] (WFP), publicado el 23 de febrero del presente año, que lleva por título: Venezuela- Evaluación de seguridad alimentaria: Principales hallazgos | Datos recolectados de julio a septiembre de 2019[2], nuestro país enfrenta dramáticamente una situación de vulnerabilidad alimentaria en donde aproximadamente el 7.9% de la población se ubicaba en una situación de seguridad alimentaria severa y el 24.4% en una situación de seguridad alimentaria moderada. Esto hace que aproximadamente el 32% de la población venezolana presentaba, al momento de hacer la encuesta, una situación de inseguridad alimentaria. Para la WFP la seguridad alimentaria se clasifica[3] de la siguiente manera:

El WFP realizó el estudio por invitación del gobierno nacional, teniendo la misma total independencia y acceso tanto a los lugares como a las personas que formaron parte de las encuestas.Algunos elementos importantes que resaltar de este informe son:

  1. La evaluación se basa en recolección de datos primarios, donde se realizaron 8.375 cuestionarios validos como refiere la metodología utilizada para tener la mayor representatividad estadística por estado.
  2. El estudio fue realizado de julio a septiembre del año 2019, es decir, previo a la pandemia del COVID-19 y los efectos negativos que está generando a nivel mundial.

Los resultados del estudio arrojan la evidencia de la crisis social compleja que tiene Venezuela y que forma parte de la mega crisis profunda que padece el país desde hace ya varios años, aunque debemos reconocer con cierto dramatismo que esa crisis es previa a los efectos que genera el COVID -19 en la economía mundial y por ende en nuestro país, Veamos alguna información que en este sentido merece la pena resaltar:

Según el informe especial de la Cepal del 3 de abril del presente año, América Latina y el Caribe ante la pandemia del COVID-19. Efectos económicos y sociales[4], la situación es la siguiente:

  1. El COVID -19 se estima que tendrá un impacto negativo en la economía mundial cuya tasa de crecimiento para el presente año será entre un -3% a -4%. Igualmente se estima una caída del PIB de América Latina y el Caribe en niveles superiores a los estimados para el cierre del 2019, llevando la pandemia a la contracción de la economía de la región en niveles entre 3%, 4% o inclusive superior.
  2. Caída en la producción y mayor afectación en el caso de las PYMES con énfasis en el sector servicios.
  3. Un incremento del desempleo mundial, que conlleva a un aumento en los niveles de pobreza. En el caso de América latina y el caribe, se estima que la pobreza se incrementara en un 3.5%, mientras que la pobreza extrema en un 2.3%.
  4. Una reducción sustancial en los precios de las materias primas y por ende en los ingresos fiscales de los países de América Latina y el Caribe.

En el caso de Venezuela tenemos como información económica la siguiente:

Según el informe de la Cepal:

  1. Se estima que el país tendrá la mayor contracción del PIB de toda la región, la cual estaría por el orden del -18%
  2. Se estima que el COVID-19 impactara entre un medianamente 72.5% y más afectados en un 22.4% a los sectores de actividad económica tales como manufacturas, explotación de minas, servicios como turismo, transporte entre otros, lo que hace un total de 94.9% de impacto negativo a los diversos sectores de actividad económica.
  3. En materia de remesas, aunque no se habla en concreto del caso venezolano, es significativo mencionar que se estima que las mismas, para América Latina y el Caribe, se contraerán entre un 10% y un 15% y que podrían pasar muchos años (entre 4 y 8 años) para llegar a los niveles que habían alcanzado en el 2019. Las mismas, según Cepal, se utilizan entre un 80 y 90 por ciento para cubrir necesidades básicas de las familias receptoras en cada país, por lo que su disminución será un factor que incrementará los niveles de pobreza en la región.

Otros factores que se incorporan a la crisis:

A esta descripción para nada halagadora sobre las perspectivas económicas que se tienen para este año de nuestro país, debemos incorporar otros factores tales como:

  1. El impacto de las criminales sanciones económicas impuestas por EEUU y sus países aliados, que a partir del mes de febrero de este año tuvieron una escalada mayor, cuando se establecieron sanciones secundarias afectando por ejemplo la relación comercial que tenía el gobierno de Nicolás Maduro con la empresa rusa Rosneft[5]. Por lo que a los problemas que tiene PDVSA[6], se le suma la incapacidad del gobierno para abastecer de gasolina a la desnutrida economía nacional, generando una crisis de suministro de combustible a lo que queda del parque automotor venezolano[7]. Esto lamentablemente viene creando un mercado delictivo en torno al suministro de combustible en las estaciones de gasolina[8].
  2. Esta crisis de combustible viene profundizando aún más la precariedad en el acceso a los alimentos para las familias venezolanas. Impactando negativamente no solo el traslado de la producción a los centros urbanos, generando importantes pérdidas para el productor, sino que también afecta el plan de siembra y las posibilidades futuras, en el corto plazo, de producción de alimentos en el país. Además, de forma muy dramática produce escasez de bienes, lo que incide en el núcleo generador de la hiperinflación que tiene ya varios años instalada en el país y viene haciendo estragos en las condiciones de vida digna de las familias venezolanas.

Las perspectivas a futuro:

La situación del país se complejiza y de no tener la clase política venezolana[9] voluntad y capacidad para hacer una tregua en su lucha por el poder, indudablemente estarán conduciendo al país a una situación de hambruna generalizada.

"Malditos aquellos que con sus palabras defienden al pueblo pero que con sus hechos los traicionan"

Benito Juárez[10]

____________________________________

[1] Ente adscrito a la Organización de Naciones Unidas, ONU.

[2] https://reliefweb.int/report/venezuela-bolivarian-republic/wfp-venezuela-evaluaci-n-de-seguridad-alimentaria-principales

[3] https://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/WFP_VEN_FSA_Main%20Findings_2020_espanol_final.pdf

[4] https://www.cepal.org/es/publicaciones/45337-america-latina-caribe-la-pandemia-covid-19-efectos-economicos-sociales

[5] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-51552541

[6] Adicional al mal manejo, desinversión y corrupción que viene afectando la producción petrolera.

[7] https://contrapunto.com/economia/sector-automotriz-se-mantiene-en-pie-con-una-reducida-produccion-de-repuestos/

[8] https://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article241800976.html

[9] Me refiero concretamente al gobierno de Nicolás Maduro y a la oposición (G4) liderada por el diputado Juan Guaidó.

[10] https://www.jornada.com.mx/2018/04/18/opinion/032o1soc



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2104 veces.



Oly Millán Campos

Economista (UCV) y exministra del Ministerio para la Economía Popular (2006). Integrante de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la CRBV y de la Plataforma Contra el Desfalco a la Nación

 omillancam@gmail.com      @angelicamcampos

Visite el perfil de Oly Millán Campos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: