Participación de los matemáticos en la enseñanza de las matemáticas en la educación básica

Los estudios de la historia de las matemáticas y de la educación en matemáticas en y de Venezuela son muy pocos. Podríamos decir que la investigación sobre la historia de la institucionalización de las matemáticas para la formación de matemáticos profesionales y de la educación en matemáticas es prácticamente inexistentes. De allí que muy poco se sepa sobre la relación de los matemáticos profesionales con la educación en matemáticas en la educación básica. Una excepción es el libro de Mauricio Orellana "Dos Décadas de la Matemática en Venezuela", publicado por la Universidad Nacional Abierta. En este breve artículo presento algunos hechos recientes sobre la participación de los matemáticos en la educación en matemática en la educación básica. Considero que esta participación es de mucha importancia para el desarrollo de una educación en matemática de calidad para todos. Entendiendo que defendemos la idea de la educación en general, y de la educación en matemática en particular, como un derecho y que sea de alta calidad. Uso el término calidad por ahora, para no alargar este artículo con consideraciones adicionales, aunque no en el sentido neoliberal.

La formación de matemáticos profesionales en Venezuela comenzó apenas a mediados de los años cincuenta del siglo pasado. Varias academias de matemáticas fueron creadas en el siglo XIX, incluso una dentro de la Universidad de Central de Venezuela (UCV), pero en realidad estaban dedicadas a la formación de ingenieros militares. La primera escuela de matemáticas y física de nuestro país fue creada en la UCV después del Instituto Pedagógico Nacional (IPN). Por cierto, un buen número de egresados como profesores de matemáticas el IPN ingresaron a esa escuela para continuar estudios de matemáticas. En parte debido al estatus ambiguo del IPN como institución de educación universitaria y del problema del reconocimiento del título de profesor como un título universitario. Tenemos así pues que la formación de profesores de matemáticas antecedió unos cuantos años a la formación de matemáticos. Por tanto, en la elaboración de los planes y programas de estudio de matemáticas para la educación primaria y secundaria hasta finales de la década de 1960 no participaron matemáticos profesionales.

En la reforma curricular bajo la influencia de la "matemática moderna" que se implantó en todos los países de América Latina, promovida por matemáticos estadounidenses y franceses, participaron por primera vez matemáticos venezolanos en la elaboración de planes y programas de estudio de matemáticas. Podemos afirmar que con esta reforma se inicia en Venezuela la etapa del currículo, antes de los años sesenta del siglo pasado los programas eran solo una lista de contenidos. Varios de los matemáticos que participaron en la elaboración de este currículo de la "matemática moderna", habían egresado del IPN y se graduaron luego de matemáticos en la UCV. Una característica de esta reforma curricular en que en ella participaron activa y colaborativamente profesores de los institutos pedagógicos, de Caracas y de Barquisimeto, y matemáticos. Esos eran los únicos institutos pedagógicos para esa época. También participaron algunos matemáticos conjuntamente con profesores de matemáticas en la redacción de textos escolares adaptados al nuevo currículo.

A comienzos de los años noventa del siglo pasado, el Centro Nacional para el Mejoramiento de la Enseñanza de la Ciencia (CENAMCE) propuso al Ministerio de Educación un nuevo currículo para la educación media diversificada, el cual fue denominado Programa de Articulación. Esta propuesta curricular incluía unas guías para los estudiantes de cada una de las unidades que componían los programas. Cada una de estas guías serían elaboradas conjuntamente pro un profesor de matemáticas de educación media y un matemático. Yo elaboré algunas de esas guías trabajando conjuntamente con el matemático de la USB, también egresado del IPC, Eduardo Lima de Saa. Esa fue la última vez que algunos matemáticos participaron en la elaboración de un currículo de matemáticas en nuestro país.

Algunos matemáticos también se han involucrado en la formación de profesores en las universidades. Muy pocos matemáticos trabajan en los institutos pedagógicos que conforman la UPEL, en parte, debido a las políticas de contratación de esa universidad. En el caso de la Universidad Nacional Abierta, los matemáticos que elaboraron el currículo de la licenciatura en matemática, también elaboraron conjuntamente con educadores el currículo de la mención matemática de la licenciatura en educación. Por unos cuantos años, las asignaturas de didáctica de las matemáticas de esta última licenciatura fueron administradas por el profesor Walter Beyer, matemático egresado de la UCV, del Área de Matemática. El programa cooperativo de formación de docentes de la Escuela de Física y Matemática de la Facultad de Ciencias y la Escuela de Educación de la Facultad de Humanidades fue coordinado por la profesora Lelis Paéz, matemática egresada de la UCV y del IPN. Es oportuno señalar que este programa no contaba con el apoyo de muchos de los matemáticos del Departamento de Matemática de la Escuelas de Física y Matemática. En otras universidades, como en la ULA, los profesores de matemáticas de las escuelas de educación suelen ser matemáticos.

Una actividad interesante de colaboración de los matemáticos con el mejoramiento de la calidad de la formación de los profesores de matemáticas en la educación media, es la Escuela Venezolana de Enseñanza de la Matemática. Esta escuela realizó sus actividades anuales de formación durante varios años, en estas participaron matemáticos de varias universidades del país. Un valioso producto de esta escuela es los libros diseñados especialmente para cada uno de los cursos que ella se dictaban. Esa es la biblioteca de matemáticas para profesores de educación media más valiosa de Venezuela, y sin temor a equivocarme, diría que de toda Hispanoamérica.

Otra actividad en la que se han involucrado algunos matemáticos es las olimpiadas de matemáticas. Aunque estas tienen un impacto muy limitado sobre la calidad de la educación en matemáticas y, por lo general, en nuestro país se han centrado en la participación de estudiantes de colegios privados, son una actividad extracurricular que merece de nuestra atención. Las olimpiadas venezolanas de matemáticas, al igual que las otras olimpiadas científicas que realizaba el CENAMEC, fueron víctimas del paro petrolero. Debido a la paralización de PDVSA, durante el paro fueron cortadas todas las fuentes de financiamiento de las olimpiadas. Lamentablemente el ministerio de educación a prestado muy poca atención a esta actividad y nunca se preocupó por recurarla después de su paralización debida al paro petrolero.

Por último, después de la publicación en 2012 de los libros de Matemática de la Colección Bicentenario algunos matemáticos se interesaron por la evaluación de los textos escolares. Incluso, un grupo de matemáticos organizó un evento en la Escuela de Matemáticas de la UCV donde se discutió sobre la calidad de dichos libros. Lo único cuestionable de esta actividad es que fue producto de una motivación política partidista, cuyo único objetivo era criticar negativamente los textos escolares de la Colección Bicentenario. Porque en sus consideraciones no tomaron en cuenta textos escolares producidos por las editoriales privadas. Además, se trató de un evento momentáneo que no parecía estar motivado por contribuir al mejoramiento de los textos escolares de matemáticas para la educación media. Sin embargo, creo que es necesario convocar a los matemáticos a participar en la evaluación de todos los textos escolares de matemáticas publicados en el país y a elaborar propuestas de nuevos textos escolares que superen las deficiencias detectadas sen los actuales.

Hasta donde tengo información, los matemáticos venezolanos nunca han participado en la elaboración del currículo de matemáticas para la educación preescolar y primaria.

En resumen, la última vez que algunos matemáticos participaron en la educación matemáticas para la educación media fue a mediados de los años de 1990, en la elaboración de las guías de matemáticas adaptadas a los Programas de Articulación diseñados por el CENAMEC. De ese momento para acá los matemáticos no han sido convocados por el ministerio con competencia en educación para la elaboración del currículo de matemáticas para la educación básica. Además, los matemáticos en general han mostrado muy poco interés por la enseñanza de las matemáticas en la educación media y primaria. Es lamentable la actitud de las autoridades educativas y de los mismos matemáticos, porque estos pueden contribuir a enriquecer el currículo y a fortalecer la formación matemática de los profesores de esta disciplina en la educación media. Insisto, es necesario involucrar a los matemáticos en la elaboración del currículo, incluyendo los textos escolares y actividades como las olimpiadas de matemáticas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 683 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: