Consultas educativas, consultas... consultas

Los errores históricos se pagan doble, primero por no cumplir con los mandatos del pueblo y segundo porque se vuelven a repetir en otro momento histórico totalmente en contra. Me recuerda el 18 Brumario de Luis Bonaparte, escríto por Carlos Marx donde en una de sus páginas alude al golpe de estado realizado por Luis Bonaparte y expresa interpretando a Hegel:

“Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen a su libre arbitrio, bajo ciscunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo aquellas circunstancia con que se encuentran directamente, que existe y transmite el pasado. La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos. Y cuando estos se disponen precisamente a revolucionarse y a revolucionar las cosas, a crear algo nunca visto, en estas épocas de crisis revolucionaria es precisamente cuando conjuran temerosos en su auxilio los espíritus del pasado, toman prestados sus nombres, sus consignas de guerra, su ropaje, para, con este disfraz de vejez venerable y este lenguaje prestado, representar la nueva escena de la historia universal”

Es decir “segundas copias” nunca son buenas, por el contrario, nacen viejas, lugar común si se toman sin referentes sin argumentos que indiquen esa necesidad histórica de consensuar, a no ser que “la derecha venezolana y los ahistóricos de siempre quieran consultar para cambiar el rumbo de la historia”.

En Venezuela, desde el año 1999, cuando se marca un hito con la Constituyente Educativa, se realizó una consulta de magnitudes extraordinarias por el trabajo y la movilización que significó, ese cuerpo de propuestas se recogió en un documento denominado Proyecto Educativo Nacional (Tenemos la versión), el cual recogió y plamó de manera clara y contundente hacia donde iria nuestra educación, mas luego, en el año 1999 se concretó en la Ley Orgánica de Educación (LOE), los postulados y fines que la nación venezolana fijó para cambiar el sistema educativo.

En la LOE, que bastante batallar nos dió, y que dicha batalla la ganamos el magisterio en limpia lucha frente a los opositores, se encuentra el Proyecto Educativo a construir y defender. Allí aparecen los fines, objetivos, principios, definiciones y mucho más, de lo que implica la Educación Liberadora. Hecha ya síntesis de consultas y trayectorias vividas, desarrolladas y defendidas por el magisterio. La LOE ha representado y representa un documento importantísimo para impulsar el rumbo de nuestra historia. La LOE es un documento hech ley, vivo, lleno de consultas y discusiones.

Por ello que son tiempo de cosechas, de encuentros, para recoger lo que, desde el año 2009 se ha logrado en la construcción del sistema educativo, desde las bases y desde las diversas propuestas que han realzado con grandes esfuerzos los Ministros para nombrar los más significativos:

• Año 1999, Constituyente Educativa, Proyecto Educativo Nacional, Aspectos propositivos de la LOE (este último saboteado por la derecha y se dejó en la nevera enfriado hasta 2009 con nueos aportes).
• Año 2004: Sistema Educativo Bolivariano, discusión curricular y construcción de sus líneas desde las bases.
• Año 2009: Discusión de la nueva Ley Orgánica de Educación. Batalla ganada a la oposición
• Año 2013: Consejos Educativos. Resolución 058. Batalla librada y ganada.

De modo que son hitos que marcan una lucha y un esfuerzo que debe ser evaluado a la luz de los cambios que esta etapa impulsa. Es decir, volver hacia una consulta implica volver a llover sobre mojado, mas bien desempolvar toda la historia de construcciones que nos hemos dado para poner en balance y desde allí apostar a reconocer y reafirmar los procesos transformadores que se ha dado la escuela venezolana. Existe tanta riqueza pedagógica que con eso nos basta para definir y enrrumbar los cambios en la educación, pero como todo, las iniciativas se ven truncadas y otra vez vuelto al mismo punto donde se visualiza volver “desde cero”.

De allí que se reitere la visión, sin caer en provocaciones que estos son tiempos de cosecha, de recoger lo andado, para el conocimiento revolucionario de todos los procesos de supervisión creados y desarrollados, currículo, formación permanente, lo laboral, entre otros que ya se ha transitado y otros que quedaron mermados por caprichos y ocurrencias de funcionarios y funcionarias. La calidad de nuestra educación no solo se mide por muestras estadísticas, tambén se mide por las suma de felicidad que se ha aplicado en los procesos de formacion de nuestros estudiantes, en aquellos avances que se han creado, inventado y que permiten visualizar un tipo de educación para un tipo de sociedad.

Desde la humildad se podrian hacer las cosas mas sencillas.

La historia dirá como se escribirá en esta “nueva consulta”, que dicho sea de paso, no se sabe a quién y por qué se le ocurrió y mucho menos nos consultó si queremos o no “una consulta”, o al menos argumentar mas el hecho de por qué y para qué una consulta en estos momentos que nos convenza de esa necesidad.






Esta nota ha sido leída aproximadamente 1934 veces.



Mirna Sojo

Militante del Movimiento Pedagógico Revolucionario (MPR)- Escuela Social Rodrigueana Latinoamericana y del Caribe (ESRLC). Maestra normalista, Licenciada en Educación.

 omt991.2@gmail.com

Visite el perfil de Mirna Sojo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: