Aportes a la Nueva ley de universidades

En el marco de la consulta de la ley de universidades vetada por el presidente Chávez, hay que tener en consideraciones  algunos aspecto que en la actual ley de universidades no se mencionan por lo que en cada una de las discusiones hay que establecer las propuestas que de la reorientación a la mejora de la estabilidad y mejor desempeño del estudiantes universitario.

    Desde la perspectiva humanista, el docente debe considerar que la comunicación en el aula debe tener carácter clínico o didáctico en el sentido de que el docente tiene que reconocer que su misión es la de optimizar el desarrollo de los aprendizajes, aplicando estrategias y métodos de rigurosidad científica y actuando de una manera profundamente objetiva.

    Este reconocimiento elimina los convencionalismos de docentes prepotentes y agresivos que generan stress en los estudiantes y promueve la concientización de que la comunicación es un acto en el cual tanto el docente como el estudiante se encuentran entre sí como lo que son, seres humanos en un proceso de aprendizaje.

    El docente autoritario, quien se caracteriza por ser un guardián celoso de la autoridad y la disciplina, aplica reglamentos y castiga sin dar lugar a explicaciones.                          

    Es especialista en dar recetas, indica conductas, señala lo que es y lo que debe ser, tiende a desconfiar de las capacidades de sus discípulos por lo que impide su participación, considera sus propias necesidades, ideas y valores antes de que las de sus estudiantes además ejerce control mediante la ironía, la humillación o ridiculizando frente al grupo curso, actúa como jefe(a) distribuyendo trabajo y exigiendo obediencia.

    Mas aun cuando en las universidades publicas como privadas hay profesores que hacen competencias entre si para ver quienes aplazan mas alumnos, como en otras donde el negocio redondo es llevar mas alumnos a reparaciones por ello en la nueva ley de universidades se debe regular esta practica dantesca y sádica donde los profesores disfrutan con el mal ajeno, en vez de profundizar la incentivación motivacional de la investigación en cada una de las cátedras que dictan para así forjar el mejor profesional en cada una de las profesiones.

    El lugar idóneo para el debate y confrontación de ideas son las aulas de clases, sin menoscabo de que el profesor sea el facilitador, pero cuando se difiere en las ideas con argumento se deben defender, sin temor alguno de que será aplazado por llevar una creencia distinta allí es donde los conocimientos deben pautar quien tiene la mejor postura, el profesor no puede aludir su responsabilidad y decir que eso es faltarle el respeto ya que seria un ser mediocre y no esta a la altura de una aula y menos aun universitaria. 

    Hay caso de profesores que le dan clases a un grupo de 200 personas de los cuales quedan aplazados 180 de ellos 120 va a reparación y solo pasan el examen   90, entonces que sucede que no se puede regular eso?, esto es los que ciertos sectores no quieren aceptar los cambios apegados en una supuesta autonomía de universidades y de cátedra, debe ponerse coto a dicha situación ya que no es que los estudiantes sean malos son los pedagogos que a veces son profesionales de otras carreras que están prestados a la docencia. Aun cuando realizan una equivalencia docente, dicho profesionales les queda grande el componente docente. 


alexanderjimenez2021@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2529 veces.



Alexander Rodolfo Jiménez


Visite el perfil de Alexander Jimenez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: