Las desilusiones y los dogmas del capitalismo del siglo XXI

La Revolución Bolivariana es un proceso complejo, sobre todo la transición al socialismo por la vía pacifica, de la coexistencia pacífica entre dos formas de economía, la privada y la pública, así como también con aquella de régimen social. Para Perdomo, la revolución bolivariana del siglo XXI representa: "un intento fallido para renovar el ideal socialista, triunfó con la promesa de convocar una Asamblea Nacional Constituyente, redactar una nueva Constitución para refundar la República, y erradicar las causas estructurales de la pobreza, y la exclusión". No podemos decir que esa Constituyente no se haya dado, se concretó y su fruto de trabajo fue la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, de 1999, lo cual fue exitoso, da vergüenza no reconocerlo.

Ese "ideal socialista" del siglo XX, se ha renovado, en especial con la tesis centrales de Marx y Lenin del papel de las masas en la historia, vale decir de los pueblos en asumir su propio destino, su protagonismo en los procesos democráticos, sociales, políticos, económicos y culturales. La Constitución de la CRBV, lo asumió así, con el planteamiento de la democracia participativa y protagónica, de allí también, las distintas formas de asociación del trabajo, libre, autónomo, en formas colectiva, ya sea en cooperativas, fundos zamoranos, núcleos endógenos de desarrollo, como también la gestión en las comunidades, los consejos comunales y las comunas.

Desilusiones

¿Intento fallido del socialismo?, habría que evaluar las causas, en mi experiencia puedo decir que lo que ha fracasado ha sido quienes "disfrazado de socialistas", incorporado a las políticas públicas, participando en ellas, asumiendo participación en la vida económica y social, ha desviado los fines, las causas, la predominancia de la ideología, los valores y prejuicios burgueses, pretendiendo dirigir organizaciones populares con la vieja visión de la sociedad, con sus principios y valores capitalistas, de allí su desastre. Por falta de seguimiento y control social, la contraloría popular, dieron al traste con el ensayo económico, con "la promesa socialista" cuando en realidad era la ideología capitalista la que fracasaba, tratando de injertar las relaciones sociales capitalistas en "la asociación del trabajo asociada y libre".

Seguido; Perdomo dice que estaba "Ilusionado con esta idea", (el ideal socialista, la idea del trabajo asociado de Marx, autónomo, libre y emprendedor, la nota es mía), apoyé a Hugo Chávez en 1998. Cuyo objetivo que planteaba era impulsar una nueva política industrial, y tecnológica para sustituir el caduco modelo industrial limitado a la explotación de ventajas comparativas derivadas de la dotación de materias primas, energía y fuerza de trabajo barata para exportar insumos básicos hacia los centros industrializados, cambiándolo por un nuevo modelo de industrialización sustentado en la creación de ventajas competitivas derivadas de la siembra petrolera, de la investigación científica y tecnológica, con el fin de producir bienes de mayor grado de transformación industrial y desarrollo, y así desarrollar la industria petrolera con productos terminados, transformar el mineral de hierro, acero, aluminio, oro, diamantes, y demás minerales en productos de mayor valor agregado para sustituir las importaciones, ahorrar divisas, diversificando las exportaciones con productos de mayor valor agregado y así generar nuevas fuentes de ingresos externos que contribuyan a reducir la dependencia de la renta petrolera. Todo esto fue a parar al cesto de la Basura en Cuba, hoy vemos la destrucción de PDVSA, y la quiebra de la empresas básicas de Guayana, y el latrocinio con el Arco Minero".

En verdad no dejaremos de ser un país petrolero, el imperialismo de los EE.UU., por más de un siglo nos relegó a la vieja división internacional del trabajo, dice Perdomo: "…de ser un país caduco modelo industrial limitado a la explotación de ventajas comparativas derivadas de la dotación de materias primas, energía y fuerza de trabajo barata para exportar insumos básicos hacia los centros industrializados,….". No se creo durante la IV República, un burguesía industrial, por el contrario, muchos "emprendedores", nacieron en un capitalismo parasitario, rentista, vivieron por muchos años del capitalismo de estado, de la sustitución de importación, de la economía de puerto, se enriquecieron del botín petrolero, en verdad desilusionaron a la democracia, el desarrollo, al progreso y la esperanza de tener una sociedad industrial y civilizada.

¿A donde fue a parar el desarrollo de la democracia de la IV República?, al derrumbe de la ilusión del progreso liberal, al basurero de la historia, al desmoronamiento del puntofijismo, del sueño de la democracia betancourista, al abismo de "la Gran Venezuela", de "La Venezuela Saudita", al caos, la incertidumbre, al fracaso de la democracia puntofijista, tales fueron los destinos, heredamos una sociedad dependiente, rentista, con problemas estructurales económicos, con inflación, desempleo, pobreza social, monopólica, incluso con latifundismo.

Por eso; el reto o la necesidad de crear "un nuevo modelo de industrialización sustentado en la creación de ventajas competitivas derivadas de la siembra petrolera, de la investigación científica y tecnológica, con el fin de producir bienes de mayor grado de transformación industrial y desarrollo, y así desarrollar la industria petrolera con productos terminados, transformar el mineral de hierro, acero, aluminio, oro, diamantes, y demás minerales en productos de mayor valor agregado para sustituir las importaciones, ahorrar divisas, diversificando las exportaciones con productos de mayor valor agregado y así generar nuevas fuentes de ingresos externos que contribuyan a reducir la dependencia de la renta petrolera".

Hasta ahora; la revolución bolivariana alcanzó en la primera década e inicio del siglo XXI, grandes logros sociales, económicos y políticos, además de culturales, saldando la deuda social del neoliberalismo de los años 80 y 90 del siglo XX, del pesado fardo conque se heredó del capitalismo un lastre social, la sociedad no estaba preparada para aceptar "el ideal socialista", por eso Chávez se planteó primero, cancelar esa deuda social, para que poco a poco probara las mieles del socialismo, se adentrara en su antesala, conociera los fines del socialismo a largo plazo, hoy algunas de dichas metas del socialismo en lo social han sido desmanteladas en la gestión de N. Maduro.

Aunque se intentó crear el nuevo modelo socialista en lo económico, se fracasó por razones arriba señaladas, a sabiendas como plantea Perdomo de que "….la asociación de productores independientes que planteaba Marx los haría libres y autónomos", el problema fue la vieja ideología capitalista, los prejuicios burgueses, los principios valores de "los emprendedores", los viejos hábitos del capitalismo y la corrupción, de modo pues que no es que haya criminalizado "el emprendimiento, y la iniciativa privada, y tipificarla como una amenaza de restauración del orden capitalista", ella misma se corroió a causa del establecimiento hacia lo interno de relaciones sociales capitalistas de producción, la verdad es que reproducían el "orden capitalista", de allí la desilusión de muchos "emprendedores socialistas" que le siguieron y terminaron abandonando la promesa del proyecto socialista.

Con relación al proyecto de industrialización o modelo industrial de transformación de materia prima y crear productos terminados, con valor agregados, "la siembra del petróleo" hay una deuda económica con la revolución bolivariana, reconocía Chávez en medio de la desestabilización (guerra hibrida) que ha reinado en todo su gobierno, (1999-2013) y no menos en el de Maduro, (2013- ) la inquietud recogida en el II Plan de la Patria, 2013-2019, así como en el III Plan de la Patria, 2019-2025, que lo único que se había logrado, es la defensa de la independencia nacional, en medio del asedio del imperialismo de los Estados Unidos, de su acoso, persecución política, diplomática, amenaza militar así como de bloqueo comercial, económico y financiero, además de sanciones financieras.

En este contexto; no ha sido fácil construir dicho "modelo de transformación industrial", pese a la cooperación con China y Rusia, con Cuba y Vietnam, Irán y Corea, se ha ensayado modelos de aprendizajes, de ensamblaje en computadores, celulares, laptos, tractores, vehículos de pasajeros y pesados, autobuses, etc., tales emprendimientos nunca se lograron con "la iniciativa privada" y sus relaciones con los Estados Unidos y Europa, ni los emprendedores de la sustitución de importaciones en la IV República alcanzaron la transferencia de conocimiento y tecnología, solo fue posible en socialismo con la V República, sin olvidar la transferencia de conocimiento y tecnología satelital con China en materia de comunicación.

De modo pues; que Venezuela entró en el siglo XXI, de la revolución científico-técnica, apoyándose en la experiencia de países aliados estratégicos, la curva de aprendizaje se ha empinado, pese que aún no se ha acabado con "el rentismo petrolero y resucitado con "el neorentismo socialista", asimismo no se ha educado a la población en el consumo racional, aquel modelo importador que devora la renta petrolera, que fuga el capital, la renta y nuestra riqueza. Ciertamente como dice Perdomo "La revolución se embriagó con los impresionantes precios de los crudos, y el caudaloso ingreso petrolero, y se exacerbaron sin límites la cultura rentista (…...), cuyo parasitismo consiste en vivir de la renta petrolera, y no del merecido esfuerzo de los frutos del trabajo productivo", he allí nuestra tragedia, nuestro reto, solo con el derecho a vivir en paz podemos asumir la idea de construir un modelo de desarrollo socialista, de distribución de riqueza para todos, liquidar paulatinamente las relaciones sociales de explotación, eso no significa que se haya dado "La desnaturalización y alejamiento del proyecto electoral de Hugo Chávez en 1998, (y que, la nota es mía) se hizo con Nicolás Maduro más evidente en estos últimos 7 años".

La revolución bolivariana continúa con errores y tropiezos, con fracasos, pero también con aciertos en medios de tantos ataques y agresiones internas y externas, de guarimbas, terrorismo, bloqueos, sanciones, "La Utopía Socialista" se abre como rompehielo atómico, a pasos pese a " los peores vicios de la llamada IV República" que aún sobrevive, del fracaso del socialismo del siglo XX, de las aberraciones fascistas del imperialismo de los EE.UU., de estrangular económicamente la revolución bolivariana, de condenarla al hambre, al terror, a la emigración forzosa, al aislamiento diplomático, a las sanciones económica y comerciales. Con todo y eso, la revolución bolivariana ha sabido resistir y es que el pueblo no renuncia a su soberanía e independencia, a la idea expresada por "El Libertador", de que el pueblo venezolano es el propietario de los recursos del subsuelo, el soberano, vale decir: "copropietario de las riquezas del subsuelo", por tanto le corresponde la distribución equitativa de la riqueza, no a la manera rentista parasitaria, el "…. vivir sin tener que trabajar, así como los tentáculos de los políticos corruptos, y empresarios ladrones que se hicieron millonarios robando a PDVSA, hoy viviendo en el exterior con sus dólares mal habidos" señala Perdomo.

Advirtiendo seguir con el modelo rentista socialista, vale decir; que la continuidad de "la revolución se sustenta en el auge sin precedentes que registró años atrás la renta del petróleo. Un neo rentismo revolucionario que funcionó mientras los precios del petróleo estuvieron altos, y el gobierno dispuso de una abundante renta para financiar la inversión social, y aliviar temporalmente las precarias condiciones de vida del pueblo más vulnerable. Pero al no diversificar la economía, y generar empleo productivo, con el colapso de los precios del petróleo esta pasajera ilusión de prosperidad se vino abajo y la burbuja explotó, …".

La prosperidad económica gracias a los altos precios petróleo fue resultado de la defensa de los precios del petróleo, política que ha sostenido el chavismo, dentro de la Opep y No-Opep, al mismo tiempo, la caída de los mismos obedece a la agresión del imperialismo de los EE.UU., de las corporaciones transnacionales para abaratar los precios de las materias primas, de la explotación del fracking, de la invasión de Irak, Libia y los consecuentes apoderamientos de los pozos petroleros de dichos países, del saqueo de sus recursos, he allí la causa de la agresión al socialismo bolivariano, para frenar su desarrollo, para inducir su fracaso, la utopía socialista tal cual hicieron la contrarevolución en los países en la Europa Oriental y la Unión Soviética a finales del siglo XX a través de la guerra económica y no convencional.

El móvil de la guerra económica de acuerdo al calculo de Perdomo es el siguiente: "Una vez que se desplomaron los precios y la producción petrolera, se hace muy cuesta arriba sostener los programas sociales de los que depende la satisfacción de las necesidades básicas de la población más pobre. Sin esta copiosa renta petrolera, (…) el socialismo ya no cuenta con la misma capacidad de maniobra, y así le resulta imposible consolidar su hegemonía….". tales son los pensamientos de la oposición y del imperialismo.

Se quedarán con "los crespos hechos", la revolución bolivariana dispone de muchos recursos estratégicos, además pronto gozará de una economía virtual mediante el Petro, se independizará de los centros financieros hegemónicos mundiales capitalistas, sus aliados estratégicos les brindarán apoyo, el cerco a PDVSA acabará, se terminará con "el estado actual de ruina de PDVSA ….", la crisis inducida reavivará los proyectos económicos del socialismo, en la economía urbana y rural, los consejos comunales y las comunas desburocratizarán al Estado, se construirá un socialismo desburocratizado, mucho mas flexible, más creativo, más participativo, más protagónico, con ciudadanos y ciudadanas mas emprendedores, mas libre, mas autónomos, más asociados, menos estatistas, menos egoístas, menos dogmáticos, más democrático y por supuesto más socialista sin arrepentimiento del pasado.

Este socialismo del siglo XXI, el socialismo bolivariano responderá la pregunta de Edgar Perdomo: ¿Cómo reparar este terrible daño a nuestra patria? Acaso estos tiempos no son para encontrar un nueva expresión que nos una, que nos ayude a desmontar los prejuicios con esa vieja identificación de esa izquierda socialista fracasada del siglo XX, que no nos deja reencontramos en torno a nuestras causas comunes".

La respuesta que ofrece Perdomo es el camino de la sociedad: "Antes que un cliché lo más importante es salvar el contenido de los principios, y valores que inspiran las causas en las que seguimos creyendo. Ni comunista, ni fascista de la ultrosa izquierda socialista: Soy simplemente: ¡Un humanista! Hoy todos sabemos que la tragedia de este socialismo del siglo XXI, son la hambruna, y la miseria que padece Venezuela", crisis inducida políticamente hablando.

Salvar el contenido de los principios y valores, ¿Cuales?, "los del emprendimiento, y la iniciativa privada o "la asociación de productores independientes que planteaba Marx los haría libres y autónomos", los de la iniciativa colectiva, al parecer se inclina por "el ideal socialista en democracia", ¿socialismo democrático? de corte escandinavo, ¿socialdemócrata?, donde se debe …controlar las ganancias a través de la promoción de inversiones, y de la competencia entre empresas a través de la oferta de productos con mejores precios, y calidad,..".

Desde este punto de vista, mal podría Perdomo decir que se ha identificado con "ser un hombre de izquierda", para ser "un humanista", creyente del "ideal socialista en democracia" cuando se ha desilusionado de la revolución bolivariana, a la que llama pseudorevolución, o también "modelo cubano de izquierda dogmática", se deslinda también del comunismo (de la asociación de productores independientes que planteaba Marx los haría libres y autónomos", del socialismo, socialismo no estatista), en verdad Perdomo se extravió de la historia, acepta el socialismo escandinavo, como hombre de pseudoizquierdista, tan solo admite la distribución de la renta, el capitalismo de estado, "la promoción de inversiones" privada, "la iniciativa privada", negando la erradicación de las relaciones sociales de explotación, opositor al la ultrosa izquierda socialista", con todo esto, sabemos que Perdomo admite las lacras morales del capitalismo de allí la condena al comunismo.

Los dogmas utópicos del capitalismo del siglo XXI

"Después de un siglo de terror, ninguna de las revoluciones socialistas en el mundo han triunfado todas han fracasado: la soviética, la china, la cubana, la coreana, la bolivariana, ninguna de ellas cumplieron con la promesa de liberar a sus pueblos de la explotación económica, la opresión política, y la discriminación por razones ideológicas", asi se expresa Perdomo. Pues bien al parecer no se ha dado cuenta que ese "siglo de terror" tiene que ver con la guerra que ha gestado el imperialismo contra la democracia y el socialismo, contra los derechos de los pueblos a vivir en paz, soberanía e independencia, el imperialismo de los Estados Unidos en el siglo XX ha impedido el derecho al desarrollo, oprimido políticamente a las distintas sociedades diversas, en especial, las distintas sociedades étnicas, al mismo tiempo que discrimina por racista, supremacista y fascista, tal es el rostro del terror del imperialismo el cual frena el progreso social. (Ver Perdomo, E. Dante, este modelo no es humanista:¡ es esclavista!, Aporrea, 11/11/2019).

Sabemos de acuerdo con la teoría de Marx, que "la asociación de productores independientes que planteaba Marx los haría libres y autónomos,…" (Perdomo, E.) a los trabajadores, tal es el proyecto socialista, un proyecto de empoderamiento de la sociedad, de democracia social económica, derecho que se conculca el capitalismo, los emprendedores privados, monopolizan el capital, la tierra y los recursos económicos en general, por eso no puede ser más democrática, la sociedad capitalista con su dogma de mercado, de la mano in-visible, sociedad de mercado que hasta ahora ha sido más eficiente en producir, pero menos eficiente en distribuir la riqueza, de manera que su democracia no puede como dice proteger a la población y ofrecer más democracia.

Dogmas capitalístas

Las sociedad de mercado, últimamente se caracterizan por el empobrecimiento de la población al concentrar la riqueza, la distribución desigual de la riqueza, crea un modelo desigual, el colapso del neoliberalismo en Argentina, Chile y Ecuador lo atestigua, no han podido satisfacer las necesidades básicas, las expropiaciones privadas de las empresas públicas no han generado poder adquisitivo en los hogares, el acoso de la inflación y la especulación han reventado las capacidades adquisitiva del salario y ahorro, por eso, las grandes movilizaciones públicas que han desbordado las fuerzas de seguridad de dichos países, optando por el fascismo y la represión.

Se comprueba que el neoliberalismo en dichos países, criminalizando las protestas, mediante ese perverso mecanismo de satanizar las luchas populares, continuar con la dominación, acallando las voces populares, silenciándolas en los medios de comunicación privado, que incurren en traición a la patria, amañando los parlamento, los tribunales supremo de justicia, las fuerzas armadas, negándole el derecho el acceso democrático a los derechos políticos de los pueblos, a la asamblea constituyente, a redactar una nueva constitución tal como ocurrió en Chile entre otros países.

Se impone en los países capitalistas del cono sur, intereses de grupos, de oligarquías, de la burguesía, por encima del pueblo, es el poder de una minoría sobre una mayoría, intereses particulares que pretenden usurpar todo el poder, totalitaristas, reeditando las experiencias fascistas de las dictaduras fracasadas del continente tal como lo fue con Pinochet, Strosner, Videla, Zomoza, Michelet, etc. Regímenes aberrantes apoyado por los Estados Unidos donde la hambruna del pueblo fueron evidentes, de modo pues que ninguna de las experiencias capitalistas han sido capaces de respetar los derechos humanos, de los pueblos, hayan erradicado las deformaciones estructurales de la economía capitalistas subdesarrolladas, en particular aquella que desconoce, la propiedad nacional del pueblo, el copropietario de la soberanía, a quien le pertenece las riquezas del subsuelo patrio en cada país.

Así pues; nunca el capitalismo ni en Venezuela ni en el mundo ha resuelto los problemas de inflación, desigualdad social, ni pobreza, y mucho menos ha creado una democracia plena, siempre el pueblo ha vivido precarias condiciones de vida, subempleo, precios altos, baja calidad de vida, colapso de servicios, de manera que la democracia es ficticia en el capitalismo, en las sociedades de mercado, ufanándose de ser mejor sociedad, de vivir mejor que en cualquier otra parte, así pues los hechos testimonia, que los fascistas, los seguidores de la derecha, una vez que controlan el poder, vale decir el gobierno, tienden a ser autoritarios, aprovecharse de las cámaras de diputados y senados, es decir del poder legislativo para aprobar y legitimar leyes que contradicen los interés populares, degenerando la democracia, manchando el honor y la dignidad del pueblo, desprestigiando el capitalismo "democrático" y su parlamentarismo burgués.

Es obvio pues; que el capitalismo "democrático y su parlamentarismo burgués han traicionado los objetivos de igualdad, libertad, fraternidad y propiedad, la propuesta de la revolución francesa, al generar un régimen lo más desigual, mas represivo, egoísta, y concentrador de la propiedad, ni siquiera el socialismo europeo se salva, ni el socialismo "escandinavo" han podido dar una respuesta democratizadora de la riqueza, sostienen la propiedad burguesa, los monopolios, hasta regímenes monárquicos tal ha sido la suerte del socialismo europeo con su pseudosocialísmo que no termina de devolverle al pueblo su soberanía y democracia, los sumerge en el hambre y la explotación social.

El dogmatismo del capitalismo como sociedad más eficiente, más democrática, mas distributiva y productiva, incluso los hay quienes creen que más "socialista", (sociedades escandinava)es una falsa verdad, la experiencia de los Estados Unidos demuestra que es una sociedad donde le progreso científico tecnológico no ha llegado a millones de homeless, (ciudadanos) sin vivienda), en España se atestiguan los desahucios, quienes han perdido la vivienda por deuda hipotecarias manipuladas por la banca privada, otro tanto ocurrió en Venezuela con la liberación de la tasa de interés en el pago de la vivienda, muchas personas vieron perder su hogar durante la IV República.

El bienestar social en el capitalismo es pasajero, ficticio, se sustenta en la idea de que el progreso lo motoriza el capital privado, que el trabajador debe trabajar duro, más de ocho horas, por ejemplo en los Estados Unidos se trabaja más de 10 horas igual en Colombia como en otros países, nada en la vida del capitalismo es gratuito, todo lo somete al mercado, a la incertidumbre, a las fuerzas del azar, por ello para muchos desempleados, trabajadores y estudiantes, recién egresados de las Casas de Estudios, llega pronto la frustración, la desesperanza de ver postergado sus sueños.

Pero hablemos finalmente de los principios y valores en el capitalismo, los prejuicios, ante todo ha dejado de ser una sociedad humanista, el mercantilismo, el consumismo cada vez menor, la escasez, la especulación, la corrupción, el lucro, el egoísmo y la competencia entre otros, han deshumanizado la sociedad, ha desembocado en un sálvese quien pueda, sobrevive el más fuerte, quien tiene, arrebatándole el derecho a la mayoría de la sociedad, es verdaderamente una tragedia humana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 514 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a285222.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO