China la civilización a prueba

A diferencia de los Estados Unidos, Alemania y Francia, donde sus políticas comerciales de sometimiento, obedecimiento, dominio y control para las naciones del mundo, se sigue desarrollando de manera inconsciente e inhumana, prevaleciendo el interés de las riquezas que estas generan, mientras que los derechos humanos de sus habitantes son despreciados y vulnerados. China presenta un nuevo rostro al mancillado orden mundial que por intermedio de su presidente Xin Jinping, promueve un sistema comercial abierto a todas las naciones que desean comercializar con el gigante asiático.

China es el segundo productor de seda natural, su producción media anual de capullos de seda se calcula en 78 millones de kilogramo (el primer puesto corresponde a Japón).

De allí que la ruta de la seda, se presenta como una opción de transición comercial para muchos países que deseen establecer un giro a sus sistemas económicos, con lineamientos internacionales que favorezcan a productores inversores, empresarios, como a pequeños y grandes comerciantes bajo parámetros políticos y económicos adaptados, a grandes y pequeños países según su capacidad monetaria

Este nuevo rostro que se le quiere dar al mundo consumista y comercial, pues representa una opción para que muchas naciones puedan experimentar nuevas políticas económicas, donde se respeta la autodeterminación de los pueblos, sus criterios ideológicos como religiosos.

A su vez el mismo afianzara relaciones científicas, tecnológicas, pedagógicas, deportivas y gastronómicas, ya que China como potencia nos brindaría un viraje de trescientos sesenta grados en aprender parte de su ancestral y milenaria cultura, la cual ha pasado por emperadores, hambrunas, desastres naturales, trabajo, bonanzas, guerras y revoluciones sociales, políticas y económicas comandadas por lideres que de alguna y otra manera la supieron enriquecer y fortalecer ante las adversidades de sus enemigos. Y hoy se presenta ante el mundo como una nación que va a la cabeza de las potencias imperiales con una proyección de bienestar y seguridad a sus habitantes.

Mientras que aquí en Venezuela la oposición se empecina en seguir defendiendo las políticas neoliberales de garrote y latrocinio impuestas e impulsadas por occidente. China nos ofrece una vitrina económica a la cual debemos aprovechar para salir de una vez por todas de las garras imperiales de occidente.

Pero para ello debemos estar comprometidos, estudiados, capacitados, con un alto nivel de ética y moral para hacer las cosas con mística, entrega, amor para de esta manera despegar y encarrilarnos hacia un futuro afirmativo y próspero.

"SOLO LA UNIDAD, NOS SALVARA"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 367 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /economia/a278469.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO