Denuncian extirpación de úteros "en masa" en un centro de detención de inmigrantes en EEUU

Dawn Wooten, enfermera en el Centro de Detención del condado Irwin, en Ocilla, Georgia, habla durante una conferencia de prensa en Atlanta para denunciar las condiciones de esa cárcel de inmigrantes

Dawn Wooten, enfermera en el Centro de Detención del condado Irwin, en Ocilla, Georgia, habla durante una conferencia de prensa en Atlanta para denunciar las condiciones de esa cárcel de inmigrantes

Credito: AP

19-09-20.-Congresistas demócratas y organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes exigieron al Gobierno que investigue una queja presentada por varios grupos de derechos humanos quienes, en base a denuncias de testigos y de una enfermera, alegan la realización de un elevado número de histerectomías practicadas en un centro de detención de migrantes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) ubicado en Irwin en el estado de Georgia. Una detenida calificó como “un experimento de un campo de concentración”.

El recurso, presentado el lunes pasado ante la oficina del inspector general del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), también incluye presuntas prácticas insalubres en el manejo de la pandemia en el centro de detención, así como el rechazo de atención médica solicitada por los internos, retraso en la entrega de medicamentos y ocultación de informes sobre el estado de salud de los internos, entre otros problemas.

“Si esto es verdad, las terribles condiciones descritas por la queja de la denunciante, incluyendo denuncias de que mujeres migrantes vulnerables fueron sometidas a histerectomías en masa, constituyen un abrumador abuso de los derechos humanos”, afirmó la presidenta de la Cámara Baja de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi.

Añadió que el inspector general del Departamento de Seguridad Interior (DHS) “debe investigar inmediatamente las denuncias”.

La acusación sobre las extracciones de útero nació después de que la enfermera Dawn Wooten filtrara información sobre las prácticas sanitarias en la prisión migratoria de Irwin.

Wooten dio cuenta de su preocupación por la alta tasa de mujeres que fueron sometidas a histerectomías, afirmando que si bien a veces este procedimiento está indicado, “no puede ser que los úteros de todo el mundo estén mal”.

La enfermera comentó que entre colegas les llamó la atención la práctica de un médico ginecólogo particular fuera del centro, donde eran enviadas las detenidas. “Nosotras nos planteábamos: ‘Dios, le saca sus cosas a todo el mundo, esa es su especialidad, es como un coleccionador de úteros’,” contó.

Una detenida entrevistada por la organización Proyect South relató que cuando supo que todas esas mujeres habían pasado cirugía, pensó que “era como un experimento en un campo de concentración”. “Era como si estuvieran experimentando con nuestros cuerpos”, señaló.

Otra señora, sentada frente a su abogado en un centro de detención migratoria en una región rural de Georgia, Mileidy Cardentey Fernández se desabrocha el uniforme para mostrar las cicatrices en su abdomen: tres pequeñas marcas circulares.

A la mujer de 39 años originaria de Cuba únicamente se le dijo que tenía que someterse a una operación para tratarle quistes en los ovarios, pero un mes después sigue sin estar segura del procedimiento que se le realizó. Luego de que solicitó sus registros médicos en repetidas ocasiones para averiguarlo, el Centro de Detención del condado Irwin le entregó más de 100 páginas en las que se detalla el diagnóstico de quistes, pero nada sobre el día de la cirugía.

“Lo único que me dijeron fue: ’Te vas a dormir y cuando despiertes ya habremos terminado”, dijo Cardentey, a través de su abogado, durante una entrevista telefónica esta semana.

Cardentey conservó su brazalete de hospital. Tiene la fecha, 14 de agosto, y parte del nombre del médico, el doctor Mahendra Amin, un ginecólogo vinculado esta semana a las acusaciones de practicar histerectomías —extirpación total o parcial del útero— y procedimientos no deseados por mujeres inmigrantes y que ponen en riesgo su capacidad de tener hijos.

La representante federal por el estado de Washington Pramila Jayapal dijo que recibió la información de tres abogados que representaban a mujeres que fueron recluidas en el Centro de Detención del condado de Irwin, en Ocilla, en el estado de Georgia, y sometidas a "procedimientos invasivos y forzados por un ginecólogo" relacionado con esa prisión.

La enfermera denunció una serie de "prácticas peligrosas" que ocurren en Irwin, entre ellas la extirpación del útero de varias mujeres.

"Desde que se conoció la historia inicial, tengo entendido que hay al menos cinco abogados independientes que representan a mujeres que se han encontrado a sí mismas como parte de este patrón horrible, sometidas a esterilizaciones forzadas innecesarias o procedimientos médicos durante los últimos años", dijo la congresista.

Jayapal y sus colegas Jerrold Nadler, Judy Chu y Zoe Lofgen encabezaron una petición de 173 congresistas en la que urgen a la Oficina del Inspector General del DHS a abrir una investigación inmediata sobre las denuncias de histerectomías.

Por otra parte, Jamille Fields Allsbrook, directora de Salud y Derechos de la Mujer del Centro para el Progreso Americano (CAP), manifestó que “el gobierno de Donald Trump ha ampliado el alcance y la crueldad de la detención de inmigrantes, en particular contra las mujeres latinas y afroamericanas como parte de una agenda política impregnada de supremacía blanca y misoginia”.

“El Congreso y el pueblo estadounidense necesitan saber por qué y bajo qué circunstancias tantas mujeres fueron empujadas a este procedimiento extremadamente invasivo”, manifestó Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara Baja.

*Con información de AP, AFP y EFE









 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4553 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter