Hechos insólitos del golpe de Abril de 2002

Durante el golpe de Estado del 11 de abril de 2002 y los días posteriores, se suscitaron hechos insólitos que en cualquier otro escenario no hubiesen resistido un análisis exhaustivo, sin embargo éstos sirvieron de justificación –en 2002- para la manipulación, el engaño y la validación del posterior gobierno de facto encabezado por Carmona “Entanga”. Una infame sombra de la cual nunca podrá escapar la “oh-posición”, por muy tolerante y democrática que se “venda” en la actualidad.

-Hecho #1: Los “pistoleros” de Puente Llaguno. El pretexto para la acción fascista y la toma del poder por la fuerza, fueron las imágenes de un grupo de manifestantes bolivarianos –ubicados en la avenida Baralt- disparando hacia un objetivo no definido. A pesar de que lo lógico era preguntarse, ¿por qué no hay ángulo visual en la toma hacia el sitio donde disparan?, ningún sesudo periodista, dirigente político u opinador “sin oficio”, hizo la correspondiente acotación. Ni siquiera para guardar las apariencias. A pesar de que no se avistaba ninguna marcha de “oh-posición” por algún lado, no vacilaron en repetir –una y otra vez- que los “pistoleros” de Puente Llaguno habían causado las bajas del bando oposicionista. Les faltó el “detallito” de que también hubo muchos muertos con boina roja, seguidores del proceso revolucionario.

-Hecho #2: La supuesta renuncia de Chávez. Se “machacó” por radio, televisión y prensa escrita, que Chávez había “renunciado” el 11 de abril. Lo sensato era que al menos se mostrara la carta ¡con la firma! Razonable, ¿no? Al contrario, los medios de comunicación golpistas se dieron a la tarea de propalar la tesis de la renuncia para “lavarse la cara” ante la comunidad internacional y le vieron la faz de idiota a más de uno por acá. Sin carta y sin rúbrica presidencial, la tramoya de la “oh-posición” no podía ir muy lejos, así reiteraran al hastío las declaraciones de Lucas Rincón. ¿A poco que el tarado de Alberto Federico “Burro Con Sueño” Ravell aceptaría que allanaran Globoterror con una orden judicial sin la firma? ¿Ignorancia, caradurismo o demencia?

-Hecho #3: Carmona se auto-juramenta y habla de “libertad”. Cuando Carmona “Entanga” se auto-coronó después de haber ultrajado la Constitución de 1999, ni siquiera tuvo la modestia de sugerirle a Burrosales que le tomara el juramento, lo cual delató una aberrante pose de arrogancia y autosuficiencia “corporativa” sin parangón. Como obedientes pupilos del Imperio, siguieron al pie de la letra la cínica lección: dinamitar la democracia en nombre de la “libertad y la justicia”. La gran contribución de la derecha vernacular al 12-A, fue haber desplegado al cenit su “frivolidad-atorrante-y-bobalicona-al-estilo-Sambil” con la supresión (mediante decreto) del vocablo “bolivariana” del nombre oficial de Venezuela. A partir de entonces, ¿quién podía dudar de la profundidad discursiva y pragmática de la “oh-posición?

-Hecho #4: Los periodistas de los medios golpistas “temen” por su vida. Luego de haber “arriesgado” la integridad física el 11 de abril, donde debieron haber corrido mucho peligro por culpa de los “círculos chavistas”, los francotiradores del “rrrégimen” y los “pistoleros” de Puente Llaguno, los “envalentonados” comunicadores de los medios mercantilistas se escondieron como hienas el 12 y el 13 de abril, ya que –de acuerdo con ellos mismos- no había condiciones de seguridad (¿?) para desempeñar su trabajo. ¡Jajaja! ¿Por qué tanto culillo de la noche a la mañana? ¿Culilluos “overnight”? La maquinaria mediática así pretendía sustentar su “blackout” noticioso: con un puñado de cobardes “fablistanes” huyendo de su deber constitucional de informar oportuna y verazmente. ¿Qué pensaríamos de un piloto de avión comercial o de un policía que esgrimiera semejante estupidez ante una contingencia de vida o muerte? Definitivamente, Globoterror y sus secuaces silenciaron adrede los acontecimientos del 12 y el 13-A; los servicios satelitales de imágenes para noticieros, como Reuters y APTN, ya habían distribuido –a todos sus suscriptores- tomas de los movimientos de personas en Caracas –y otros lugares del país- para exigir el retorno de Chávez. Los canales comerciales ya disponían de esa información, ¿por qué no la transmitieron? Mientras más tratan de esclarecer su abominable silencio durante esos días, más se oscurecen en su patraña.

-Hecho #5: El alcalde de Baruta ¿pide? efectuar una requisa (¡!) en una embajada. En un hecho sin precedentes en la Historia Universal reciente, una máxima autoridad municipal del Este capitalino “solicitó” al embajador cubano que lo dejara “verificar” –con su policía patotera- si en las instalaciones del cuerpo diplomático se hallaban “Diosdado Cabello y su combo”. Tú sabes, sólo para disipar sospechas. Al son de turbas enardecidas que destrozaron vehículos para “desestresarse” un pelín, Capriles Ratonsky hizo “puchero” porque no le permitieron “encanar” al entonces Vicepresidente. El efebo de Primero Golpista engendró –en 2002- una nueva “doctrina” del Derecho Internacional: la vulneración de suelo extranjero en una embajada es admisible…si se persigue a un “chavista prófugo”. ¡De locos!

-Hecho #6: 14 de abril, el día que no hubo periódicos. Después de 7 largos años, aún aguardamos por una explicación del Bloque de Prensa Venezolano o de la Sociedad “Intergaláctica” de Prensa, acerca del por qué no hubo rotativos en la calle el 14 de abril de 2002. ¿Por qué se recogieron esas ediciones? ¿Qué había de comprometedor en ellas? ¿Qué caretas habían terminado de caer ese domingo? ¿No era noticia la retoma de Miraflores y el retorno de Chávez? Otro de los enigmas no resueltos de la Venezuela Contemporánea.

UNA CADENA DE RADIO Y TELEVISIÓN NECESARIA

En el marco de un nuevo aniversario del Golpe de Abril y de la ejemplarizante sentencia dictada al brazo armado que actuó contra civiles inocentes en Puente Llaguno, es perentoria la emisión en cadena nacional de radio y televisión del impecable documental de Ángel Palacios, “Puente Llaguno: Claves de una Masacre”. Lamentablemente, muchísima gente –incluso de las filas revolucionarias- no conoce los irrebatibles argumentos científicos de dicho material fílmico, el cual desmonta con un proceder magistral las falacias de la “oh-posición”. Es una asignatura pendiente del Gobierno Revolucionario que ningún venezolano, sea cual sea su postura ideológica, deje de ver y analizar la histórica pieza audiovisual del cineasta Ángel Palacios.

(*) Tesista de Idiomas Modernos en la UCV
elinodoro@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4657 veces.



Adan Gonzalez Liendo (*)

Traductor, corrector de estilo y locutor

 elinodoro@yahoo.com      @rpkampuchea

Visite el perfil de Adán González Liendo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a76168.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO