A los Vivancos, Bushes, Condolezas, McCains u Obamas, aquí les va este repique

Cuando hablamos de “derechos humanos” suponemos que deberían ser los que conocemos y medio atendemos y respetamos. Supuestamente los mismos defendidos por Humans Rights Watch, HRW, Guardianes de los Derechos Humanos. ¿Serán en verdad los de Vivanco y la CIA, y los de Bush y todas las organizaciones paradefensoras de derechos humanos pagadas por la NED?

Serán los de nuestra escuálida clase mayor (dirigentes de la oposición en todos los niveles y géneros), los uña en el rabo, pues, ya que la pequeña escualidez por desinformación, la mediáticamente engañada es una simple víctima de… de todo eso.

Claro, nos referimos a los contribuyentes con la exclusión y miserias venezolanas contra las que luchamos. Y con ello, con la marginalidad, a la formación, lamentable formación de delincuentes. Son los culpables de que existan venezolanos humildes que sacan sus manos por las ventanas de las celdas con trapos de protesta y que a veces se maten ellos mismos. Y eso por mencionar a los que agarran, porque los que andan sueltos generan dolor y desasosiego en las barriadas. Ah, y en las noticias ampliadas.

En resumen, todo ese desequilibrio gracias a gobiernos del olvido de la IV, o lo que es lo mismo de la bobalicona democracia. Y el eterno apoyo explotador de los gobiernos de USA. Y de gane quien gane.

O será, tal vez, que nada más se refieren a derechos humanos, y donde les gusta hacer hincapié, a la “libertad de expresión para tergiversar o mentir y que la mass media nacional e internacional utiliza como instrumentos para frenar la creación de una patria digna”, o “para proteger a los golpistas que causaron angustia y muerte, actuando contra un régimen probadamente democrático”; o “para respaldar huelguistas petroleros que llenaron de desasosiego a una población y la desabastecieron” o “para apoyar a decadentes organizaciones de trabajadores que crecieron en la corrupción del viejo esquema sindicalero” y, eso sí es seguro, para… joder y joder.

Esta cadena de descerebrados sin alma, sin pizca de solidaridad en el corazón, no se pasea por la situación de olvido mundial de los derechos humanos, tomada de un correo que me enviaron con un artículo de Mier Hoffman (a quien espero poder rebatir alguna de sus tesis sobre la muerte del Libertador), al cual hice algunas adaptaciones y que describiremos a continuación:

La Tierra tiene 6.500 millones de habitantes repartidos en 202 países, distribuidos en 5 continentes. De toda la población apenas el 10 % tiene acceso al 70% de las riquezas del planeta, mientras que la insignificante cifra del 0,001% entra en la categoría de ricos y el 5% tiene acceso a la alimentación, a la salud, a vivienda y a la educación. Todo lo demás es pobreza, miseria y desolación. Por lo tanto podemos afirmar que la tierra es un planeta de pobres y mendigos, que celebrará el 17 de octubre como el 'Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza', y que requiere sean atendidos por que está en lo más profundo del concepto de los Derechos Humanos, los Jiuman Rait. Son cifras alarmantes de la UNICEF, ONUSIDA, FAO y la OMS que arrojan los siguientes resultados y que en ningún caso “son noticias”:

  • No es noticia, ni atropello a los derechos humanos que cada 8 segundos muere un niño por agua contaminada, ni que 1.200 millones de personas no tienen acceso al agua potable
  • No es noticia ni atropello a los derechos humanos que 2.000 millones de personas no tienen acceso a la salud, ni que cada minuto muere una mujer embarazada, ni que cada segundo muere un bebé recién nacido, todos por falta de atención médica. Y de los niños sobrevivientes dos millones mueren por problemas neonatales, 1,6 millones por diarreas y 1,4 millones por neumonías. Lo que significa que cada año 11 millones de jóvenes mueren antes de la pubertad
  • No es noticia ni atropello a los derechos humanos que cada minuto muere un niño por SIDA, ni que 50 millones de personas están infectadas, lo que significa que la cifra aumentará a 250 millones en los próximos 50 años, ni que el 55 % de la población mundial vive en condiciones de insalubridad y 300 millones sufre cada año de Malaria.
  • No es noticia ni atropello a los derechos humanos que el 80 % de toda la sangre para las transfusiones que se comercializan en el planeta son vendidas por los pobres a 10 centavos de dólar el litro
  • No es noticia ni atropello a los derechos humanos que anualmente se realizan 200 mil transplantes de riñón, 100 mil de corazón, 1 millón de corneas, 300 mil médulas, 5 mil hígados, 2 millones de piel y 100 mil de pulmones; cuyos órganos en un 90 % provienes de los países pobres, donde el imperio económico instala hospitales 'gratuitos' para extraerlos de los pobres los órganos que demandan las clínicas privadas del planeta
  • No es noticia ni atropello a los derechos humanos que el 70 % de los órganos transplantados a los niños ricos del mundo les fueron extraídos a los niños pobres que son secuestrados en Brasil, Nigeria y México
  • Como tampoco es Noticia que 10 millones de niños y niñas mueren antes de cumplir los 5 años y 507 millones de personas mueren antes de cumplir los 40 años
  • No es noticia ni atropello a los derechos humanos que cada año hay 133 millones de nuevos nacimientos en el mundo, de los cuales 14 millones son prematuros, 4 millones con malformaciones congénitas y 13 millones mueren por falta de incubadora y que el 90% de todos estos casos ocurren en los países subdesarrollados
  • No es noticia ni atropello a los derechos humanos que cada 3 segundos muere un niño por hambre y desnutrición, ni que cada año 530 mil mujeres embarazadas también mueren por desnutrición. Ni que 800 millones de personas no tienen acceso a una buena alimentación y 400 millones sólo comen una vez al día, que 177 millones de niños sufren retraso en su crecimiento por desnutrición; que 2 de cada 7 niños sufren retardo mental por desnutrición
  • No es noticia ni atropello a los derechos humanos que 771 millones son analfabetas
  • No es noticia ni atropello a los derechos humanos que el 70 % de los pobres del planeta son mujeres, que el 55 % de las mujeres son madres solteras y de ellas un 50 % viven en extrema pobreza
  • No es noticia ni atropello a los derechos humanos que 100 millones de niños son explotados en la prostitución infantil y que un 32 % de las niñas menores de 15 años son embarazadas, cuyos nacimientos el 55 % surgen los futuros posibles delincuentes de la sociedad; como tampoco es noticia ni atropello a los derechos humanos que 2 millones de niñas sufren mutilación genital cada año
  • No es noticia ni atropello a los derechos humanos que 250 millones de menores de 15 años no estudian y son explotados por empresarios desalmados.
  • Cómo tampoco es Noticia ni atropello a los derechos humanos que la televisión, con su programación de sexo y violencia, es la causante del 75 % de la delincuencia juvenil y la violencia sexual

Todo ello significa, además de la violencia y la angustia que generan, que cada año mueren 13 millones de personas en el planeta por distintas causas, lo que equivale a 21 personas cada minuto.

Partimos de que USA, y sus países aliados, para “la paz” envían a jóvenes soldados, preferiblemente latinoamericanos, y a cientos de barcos y aviones, y lanzan proyectiles y bombas de todo tipo, y asesinan a millones de seres humanos, niñas, niños y mujeres y hombres, y ancianas y ancianos, y quedan mutiladas otras tantas miles. Y destruyen las casas, los edificios residenciales, las bibliotecas –saqueándolas-, y museos –saqueándolos también-, y destruyen teatros, con ellos toda su historia, y hospitales, y etc.,… en países de cualquier parte del planeta cuyos gobernantes y habitantes tienen que parecerse a ellos, por lo que requieren ser enseñados a vivir en “su estilo de democracia”, y hasta cambiarles su organización política y familiar, su religión y sus maneras de hacer el amor, que equivale a modificarles todas sus costumbres y tradiciones, y el alma, pues.

Por ello insistimos lo que en otras oportunidades, y que en alguna ocasión también describió el Presidente Chávez, que quisiéramos ver a todas esas embarcaciones y a toda esa gente belicosa transformada en agentes defensores de los derechos humanos y, además de no causar tantos daños, las lleven atapuzadas de alimentos y medicinas y las distribuyan sobre todo con caridad y amor.

¿Verdad que da arrechera que seamos impotentes ante tanta barbarie universal?

¿Verdad que además de sentirnos regocijados por nuestro progresivo crecimiento como país, aprobamos en Chávez -el líder que ha hecho despertar a los pobres, personas y países- su clara vocería de la angustia terrestre?

Aun lo pequeño que seamos como país ahora nos sentimos inmensos y orgullosos de nuestra soberanía y nuestra solidaridad universal. Por eso se nos humedecen los ojos cuando Chávez habla con la fuerza de la razón en los escenarios internacionales.

¡Viva Chávez! ¡Viva la Patria venezolana! ¡Viva la patria amerindia!

Viva la Tierra toda, pero dentro de una igualdad mundial, salvando al planeta y correspondiéndose a una pequeña utopía: ¡Viva la gran patria Universal!

Y no olvidemos, compatriotas, la conspiración nacional y universal contra Chávez y nuestro pueblo está vivita. Igual o más fuerte que en los primeros años del siglo, con golpe y saboteo y todo. Alertas todos. Incorporémonos a las milicias en cualquier forma. Dar respaldos permanentemente al Presidente. Acallar voces apátridas de cualquier tipo, hasta de las más simples.

¡Patria –Chávez–, Socialismo –Chávez y nosotros– o muerte –todos–! así unidos, actuando solidariamente y trabajando con eficiencia, sin dudas ¡VENCEREMOS!

edopasev@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2192 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor