Abril 2.002 y la deuda con el pueblo…

Hay desde el 2.002 una deuda pendiente con el pueblo Venezolano, con aquellos que tomamos las calles y defendimos esta revolución en sus peores horas, una deuda con aquellos que esos días nos dejaron por culpa de balas oligarcas.

La deuda es la cárcel el castigo de todos aquellos que en esos días se levantaron contra el pueblo.

Y es que de aquellos en ese salón el día de la juramentación de Carmona ni uno fue castigado….ni uno solo le rindió cuentas al pueblo y a la justicia.

Seis años han pasado y algunos de esos que asistieron en el salón de miraflores a la traición del pueblo, han sido exonerados de sus culpas por nuestro gobierno, sin ni siquiera purgar un día de cárcel un día de encierro, por los actos cometidos contra nuestro pueblo.

Y recuerdo yo esos días como muchos (Miles y miles) salimos a la calle pensando a lo mejor no regresábamos a ver a la vieja y a los chamos, salimos a defender la revolución, no sabiendo como y siempre con el QUE COÑO PUEDO HACER. Pero es que el corazón nos llevo a la calle, nos llevo a buscar la liberta arrebatada hacia unas pocas horas. Y algunos no regresaron a sus casas, dejaron sus vidas en las calles buscando la libertad.

Y ha pasado seis años….y ellos están bien, están día a día buscando agredir esta revolución otra vez. Y viajan a Colombia a reunirse con Carmona y la oligarquía Colombiana para atacar nuestra revolución. Y viajan a Miami para recibir dólares para seguir agrediendo nuestra revolución….

Y nosotros seguimos aquí preparados para combatir nuevamente el día que quieran agredir a nuestra revolución. Con nuestras manos con nuestra presencia y si es necesario con nuestras vidas.

Pero yo en verdad en Abril no celebro, no puedo, estoy de luto por aquellos que quedaron en las calles y con la terrible frustración de no ver castigados por todo aquello.

Y es que cuando veo los videos y cuando veo las fotos de aquellos que pisaron miraflores en abril del 2.002 para tratar de parar nuestra revolución y ponerle las cadenas al pueblo de nuevo y que hoy salen con sus caras duras dando declaraciones o aquellos que en otros países viven muy bien en sus refugios…. Solo puedo sentir frustración y el terrible sabor de la insatisfacción por la justicia que no se cumplió.

Pero ese soy yo una sola molécula de esta tormenta revolucionaria.



robertoperez57@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1984 veces.



Roberto Perez


Visite el perfil de Roberto Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Pérez

Roberto Pérez

Más artículos de este autor