¿Está de moda el bullying?

Siempre nos conseguimos algo nuevo que para uno y para muchos era desconocido y nos dice que en esta sociedad de cambios constantes aparecen nuevos términos que dan ideas a fenómenos sociales…, pero no dan una definición exacta del problema y que además uno los puede asociar a cada evento o situación compleja del comportamiento humano. Sin embargo, para la comprensión lectora, el individuo en su afán de conocimiento, asocia los elementos y datos para su comprensión.

Por ello, ejemplifico, que dentro de las diferentes formas de acoso escolar que existen el bullying psicológico que es uno de los más difíciles de detectar, ya que las formas de agresión usadas en este caso pueden pasar desapercibidas para aquellas personas ajenas al problema. En esta lectura comprensiva te damos algunas las ideas para poder tomar medidas si crees que tú hijo estés pasando por esta situación.

Lo primero es que hay que formularse una serie de interrogantes, como por ejemplo; Qué es el bullying psicológico? Responderemos, a manera "apreciativa", que el bullying psicológico el agresor utiliza las amenazas para conseguir manipular a su víctima, pero también se incluyen aquí otras acciones como la intimidación, la manipulación e incluso el chantaje.

Sin embargo, todas ellas tienen en común que afectan de forma directa a la autoestima del niño que sufre este tipo de acoso.

Aunque puede darse solo, lo cierto es que en la práctica este tipo de acoso se da conjuntamente con el bullying físico o con el ciberbullying, como una forma de conseguir que la víctima no cuente lo que le está pasando.

Detectar el bullying psicológico, es una interesante pregunta que debemos hacernos. Debido a su propia naturaleza resulta complicado saber si está habiendo una situación de acoso escolar psicológico. No obstante, los niños que pasan por este tipo de situaciones suelen mostrar rasgos comunes como:

Miedo o rechazo a ir al colegio.

Aislamiento social respecto al resto de compañeros.

Pérdida de apetito.

Dificultad para dormir.

Reacciones violentas frente a sus seres queridos (agresividad verbal e incluso física con los padres y/o los hermanos).

Estado bajo de ánimo.

Cuando hay un cambio drástico en el comportamiento de un niño es síntoma de que algo está pasando.

Otro punto importante es la figura del padre y la madre, porque ellos deben estar al tanto cómo es el comportamiento de sus hijos para saber si está siendo víctima de bullying psicológico. Entonces lo primero que tiene que hacer es establecer o restablecer la relación de confianza con él para conseguir que se abra y explique su problema, en este caso el niño tiene que ser consciente de que debe pedir ayuda a los adultos.

Ahora bien, cuando se nos presenta este tipo de situación nos formularemos otra interrogante cómo actuar ante el bullying psicológico? En su complejidad el individuo en el caso de niños que están siendo víctimas de un problema de este tipo, una vez que los padres son conocedores de la situación deben entablar contacto con la institución educativa donde el niño asiste. Inmediatamente hay que hablar con el docente y el director del centro para que se tomen medidas frente a los acosadores.

Para que haya este tipo de comportamiento en su complejidad, el individuo debe haber sido objeto de influencia de algún estereotipo que los hace actuar de esa forma no solamente en el niño sino también en los adolescentes.

Fijémonos siempre que en estos casos siempre hay un agresor y un agredido. Para los sicólogos la ayuda siempre debe estar dirigida al agredido, en este caso el niño, donde se la imparte terapias para superar el trauma causado por la agresión psicológica como física. Por otro lado; el agresor casi siempre es castigado, creo que a ése se le debe prestar mayor ayuda terapéutica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 600 veces.



Marco Pedraza


Visite el perfil de Marco Pedraza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: