En peligro el próximo Miss Venezuela: “TSJ acecha”

En Venezuela ya no hay posibilidad de decidir nada por la vía del voto. Se suspenden las elecciones sindicales, las elecciones regionales, la posibilidad del referéndum revocatorio... no hay elecciones de junta de condominio, no hay elecciones “de nada”. Queda el miss Venezuela, que no responde precisamente al voto popular, y ya se habla de que el TSJ se plantea suspenderlo por temor a un resultado adverso al gobierno nacional.   

Lo que sí parece que tendrá su reina segura será el carnaval, pues bien sabido es que dicha actividad responde originariamente a la democracia adeca. Y esa es la democracia que inspira a la dirección política del PSUV-Gobierno, la del whisky caro, del póngame donde “haiga”, del cinismo politiquero, del carnet, la de la campaña “Caracas te quiero” retocada por Jorge Rodríguez a un “Te quiero Caracas”, del nepotismo chévere, de la persecución y por supuesto de aspirar a lanzar a los adversarios desde los helicópteros.

Pero que no sea solamente la sátira que nos gane en el presente escrito, así podemos decir que el TSJ y el gobierno con su política autoritaria y antidemocrática, no solo responden a cualquier posibilidad desde el punto de vista democrático-electoral. Esto último es una forma de parar o paralizar cualquier alternativa que escape a la polarización impuesta PSUV-MUD y que pueda poner en riesgo el pacto de dichas cúpulas, aunque el grueso o lo sustancial de dicho pacto se reduce al tema económico, que a la vez se traduce en crisis política.

La creación reciente del llamado comando anti golpe, así como la colocación en la vicepresidencia de la republica de Tarek El Aissami, es una respuesta a la altura de la situación que estamos atravesando, pero por la negativa. Es potenciar aún más el aparato represivo ante lo que se podría venir en este año que apenas comienza. Vale recordar que Maduro resaltaba la encomienda al nuevo vicepresidente de perseguir a los “corruptos” y a los “traidores”

No se había posicionado bien el señor El Aissami en su cargo y ya comenzaba a correr una ola de rumores de posibles detenciones a personalidades, que según la lógica de la burocracia podrían calzar fácilmente de “traidores”. Entre ellos circulaban los nombres de Miguel Rodríguez Torres, Cliver Alcalá Cordones y el siempre oscilante nombre del compañero Nicmer Evans.

Ahora, decíamos más arriba que lo sustancial realmente tiene que ver con lo económico y ahí es fundamental precisar cómo están estructurados y funcionando los llamados 14 motores de la economía productiva. El motor minero por ejemplo, donde están involucradas empresas nacionales e internacionales, se trata de negocios donde la explotación del Arco Minero del Orinoco puede alcanzar volúmenes de 7 mil toneladas nada más en oro.
De igual manera, en el desfalco a la nación, cifra que alcanza los 500.000 millones de dólares nada más que hasta el año 2013, no pudo cometerse nunca sin la complicidad de sectores tanto del gobierno-Estado como del empresariado y del capital financiero, entre ellos los banqueros. Obviamente que ambos sectores tienen sus expresiones políticas en las cúpulas PSUV-MUD.

Es importantísimo resaltar que el gobierno de Maduro se ha encargado de desmontar todas las conquistas del pueblo venezolano en años de luchas. No ha hecho falta que venga un supuesto gobierno de derecha, burgués o imperialista. Es el gobierno de los auto llamados hijos de Chávez el que ha pasado y aplicado un paquete totalmente neoliberal. Es por ello y ante esta situación de una supuesta izquierda que cierra filas con Maduro, decimos que si la izquierda mundial encontró su tumba en Siria, como cita Santiago Alba Rico, en Venezuela le rezaron el novenario.   

Es a partir de todo esto y lo que no podemos abordar por asunto de espacio, desde donde apuntan los Maduro, Cabello, El Aissami y todo su combo con la creación de instancias policiales-militares como el ya nombrado comando anti golpe, enmarcado en un estado de excepción prorrogado a discreción, que tiene al pensamiento crítico entre sus blancos predilectos. Esos son los “traidores” a los que se refiere el señor presidente.

El TSJ seguirá siendo bastión de la política autoritaria del gobierno, la MUD jugará su papel de sostenedor (seria equivocado atribuirle a la torpeza, el hecho de que mientras ellos votaban un supuesto abandono de cargo, Maduro estaba reunido con los empresarios) y nosotros como pueblo debemos mirar hacia adelante. En ese sentido indudablemente que una de las grandes tareas es la construcción de un nuevo referente político. Las protestas de diciembre que hicieron recular a la cúpula rojita por el asunto del billete de 100 nos avisa de una gran enseñanza. ¿Se imaginan toda esa energía con organización y direccionalidad política?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4147 veces.



Gustavo Martínez Rubio


Visite el perfil de Gustavo Martínez Rubio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Martínez Rubio

Gustavo Martínez Rubio

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ddhh/a240186.htmlCd0NV CAC = , co = US