Estados Unidos: Pornografía cultura de la muerte celebra muertes de Gadafi y Hussein

El gobierno y los militares de Estados Unidos se regocijan con la muerte y la intimidación  pornográfica.  Las fotografías y videos de aullantes iraquíes celebrando la horca del presidente Saddam Hussein después de su juicio por una corte improvisada administrada por Estados Unidos  en Irak, además de los abusos físicos. La presunta sodomización y la ejecución del líder libio Muammar Gadafi por parte de rebeldes armados y dirigidos por la OTAN después que su convoy en Sirte, según se informó, fuera alcanzado por un misil lanzado por un avión no tripulado norteamericano, demuestran la fijación norteamericana por las escenas pornográficas de muerte.  

Los gobiernos de George Walker Bush y Barack Hussein Obama comparten la fascinación por el despliegue de los cadáveres de sus enemigos caídos.

Para Bush, se trató de los horripilantes cadáveres tirados sobre una losa de “Qusay y Uday Hussein, hijos de Saddam Hussein después que fueron muertos en un tiroteo con tropas norteamericanas.  Luego, eso continuó con el cuerpo de Saddam Hussein cuando fue ahorcado.

Por supuesto que todo no funcionó  bien para que el presidente Obama transmitiera una fotografía de Osama Bin Laden, presuntamente muerto al resistir el arresto en Abbotabad, Paquistán.  En el caso de Bin Laden existen fuertes razones para creer que el cuerpo no se pudo mostrar debido al hecho que no había tal cuerpo de Osama.

Si un doble de Osama Bin Laden fue muerto o no, tal vez nunca se sepa, pero, lo que si es seguro es que la explicación del gobierno de Obama sobre el entierro de “Osama” en el mar desde un portaviones norteamericano parece dudosa.

Existe también el curioso nombre “Gerónimo” asignado a la operación para matar a Bin Laden.  El presidente Obama, la Secretaria de Estado Hillary Clinton y el Secretario de Defensa, Robert Gates se hallaban en la Sala Situacional de la Casa Blanca cuando escucharon las noticias de parte del equipo de ataque: “Hemos identificado a Gerónimo,” seguido de “Gerónimo EMEA” o sea “Gerónimo enemigo muerto en acción.”

Entre los nativos norteamericanos causó indignación que denominaran a Bin Laden como Gerónimo, aunque este código tiene su propia y tenebrosa historia.  En el año 1918 en otro macabro despliegue de morbosidad por parte de la elite política norteamericana, Prescott Bush, futuro senador y padre y abuelo de dos presidentes, presuntamente excavó la sepultura del famoso líder Apache, Gerónimo y robó su calavera y algunos huesos.  Se dice que estos restos permanecen entre las preciadas posesiones de la elite de Yale y su secta secreta de la Calavera y los Huesos junto con la calavera del ex presidente Martin van Buren, el único presidente norteamericano que no está en linaje ni cercano ni lejano con la familia real británica.

Mientras el cuerpo de Gadafi junto al de su hijo Mo’tassim y el del ex comandante del ejército libio, Abu Bakr Yunis se podrían en un frigorífico de carne en Misrata –para que los viera todo el mundo—emergieron nuevos detalles en torno a las últimas horas de Gadafi en Sirte.  El día 19 de octubre alrededor de las 08:00 a.m. en Sirte, un convoy compuesto por 70 vehículos salió de la intensamente bombardeada ciudad dirigiéndose hacia el oeste.  Hubo también mensajes por Twitter originados en Sirte informando que en la ciudad se veían al amanecer banderas blancas en señal de rendición.  No obstante, un avión no tripulado, Predator de la CIA que seguía al convoy transmitió sus coordenadas a la OTAN.  Aviones franceses y otros de la OTAN atacaron al convoy incinerando a muchos de sus pasajeros y conductores. Muchos de los muertos eran libios negros. Existen ahora informes sobre tumbas masivas en Sirte que contienen los cadáveres de cantidades de seguidores de Gadafi y miembros de su tribu. 

Ha habido algunos informes en el sentido que una tregua y una rendición de Gadafi y sus fuerzas se estaba negociando entre algunos dirigentes rebeldes y la comitiva de Gadafi con los auspicios de la Gadadfa (tribu a la cual pertenece Gadafi) y líderes tribales en Sirte.  Una vez que el convoy se desplazó por la carretera hacia el oeste, como se informó, con banderas blancas en algunos vehículos, la caravana que no estaba haciendo fuego contra las fuerzas rebeldes o de la OTAN fue atacada por esta.  Testigos de las negociaciones para la rendición y/o salvoconducto serán difíciles de encontrar ya que uno de los asesinados por los rebeldes libios en su casa en la ciudad de Sirte, se dice que era el jefe de la tribu Gadadfa quien participaba en las negociaciones para una rendición y salvoconducto.

Informes que dicen que Gadafi estaba tratando de romper el cerco de las líneas enemigas en torno a Sirte no tienen ningún sentido ya que el convoy salió después que amaneció a plena luz del día en circunstancias que las banderas blancas podían ser vistas claramente por los beligerantes y los mensajes por Twitter emitidos desde Sirte indican que los rebeldes, las fuerzas pro Gadafi y los observadores neutrales, todos podían ver las banderas blancas.  Si Gadafi hubiera querido intentar un escape, lo habría hecho de noche y con las luces apagadas.

Una de las últimas cosas que se oyó decir a Gadafi a sus captores es “¿Puedes tú distinguir entre el Bien y el Mal?”  Si los rebeldes y la OTAN renegaron de una promesa de salvoconducto e ignoraron las banderas blancas reconocidas universalmente, que significan tregua o rendición, esto constituiría una grosera violación de las Convenciones de Ginebra de 1899 y de 1907 y por lo tanto sería un crimen de guerra.  Bajo las convenciones, la bandera blanca está protegida como una señal que la parte que se acerca trata de rendirse o negociar las condiciones para una rendición.  Aquellos que levantan una bandera blanca no pueden disparar ni se les puede disparar.

Si la OTAN y los rebeldes violaron la bandera blanca en Sirte, esto representaría una de las primeras grandes violaciones de una práctica que se inició en Oriente en la Dinastía Han en China en el año 25 y que fue reconocida por el Imperio Romano, por los ejércitos durante la Edad Media y desde entonces por todas las naciones grandes y pequeñas.  Una violación por parte de la OTAN de la bandera de tregua representaría un retroceso flagrante hacia la barbarie de la “organización de defensa colectiva.”

Ante la noticia de la muerte de Gadafi, Hillary Clinton  reaccionó riéndose complacida como una colegiala.  Al prepararse para una entrevista con la cadena CBS News, la Clinton, que recientemente había estado en Libia, bromeó diciendo “Fuimos, vimos y murió”.  Otros líderes de la OTAN, incluyendo a Obama, David Cameron, Nicolás Sarkozy y Anders Fogh Rasmussen como también al Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon  quienes todos se identifican como cristianos, expresaron alivio y regocijo ante las noticias sobre la muerte de Gadafi.  Actitudes muy poco cristianas, por cierto.

El brutal tratamiento dado a Gadafi y a sus seguidores se compara con el tratamiento dado por las fuerzas norteamericanas a detenidos en Irak, incluyendo el abuso pornográfico de los prisioneros, incluso  a menores de edad en Abu Ghraib y en otras prisiones.  En el informe del general de ejército norteamericano, Antonio Taguba, se mencionan ejemplos de guardias norteamericanos obligando a prisioneros hombres y mujeres en posiciones explícitas desnudos, incluyendo apilamientos humanos y tomándoles fotografías y videos, obligando a prisioneros varones a usar ropa interior de mujer, obligándolos a masturbarse mientras eran fotografiados y filmados, sodomizándolos con palos de cepillos.  Uno de los prisioneros asesinados por las fuerzas norteamericanas, Manadel al-Jamadi fue mantenido con hielo para evitar su descomposición y sacado rápidamente cuando llegaron los investigadores y así encubrir que había sido asfixiado por los guardias norteamericanos.

Los abusos de Abu Ghraib continúan ramificándose y de ahí ha resultado una demanda en California, Ford v/s CARNG (California Army Reserve National Guard).  La querella plantea el caso del “sargento en situación de retiro Frank G. Ford quien el año 2003 fue destacado en Irak con la Unidad de Inteligencia Militar 223 de la Brigada de Inteligencia Militar 205 como Agente de Inteligencia y Paramédico quien fue amarrado a una camilla en contra de su voluntad y secuestrado.  Acto seguido, fue enviado desde la Zona de Guerra (Irak) a Alemania…. Esto, debido a que él denunció las torturas que se estaban realizando en la prisión de Abu Ghraib como también sobre la muerte en la tortura de un prisionero bajo custodia.”  La querella también señala que “Ford cuidó y suministró tratamiento médico, en su condición de paramédico, a numerosas víctimas de tortura.”

Actualmente un video en circulación muestra a un rebelde libio sodomizando a Gadafi con lo que parece ser el cañón de un fusil, lo que recuerda las escenas de la casa norteamericana del horror en Abu Ghraib.  La decisión de Obama de convertirse en juez, jurado y verdugo en las sentencias de muerte (asesinatos selectivos) llevados a cabo por aviones no tripulados de la CIA sobre Yemen el 30 de septiembre pasado contra los ciudadanos norteamericanos Anwar al-Awalaki (ex confidente islámico del Pentágono) y Samir Khan y en otro ataque de avión no tripulado el 14 de octubre pasado también en Yemen que mató al hijo adolescente de Awalaki, Abdularahman al-Awalaki, también ciudadano norteamericano.  Todo esto refuerza la creciente impresión que Obama dirige un culto a la muerte tipo Vudú que ha sido adoptado por los militares y la política exterior de Estados Unidos.

Mediante la palabra y la acción, Estados Unidos y sus subordinados de la OTAN han tirado por la borda miles de años de tradición militar caballerosa, la práctica del sentido común y el derecho con un trasfondo de fondo de comportamiento morboso y pornográfico.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

 editorial@strategic-culture.org

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5042 veces.



Wayne Madsen (EUA) Traducción Sergio Anacona

Escritor. Especializado en Asuntos Internacionales


Visite el perfil de Wayne Madsen para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad



Revise artículos similares en la sección:
Internacionales