Crudeza y dureza de la política

Toda fuerza política en confrontación con otras fuerzas, sean internas o externas, tengan carácter nacional o este articulado con otras fuerzas operativas en una región o en el planeta,, sin importar sus dimensiones y sus propósitos políticos; desarrolla su acción en todos los espacios propios y extraños que sean necesarios para alcanzar sus fines; en unos, con plena identidad de sus elementos y reivindicación de sus actividades y, en otros, con la discreción, clandestinidad o secreto derivado de encontrarse en territorio enemigo o, en un espacio en donde no cuenta con la aprobación o el apoyo de quienes lo controlan.

Tal aseveración es natural para un Estado, para una fuerza revolucionaria anticolonial o, una fuerza revolucionaria de clases porque, por mucho que el espacio territorial sea amplio y permita su movilización interna, necesita desarrollar operaciones logísticas de avituallamiento, enfermería, aprovisionamiento bélico y relación política, para lo cual es esencial atravesar los límites de su espacio propio y adentrarse en los espacios de otros, con o sin el consentimiento de quien lo controla y, con el riesgo, de ser confrontado con la fuerza dominante en ese territorio, apresados los elementos que incursionan, procesado y condenados o en su defecto, deportados, extraditados o simplemente entregados, según las circunstancias políticas que unan o separen a la fuerza incursionante y sus relaciones con otras fuerzas con interés en ese conflicto y con la fuerza que tiene el dominio del territorio, sin negar la posibilidad de sea por error de unos y otros o, por decisión política o simplemente humana de los elementos de ambas fuerzas, puedan hacer ejercicio de las armas, con los resultados de muertos y heridos.

En atención a estas circunstancias inmanentes a la lucha política, tales fuerzas desarrollan, por un lado, un vasto aparato de funcionamiento secreto que permite camuflar sus elementos en tránsito por territorio no propio y esconder los recursos transportados, con el fin de garantizar su llegada al lugar indicado, para lo cual, no solo “siembran” de elementos de apoyo las rutas regulares y extraordinarias de movilización, sino que consiguen apoyos de elementos propios de los lugares o adquieren su apoyo mediante la compra de voluntades y servicios, generalmente, sin que estas personas conozca el hecho en el cual están siendo involucrados. Pero, en otros casos, la fuerza política trata de alcanzar acuerdos con la fuerza dominante del territorio de movilización, sean estas encubiertas, alcance algunos niveles de mando o Poder o incluso, bajo determinadas circunstancias, formales; lo cual le da una posibilidad de movilización con cierta seguridad que les permite alcanzar sus objetivos con bajo costo político, financiero y humano.

Las fuerzas que operan en estar circunstancias están concientes de los límites de su accionar y las reacciones que sus actividades pueden provocar en las fuerzas ubicadas en los espacios fuera de su dominio territorial, sea por evitar que las acciones de la fuerza incursionante le puedan provocar respecto a otras fuerzas con las que tienen relaciones, o por evitar que tal incursión se convierta en base para la penetración y asentamiento de una fuerza extraña y potencialmente rival en su propio territorio o, por considerase contraria a los propósitos que promueve esta fuerza que pretende usar su espacio territorial. Sin embargo; tales fuerzas aceptan el precio como parte del sacrificio necesario e inevitable para alcanzar sus objetivos y preparan a sus elementos sobre como actuar en caso de ser capturados por las fuerza del territorio ajeno, lo cual, generalmente incluye la identificación personal, su condición de parte de la fuerza incursionante y, en el caso de que así sea el caso, su rango o jerarquía militar o responsabilidad política.

Si tal fuerza tienen legitimidad reconocida de la fuerza que controla el territorio de la incursión, podría tratar de conseguir una solución extralegal o política del hecho pero ello depende, no del interés de la fuerza incursionante, sino de las circunstancias propias y del contexto político de la fuerza que controla el territorio donde se produjo la incursión pero, en el caso de que así no sea, podría reivindicar a sus elementos detenidos o mantener el secreto de su relación política para estudiar opciones de negociación encubierta, corrupción de algunos mandos de la fuerza que tuvieran que ver con la custodia de los detenidos, esperar la posibilidad de un canje directo de prisioneros o una triangulación con un “tercero” que pudiera verse beneficiado por un acuerdo de ese tipo o, finalmente, una operación de rescate de los elementos detenidos, calculando los costos políticos y humanos que una operación de ese tipo puede producir.

Lo que no puede haber duda es que cualquiera que fuese la naturaleza de la fuerza que incursiona en territorio no propio, debe saber que su comportamiento afecta el control del territorio por parte de otras fuerzas y que en razón de ello, estas defenderán su control porque de ello dependen la afirmación de su Poder sobre el territorio y la población que la habita y la consecución de sus objetivos que, siendo Estado, fuerza beligerante o movimiento en rebelión, deben alcanzar, como parte de su oferta de Poder que explica y justifica su condición de fuerza representativa de un conglomerado humano identificado con sus propósitos y los medios legales o extralegales que usa para alcanzarlo.

Tal es la crudeza y dureza de la Política y tales son los retos que este tipo de lucha trae consigo. Quien ha estado en el “zafarrancho” de la guerra o, ha estudiado tales procesos políticos, lo sabe muy bien y lo explican desde la Política y solo desde la Política, porque solo en ella tiene ese origen y en ella puede tener explicación. La tristeza y la solidaridad humana con el camarada o la camarada preso; eso es, dolorosamente, otra cosa.


yoelpmarcano@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1780 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a124438.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO