El ágora de la poesía

El Festival Internacional de Poesía en Medellín celebra los universos paralelos de los sueños y la utopía a través del idioma del amor, la paz y la justicia social. Poetas y poetisas de diversas culturas se unen para celebrar la diversidad.

La poesía es un universo de emociones y palabras entrelazadas, un lenguaje que trasciende las barreras de lo cotidiano y nos transporta a mundos desconocidos. Es el arte de expresar lo inefable, de capturar la esencia del alma y plasmarla en versos.

La poesía es un suspiro que se convierte en melodía, un eco que resuena en el corazón. Es el refugio donde los sentimientos encuentran su voz y se liberan en forma de metáforas, imágenes y ritmo. Es una danza de palabras que acarician el alma y despiertan emociones dormidas.

En cada verso se esconden los sueños, las pasiones, las alegrías y las tristezas. La poesía nos invita a mirar más allá de lo evidente, a explorar los recovecos del pensamiento y a descubrir la belleza en los detalles más simples.

Es un puente que conecta al poeta con el lector, un diálogo íntimo que trasciende el tiempo y el espacio. A través de la poesía, nos encontramos con la voz de quienes han sentido en lo más profundo y han encontrado en las palabras su salvación.

La poesía es un grito de libertad, una forma de resistencia ante la opresión y la injusticia. Es un arma pacífica que lucha por la igualdad, por la justicia social y por la transformación del mundo. En cada verso se alza la voz de los marginados, los olvidados, los que claman por un cambio.

Es también un bálsamo para el alma herida, una medicina que sana las heridas emocionales y nos reconforta en los momentos de soledad. La poesía nos abraza con sus versos y nos susurra al oído que no estamos solos, que hay belleza en medio del caos y que siempre hay esperanza.

La poesía nos invita a observar con nuevos ojos, a detenernos en los detalles que pasan desapercibidos. Nos enseña a apreciar la fugacidad de un instante, la cadencia de un suspiro, la fragilidad de un latido.

Es un viaje a través de las palabras, un paseo por paisajes imaginarios, por mundos inventados. Nos sumerge en la magia de lo irreal y nos permite explorar lo más profundo de nuestra imaginación.

La poesía es diversidad, es la voz de todas las culturas, de todas las épocas. Es un puente que une a todos los seres humanos a través del lenguaje universal del corazón. No entiende de fronteras ni de barreras, trasciende el tiempo y el espacio.

Es una forma de arte que se reinventa constantemente, que se adapta a los cambios del mundo y se nutre de nuevas experiencias. La poesía vive en cada palabra escrita, en cada verso recitado, en cada suspiro compartido.

En definitiva, la poesía es vida. Es el reflejo de nuestras emociones más profundas, el eco de nuestros anhelos y deseos. Nos invita a soñar, a cuestionar, a imaginar. Es un regalo que tenemos al alcance de nuestras manos, una ventana abierta hacia el infinito.

Así es la poesía, un abrazo en forma de palabras, un consuelo en momentos difíciles, una guía en el laberinto de la existencia. Nos enseña a vivir con intensidad, a amar sin medida y a encontrar belleza en cada rincón del universo.

La poesía es un regalo que nos hace humanos, una llama que arde en nuestro interior y nos conecta con lo etéreo. Es un tesoro que debemos cuidar y valorar, porque a través de ella encontramos nuestra voz y descubrimos quiénes somos realmente.

En cada verso, en cada palabra escrita, la poesía nos recuerda que estamos vivos, que somos parte de algo más grande. Nos invita a danzar con las letras y a descubrir los secretos del alma.

La poesía es amor, es paz, es justicia social. Es el eco de la humanidad en busca de su propia trascendencia. Es el lenguaje del corazón que nos une a todos como seres humanos.

En resumen, la poesía es un regalo divino, una forma de expresión única que nos permite explorar los límites de nuestra imaginación y conectar con lo más profundo de nuestro ser. Es un arte que trasciende el tiempo y el espacio, que nos invita a reflexionar sobre la vida y a encontrar belleza en cada momento. La poesía es vida misma en su forma más pura y sublime.

Medellín, ciudad de la eterna primavera,

los poetas y poetisas, con versos guerreros,

muestra la pujanza de la palabra

Por las calles llenas de versos

desfilan los poetas con sus colores,

mostrando en sus poesías el arte,

de una tradición que no se parte.

Los Poemas con su carga de la palabra,

demuestran que la guerra no es nada, con la paciencia y la perseverancia,

que se necesitan para la Paz, el amor y la naturaleza

Medellín, ciudad de luz y de vida,

que en cada rincón de su festival se siente la poesía, haciendo de la capital de la montaña, y de la eterna primavera, una ciudad diferente con su festival internacional de poesía...

#festivalpoesiamedellin #poesia #poesiaenespañol #poesiadelalma #poesiadeamor #poema #poetasdeinstagram #herenciaCultural #literaturalatinoamericana #literaturacolombiana



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1547 veces.



Jhon Jairo Salinas

Dirigente Social, Promotor de Derechos Humanos, Activista del Movimiento Social por la Paz en Colombia, Poeta y Escritor.

 jjsalinas69@gmail.com

Visite el perfil de Jhon Jairo Salinas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhon Jairo Salinas

Jhon Jairo Salinas

Más artículos de este autor