¿Qué pása con los sueldos y las vacunas de los profesores universitarios en Venezuela?

Escribo estas líneas en momentos en que por redes sociales circulan las actas de los acuerdos contractuales logrados entre los ministerios llamados del "poder popular" para la educación, del proceso social del trabajo y federaciones que reúnen sindicatos docentes venezolanos.

Contiene al parecer una nueva "nivelación salarial" de varios ceros a la derecha (que tampoco son gran cosa, menos aun cuando dizque en el mes de agosto desaparecerán una vez que ancle el cono monetario bolívar al petro); incluye también una miríada en bonos, cosa que ha alborotado a muchos, sea que lo acepten o rechacen "de la boca para fuera".

Todo lo cual habrá de reflejarse en las cuentas nóminas en la segunda quincena de julio o primera del mes agosto del corriente 2021, según se ha oído en los programas radiales sabatinos y dominicales que en la ciudad de Barquisimeto mantienen sindicatos como SUTELARA y FENATEV, que dicho sea de paso por las llamadas y mensajes que tales colegas dijeron recibir, mantuvieron una altísima sintonía, naturalmente porque la comunidad magisterial tiene mucha ansiedad sobre sus estipendios quincenales. ¿Y quién no? Si como canta Daniel Santos ¿Linda? Yo he visto a Linda

Además, según suele decir el capitán Diosdado Cabello Rondón en su talk show televisivo de los días miércoles por VTV "Con el mazo dando" "A nadie le desagrada un dulce", dado que esta "nivelación salarial" obtenida por el gremio docente de educación primaria y media general representa "algodón con yodo".

Hay dos o tres cosas que resaltar al menos de los hasta ahora relatado. En el caso del colega Prof. Eddy Lobatón, de SUTELARA, manifestó que a los sindicatos agradó la nueva actitud de servicio, escucha y atención a las demandas en el nuevo ministro de educación Prof. Piñate, quien reconoció sin miramientos digamos la gran "deuda social" que el "gobierno bolivariano" o el Estado-Nación venezolano mantiene en la actualidad con todo el gremio docente y demás "trabajadores de la educación", cuyo salario y seguridad social se impone recuperar. Y que agregamos nosotros tiene como paso previo o paralelo permitir desarrollar la economía, producción y servicios, potenciar el comercio exterior, lograr consensos; claro, sería mucho pedir que en tales programas radiales del magisterio sus "dirigentes" reconocieran la necesidad de que EE. UU y la CEE derogue las llamadas "sanciones".

No, estos son parte de los activistas del oposicionismo guaidosista a quien las pocas veces que ha venido por ahí hacen comparsa. O hasta llaman "presidente encargado". De hecho, un amigo sostiene que "cuando fue chavista" furibundo siempre discutía de manera acalorada con el colega Prof. Jesús Echeverría, un guaro que de estudiante fue militante de Bandera Roja y no sé si lo seguirá siendo, porque le pedía que exigiera el ajuste salarial al tal "Juanito Alimaña", o al menos que preguntara si por fin iba a dar a los docentes los famosos 100 dólares asignados a los médicos; pero resulta que quien ha dado los aumentos salariales ha sido el presidente Maduro y sus ministros. Claro, menos el gran Aristóbulo que en los últimos años se olvidara pensando tal vez que sus colegas vivían del viento y no anduvieran con esas flatulencias, pues, sería que creía que se alimentaban como los animales salvajes y aves del campo.

Por cierto, el distinguido colega Echeverría, hábil como es con las matemáticas, "se puso a echar números" y señaló en llamada telefónica al programa radial conducido por el presidente de SUTELARA, Prof. Lobatón, que el docente de categoría VI, máxima y última en ese escalafón en el MPPE, aparentemente pasaría a ganar aproximadamente 180 millones de bs., es lo que recordamos.

Por otro lado, quien no ha dicho nada hasta ahora es el ínclito ministerio también dizque "del poder popular" para la educación universitaria, Dr. César Trómpiz, un muchacho fervoroso chavista, aunque suponemos que lo que pueda ofrecer no va variar mucho en cuanto a tablas salariales alcanzados por los docentes de los niveles de educación primaria, media general y técnica profesional; sobre el particular hemos estado intercambiando mensajes con las apreciadas colegas Ana Mary Cruz, de Baragua y Lorena Soteldo, aquí en Barquisimeto; y un mensaje que ofrece cierto grupo de WhatsApp de la UPT regional destacaba que esperaban que fueran convocados también los gremios del nivel universitario, a caramba ministro Trómpiz, ¿será que en su despacho hay muchos laureles? ¿Qué ofrecerán distinto de lo visto?

En este sentido, hemos seguido los artículos de la profesora Aurora Lacueva en Últimas Noticias y uno de sus propuestas, a parte de los aspectos salariales y seguridad social del profesional de la docencia en Venezuela, propone al gobierno implementar un plan específico de vacunación de todo el personal docente y personal auxiliar, conocidos como trabajadores administrativos y obreros; pero lo que se observa respecto a la vacunación es que ha sido un proceso lento, a paso de morrocoy para la población en general.

Por cierto, días atrás acudimos a la ahora llamada en el estado Lara "Secretaría de salud" en la redoma de la Av. Vargas de Barquisimeto, esa dependencia que antes se conocía como Sanidad y, ¡oh sorpresa! Vimos grupos de personas especiales pasar a vacunarse: niños Down, grupos de enfermeras y demás trabajadores de salud y hasta un amigo que fue vacunado sin haber recibido el famoso mensaje, ¿cómo hizo? Contactos, amigos, convenios, etc. Por ejemplo, sugirieron que, si yo de mi comunidad puedo llevar una persona voluntaria que sepa poner inyecciones y por eso dizque puedo pasar con mi familia muy orondo, como Pedro por su casa. Según.

En fin, al gremio docente en todos sus niveles y modalidades del sistema educativo, no han contado con un plan de vacunación dirigido particularmente. En consecuencia, no se sabe qué pasa con los sueldos y vacunas de los profesores universitarios de Venezuela, particularmente; y como ha escrito Lacueva mientras ello no se haga, ni se higienicen los establecimientos educativos de tipo público no será posible el retorno a clases presenciales en septiembre-octubre de 2021. Por ello, ya no es quién le pone el cascabel al gato sino sueldos adecuados y la vacuna al maestro universitario como también llaman en México al antiguo catedrático, ¿será mucho pedir?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1102 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía