¿Quién le puso la piedra a Vielma Mora?

Hablar de José Vielma Mora, es hacer referencia a un compatriota probadamente bueno para la Revolución, pero que por esas cosas que uno no sabe explicarse, y al igual que otros compatriotas honestos y solidarios, ha sido dejado de lado. Vielma Mora, un buen Capitán del Ejército, un buen gerente en Aduana, y luego Superintendente del SENIAT -el mejor en todos los tiempos en ese organismo fundamental de recaudación de recursos para el Estado- no está en la palestra ¿Por qué un hombre que goza de liderazgo y respeto lo hemos dejado de lado? ¿Cuántos Vielma Mora hay en nuestro camino revolucionario? Al formular la pregunta, no estamos pensando sólo en famosos, en esos que salen en la televisión y la radio, sino también y fundamentalmente en los humildes, en los que no tienen acceso fácil a los medios de comunicación social, pero que de persona a persona -con honestidad y solidaridad- predican con testimonio de vida y ejemplo el Socialismo que profesamos.

La Revolución es un proceso largo. Iniciamos el camino hace algo más de una década, pero el tránsito al Socialismo requiere derrumbar estructuras y esquemas de siglos de existencia. Es indispensable que los compatriotas probados, los que han salido bien de las responsabilidades encomendadas, sigan adelante. No obstante, por desgracia y como consecuencia de que a espaldas del Presidente se han montado roscas que sólo apuntan a sus propios intereses, y no miran más allá de sus narices, cierran el paso a gente buena, mutilando así posibilidades de avanzar más rápido. Traicionan de ese modo a Chávez y al proceso.

Tal vez son esas roscas lo que explica por qué compatriotas que lo hacen mal, continúan en altas posiciones o, peor aún, son promovidos a responsabilidades mayores. Tal vez esas roscas explican por qué algunos que lo hacen bien, muy bien, no son ascendidos, o peor aún, son frenados. Tal vez son esas roscas las que hacen que mientras algunos -sin ser necesariamente los mejores- tienen dos o tres o más responsabilidades, otros están mirando pa´ l techo. ¿Por qué algunos nunca son vistos, nunca son tomados en cuenta, siempre quedan como la guayabera, a pesar de su lealtad, de su rectitud y de ser predicadores del Socialismo, con ejemplo y testimonio?

Tu que me estas leyendo ahora -al igual que yo- y probablemente como todos, conocemos en nuestro entorno cercano, uno o varios compatriotas que siempre quedan afuera, que no son tomados en cuenta en la instancia donde se desenvuelven. Nos preguntamos, ¿qué está pasando? ¿Por qué unos parecieran buenos para todo, mientras otros no son tomados en cuenta nunca?

El Comandante Hugo Chávez Frías, Líder del proceso en el que militamos, debe tener buen cuidado de quiénes, desde su entorno cercano, le tapan los ojos y ponen piedras en el camino de otros, para evitar que desarrollen sus potencialidades.

¿Quién le puso la piedra a Vielma Mora? ¿Quién o quiénes pretenden ocultar la fuerza de un hombre de liderazgo y respeto, de servicio probado a la Revolución? Hay quienes le hablan al oído del Presidente, confundiéndolo.

El mal al que nos referimos no es sólo nacional, ocurre por igual en los Estados y Municipios, a donde unos solos quieren tener todo el poder, y frenan el ascenso y la participación de otros.

La Revolución y el Socialismo no tienen dueño. Chávez lo ha dicho con claridad y lo ha reiterado infinidad de veces, pero sigue habiendo oídos sordos. Que no haya más un Vielma Mora, un fulano o zutano olvidado en el camino del tránsito al Socialismo verdadero.

Que aquellos de nosotros que fallemos, que incurramos en errores, en nepotismo, en egoísmo y en corrupción, que quedemos o queden de lado. Que se castigue a los culpables, a todos los culpables, por ejemplo a los que dejaron perder toneladas de alimentos, con los que se perdió parte de la fe en el proceso. Que se premie y reconozca a los que actúan con acierto. Que nunca más se olvide a quienes en el Municipio y en la región lo están haciendo bien, o podrían hacerlo bien si se les dá la oportunidad. Castigo a los culpables. Estímulos, oportunidades y premios a los leales y consecuentes.
Cesar.dorta62@gmail.com



(*) Municipalista y luchador social


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4239 veces.



César Dorta

Luchador social y municipalista

 cesar.dorta62@gmail.com

Visite el perfil de César Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: