XX Aniversario de Aporrea.org

(VIDEO) Juan Barreto: Aporrea fue un salvavidas, una bocanada de oxígeno en el año 2002

Juan Barreto: la resignación no es una posibilidad, hay que seguir luchando, hay que perseverar tercamente, hay que persistir

Juan Barreto: la resignación no es una posibilidad, hay que seguir luchando, hay que perseverar tercamente, hay que persistir

Credito: aporrea tvi

Jueves, 05 de mayo de 2022.- Desde Caracas, Venezuela, seguimos recogiendo testimonios sobre el XX Aniversario de Aporrea y en esta oportunidad nos tocó compartir con Juan Barreto, ex alcalde de Caracas, abogado, sociólogo y comunicador, político ligado a la Revolución Bolivariana y fundador del partido Redes, actualmente proscrito por el gobierno presidido por Nicolás Maduro, del que se encuentra muy distanciado.

Barreto es testigo presencial del nacimiento de Aporrea, ya que estuvo íntimamente envuelto en el gobierno del presidente Chávez y en los sucesos de abril del año 2002.

Ofrecemos a aporreadores y aporreadoras el testimonio integral de Juan Barreto relacionado con el XX Aniversario de Aporrea:

"La confrontación política se acentúa con la muerte del presidente Chávez y un sector de la oposición se radicaliza después de la derrota de Capriles Radonski, recordemos la frase célebre que hace pasar a Radonski a la historia, lo único importante que ha hecho, cuando dijo que la gente tenía que salir a la calle a matar su rabia, no, con una palabra mucho más altisonante.

A partir de ese momento la confrontación se va agudizando y se hace extra constitucional, en los dos polos de la confrontación se tiran a la torera, las reglas del juego democrático y allí habría que preguntarse: ¿Quién fue primero el huevo o la gallina, quién fue el primero que comenzó?

Hoy hay una crisis institucional, hoy las instituciones están partidas, están pulverizadas, nadie respeta las instituciones.

Entonces, ese quiebre institucional que venía de la IV República, es bueno decirlo, Chávez ya lo advertía cuando decía que había que cortar un nudo gordiano y que había que desactivar una bomba de tiempo, que todavía, por cierto, está activada y ha tardado mucho en activarse.

En el momento en que aparece Aporrea (mayo 2002) el contexto, es un contexto crítico, hay un holding, hay una monopolización de los grandes medios privados que siguen persistiendo en la idea que si bien Chávez regresó al poder, eso es transitorio porque quedó muy débil, que era el momento de sacudir la mata y sacarlo del poder.

Y recordemos que después del golpe de Estado vino el paro, el paro petrolero, entonces, en el medio del paro petrolero, en el medio de esas tensiones agudas que existían, donde la censura campeaba en los medios privados, donde todos ellos se convirtieron en una suerte de bloque, que no permitía que se colara ninguna información distinta a la que ellos producían, donde los propios medios de televisión se encadenaron alrededor de la figura de la mesa de la unidad democrática y del golpe continuado, el golpe de Estado petrolero, el paro, que es cuando nace Aporrea.

Con Aporrea nacieron también otros medios que no tuvieron la suerte y la continuidad de Aporrea.

De todos es el que ha perseverado, el que ha durado, el que se ha mantenido, además en una linea intransigente de apertura, de libertad, de publicar los contenidos completos, de no censurar a nadie, de darle espacio y equilibrio dentro de la diversidad que signfica la izquierda, el chavismo, el pensamiento bolivariano, los pensamientos libertarios, contestatarios e incluso alguna otra gente que no forma parte de esta corriente.

De modo que, Aporrea, dentro de una linea firme, nítidamente progresista y de izquierda ha sido capaz de mantener un perfil de amplitud, de tolerancia, de lo que debe ser la libertad de expresión, de información y de opinión en un proceso de cambios.

Y si algo le debemos a este proceso, si algo queda, perdura, persevera todavía, es Aporrea.

Es un medio que fue también, de alguna manera, un salvavidas, una bocanada de oxígeno en un momento en que lo necesitábamos, como lo seguimos necesitando hoy.

Hay un retroceso por confiscación de los espacios democráticos, de las prácticas democráticas y de la aplicación de la ley de una manera sectaria, oportunista y a favor, al servicio de, en este momento, de las peores causas.

Mientras hay vida hay esperanza.

Y no hay nada imposible para los pueblos, tarde o temprano, se producirá el acontecimiento transformador y los pueblos resucitan, los pueblos vuelven sobre si mismos y la vida consigue su canal y consigue por donde meterse.

De modo pues, que no hay el porque resignarse. La resignación no es una posibilidad. Hay que seguir luchando. Hay que perseverar tercamente. Hay que persistir.

Lo que tenemos que hacer es perseverar en lo que estamos haciendo y unir, poco a poco, todo ese esfuerzo, irnos encontrando en un torrente de pueblo para que llevemos a cabo los sueños comunes, que por ahora yo no creo que estén derrotados, si no postergados".




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3516 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas