Reflexiones en torno al congreso extraordinario del Partido

¿Cuál debe ser el programa del PSUV?

La Revolución bolivariana y su síntesis partidaria, el PSUV se aproximan a un congreso a finales de Noviembre, allí deberá quedar esclarecido entre otros acuerdos importantes cual será el programa que tomarán los revolucionarios en la transición al socialismo; ese sistema de ideas que deben guiarnos hacia una nueva situación política de mayor suma de felicidad para el pueblo trabajador.

Sin embargo un partido que deba dirigir la construcción de una nueva sociedad no es un producto de improvisados decretos o decisiones de pequeños grupos, sino que él mismo debe convertirse en tal a través de la vinculación entre el debate, la formación sistemática y una acción de masas que corresponda con las necesidades de la revolución.

El Proyecto Nacional Simón Bolívar es hoy un valioso instrumento que puede promover la unidad bolivariana en la acción en la medida en que se masifique y constituye un programa coherente para la transición venezolana al socialismo

El PNSB parte de la siguiente caracterización: “En Venezuela las actividades económicas han sido históricamente inducidas desde los países hegemónicos del orden mundial, estableciendo un modelo económico altamente dependiente de intereses de poder favorables a la desnacionalización y a la escasa diversificación productiva; por ello el patrón de organización socio- territorial se ha dirigido hacia el subsistema norte costero en la Venezuela petrolera, rasgo típico de una economía de puertos de carácter extractiva” (Línea V nueva geopolítica nacional).

Esta realidad que relata la línea V del PNSB es la herencia de un modelo político entreguista que por muchos años predominó en nuestro país (la denominada IV república). La base de ese modelo se centró en la alianza entre una burguesía parasitaria con vocación al comercio interno y a las importaciones y el imperialismo estadounidense. La inserción de Venezuela en el Sistema Capitalista Mundial se realiza como productor de una materia prima (petróleo), dependiente principalmente de los Estados Unidos en una etapa monopólico e imperialista. La obtención y la distribución de esta renta determinó las relaciones con las clases a lo interno del país.

Este proceso de convertir la explotación petrolera en renta y esta renta en capacidad de compra en el exterior, es lo que explica que en Venezuela no haya existido una economía productiva e industrializadora y que dentro de esta alianza no hubo jamás un proyecto nacional ni una burguesía con un proyecto propio. El Estado venezolano aprovechó esa renta para su crecimiento este crecimiento lo condujo a una hipertrofia de sus instituciones, haciéndolas inoperantes, burocráticas y promovedoras de la corrupción.

 La salida planteada por el PNSB a esta situación, será la construcción de un nuevo Modelo Productivo Socialista diversificado que será posible partiendo del potencial energético con que cuenta Venezuela y su importancia frente a la crisis imperialista; este modelo contara con las siguientes características:

1. Buscará nuevas formas de generación, apropiación y distribución de los excedentes y de distribución de la renta petrolera, lo que será el reflejo de un avance en el cambio de valores en el colectivo (nueva ética socialista) en la forma de relacionarse con la sociedad, la comunidad, la naturaleza y los medios de producción.

2. Se orientara hacia la eliminación de la división social del trabajo, de su estructura jerárquica actual, y hacia la eliminación de la disyuntiva entre satisfacción de necesidades y producción de riquezas; en síntesis se trata de ir contra el capital; la unidad productiva de este nuevo modelo se denomina EPS.

3. Las EPS, son aquellas unidades productivas que generan bienes y servicios, en la cual el trabajo tiene significado propio, no alienado y auténtico, no existe discriminación social en el trabajo asociado a la posición jerárquica basadas en una planificación participativa y protagónica.

4. En las EPS la sociedad organizada en productores asociados se apropiará del excedente económico resultante; los trabajadores recibirán como pago la cantidad de trabajo aportado; la gestión será democrática y participativa.

5. Se hará un énfasis particular para impulsar el logro de un desarrollo tecnológico interno que posibilite la autonomía relativa de las actividades productivas y de servicios necesarias para alcanzar y sostener el desarrollo de la capacidad de innovar, importar, modificar y divulgar tecnologías orientadas a satisfacer necesidades sociales; se trata de INCREMENTAR LA CULTURA CIENTÍFICA. 

6. El desarrollo inducido por este modelo debe ser desconcentrado de modo que aprovechemos la potencialidad existente en la geografía nacional, para ello se establecen cinco ejes socio-productivos: eje norte- costero, eje occidental, eje oriental, eje Orinoco-apure, y el eje norte llanero que será la bisagra estructurante de los demás ejes. Bajo estos ejes nacionales deberán formarse las comunas y luego las ciudades comunales.

Sin Embargo este programa sería irrealizable sino participan de manera protagónica los sujetos del cambio: el bloque del Poder Popular y para ello el PNSB contempla las líneas Democracia Protagónica Revolucionaria y Nueva Ética Socialista que aborda los siguientes puntos:

  1. Dado que la soberanía reside en el pueblo este puede dirigir el estado por si mismo sin delegar su soberanía. Tal como en la práctica sucede con la democracia representativa. La democracia participativa es la soberanía popular la cual se hace tangible en la voluntad popular. La soberanía popular reunida es la asamblea de ciudadanos, única depositaria del poder legislativo.
  2. La integración, comunicación y coordinación entre las diversas organizaciones populares es determinante para el logro pleno de la democracia protagónica participativa. Es por esta razón que pensamos que la definición de los candidatos a la batalla por la asamblea nacional y los nuevos representantes del Buró deben ser electos y controlados permanentemente desde las bases.

Pensamos finalmente que este programa es una herramienta importante para esta transición y es nuestro deber de revolucionarios convertirlo en fuerza material, convertirlo en el programa consciente de millones de personas convertidas en partido socialista. Sería una total torpeza de grandes magnitudes no tomarla en cuenta o calificarlo con simpleza de social-demócrata.


ulianov2022@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3385 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas