Halen la cadena del retrete necesitan el agua mas abajo

La crisis de agua es mundial y presentan riesgos para la salud humana. Algunos la llaman el oro líquido o el petróleo del siglo XXI.

Más del 40% de la población mundial recoge el agua de ríos, pozos, lagos, inclusive charcas. En algunos lugares del mundo, las mujeres emplean hasta 6 horas al día en acarrear agua para sus familias en recipientes que pesan más de 20 kilos. Recorriendo largas distancias, hacer cola para obtener algo de agua para cocinar y asearse. Lo dice Diana Reines, en su libro, “guerra del agua, sequías inundaciones, tonterías y la política de la escasez”.

Si te quedas sin agua te quedas sin vida. Es un refrán indio, actualmente parece una profecía. Aproximadamente tres mil millones de personas no tienen acceso al agua o a sistemas de alcantarillado, de estos, dos millones de seres humanos mueren cada año por falta de agua limpia. 90% de ellos niños, de los más de 10 millones de niños menores de 5 años que fallecen por diversas enfermedades. La diarrea, cólera, esquistosomiasis, producidas por la falta de aseo y agua limpia, son entre otras las causas.

Hay una severa crisis de agua y de saneamiento. En África, resulta mas grave esta situación. 6 de cada 10 personas, no cuentan con un retrete adecuado, hecho que contribuye a la trasmisión de bacterias, virus y parásitos presentes en las excretas humanas, contaminando los recursos hídricos, el suelo y los alimentos, de los ambientes líquidos, donde se asienta la mayor parte de la población mundial.

El 80% de las ciudades del mundo, fueron fundadas a orillas de algún rió, lago, cascada, vertiente. La evaporación, los sistemas de riego, los seres vivos, beben de sus cauces. Por añadidura, en muchos países la distribución del agua tiene derivaciones políticas desde hace más de 100 años. Las represas empezaron a proliferar a inicios del siglo XX, afectando a ese 55% de población asentada en las 260 cuencas hidrográficas más importantes, por las mas de 43 mil represas construidas, entre las cuales se encuentran los ríos: Colorado, Yangtse, Indo, Ganges, Nilo, Amazonas, Mekong, Níger, Tigres, Eufrates, Paraná, Grande, Rió de la Plata. La mayoría pasa por territorios de varias naciones creando conflicto.

En sus aguas se depositan los desechos domésticos e industriales, sin darles la oportunidad de auto regeneración, ya que mas abajo otras poblaciones necesitan esa agua y así sucesivamente, hasta que por lo general, ahora con suerte, la corriente llega al mar, otro deposito de aguas negras y desechos sólidos como el plástico. Grandes manchas de este producto navegan por los océanos del mundo. Solo recién, unas dos décadas, algunas ciudades han instalado sistemas de oxidación para las aguas negras, antes de verterlas en algún rió, lago o mar, por la desidia política, ante la contaminación por plaguicidas, detergentes, metales y domesticas. Dramático caso el de Rio de janeiro y la playa de Copa Cabana, cerrada hace algún tiempo por contaminación. Mismo caso de la insalubridad de Calcuta, y 15 ciudades más, de 16 millones de habitantes y serios problemas de suministro de agua potable e infraestructura sanitaria.

El 70% del agua utilizada en el mundo, esta destinada a la agricultura. Hacen falta 1000 toneladas de agua para producir 1 tonelada de cereales. La mayoría de los ríos y lagos del mundo, registran una merma de más del 24% en su caudal. No solo por el aumento de la temperatura, por el calentamiento global que incrementa la evaporación. La densidad poblacional se ha incrementado drásticamente, este liquido constituye el 80% de la masa de todo ser vivo, y la indolencia de este para abrir el grifo y dejarla correr.

Los cinco grandes lagos de Estados Unidos y Canadá se reducen a un ritmo alarmante: Hurón, Notario, Michigan, Superior, Erie. El mar de Aral, el cuarto mayor lago del mundo hasta 1960. En el 2007 ocupaba solo el 10% de su tamaño original, manifiesto la fundación, investigación y ciencia, reproducida por The New York Times. El molino de Deliniquin, en Australia, producía arroz para 20 millones de personas, en el 2007 serró por una sequía de 6 años, los cultivos se redujeron en un 98%. The Globe And Mail.

El lago Chad en África, era un punto de referencia para los astronautas, ahora les cuesta distinguirlo desde el espacio. Nigeria, Camerún y Níger, utilizan el agua de los ríos y arroyos que alimentan el Chad, hoy tiene, 95% menos de superficie de la década del 60, del siglo pasado. Esta previsto que pronto desaparezca, sin dejar rastro para las generaciones futuras de su existencia. La foto es impactante.

Existen otros mares y lagos convertidos en cloacas. El Mediterráneo, El lago Maracaibo, Valencia, el mar Negro, Báltico, Caspio, el mar del norte, el lago San Pablo en Ecuador y muchísimos más, ejemplo del mal uso de los recursos hídricos del planeta. Afectan las economías locales, la alta concentración de fertilizantes, pesticidas y aguas negras domesticas, han convertido a sus aguas en ambientes nada propicios para los peces, aumentando la salinidad en las aguas.

Regresando al agua dulce, la población que tiene acceso al agua potable y que vive en las ciudades, compra el agua para beberla, fomentando la capitalización de un recurso que ya no es de todos. En Venezuela, por ejemplo, el agua envasada, 1 litro cuesta 4 Bs.F. 9ctvs de bolívar fuerte es el valor del litro de gasolina, tremenda desproporción. Todavía no hay la conciencia de la impostergable necesidad de ahorrar el agua, a pesar de los múltiples esfuerzos de ecologistas e instituciones que advertimos lo grave que será el consumo de agua para los próximos años.

En muchos países del Oriente Medio, con enormes yacimientos de petróleo, la desalinización del agua de mar, es una opción temporal, hasta que los océanos aumenten su contaminación y la lluvia acida se generalice por los cambios atmosféricos y la contaminación.

Los yacimientos acuíferos, el agua dulce congelada, los paramos andinos, fabricas de agua dulce del mundo o reservas, están desde hace tiempo, en la mira de las potencias industrializadas, convirtiendo al agua, en el oro líquido o petróleo del siglo XXI, causante de guerras, tensiones políticas, por la vital utilización de este elemento para la vida. ¿El costo? Ese es el dilema. Reducción de la población humana del planeta, que no podrá pagar el agua para beber. Sera el ejemplo que Venezuela da.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3598 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: