Crónicas cotidianas

No quieren saber de Chávez

El cínico, inteligente, sesudo y hasta lógico de mi amigo, me impresionó. A pesar de la amistad, siempre discutimos sobre el amor al país, sobre la burguesía nacionalista, y esos temas cotidianos Es una buena persona y un gran trabajador. Serio, responsable y explotador. Seis cafés marrones grandes y dos ricos dulces en Le Baguette, por los que pagó 30 dólares, bastaron para que detenidamente analizara la situación.

"Este gobierno es una mierda hermano, pero ha hecho cosas que son ventajosas para los venezolanos. Por ejemplo, el hecho de que los servicios públicos sean prácticamente gratuitos, significa una descarga demasiado importante para la gente, porque eso significa casi el 40% del salario de cualquier trabajador latinoamericano. Por eso todos se equivocaron cuando se fueron. Aquí yo tenía un trabajador que se fue a Ecuador. Le expliqué, le razoné, le analicé que jamás estaría mejor que en Venezuela, a pesar de lo mala que estaban las cosas, cuando me vi obligado a botar a la mitad del personal. Pero él no entendió. Estuvo ocho meses en Ecuador y de allí saltó a Perú, donde estuvo un año, y de Perú saltó a Colombia, donde estuvo otro año. Relatado por él mismo: los servicios públicos le tragaban entre el 32% y 40% del salario. Trabajaba entre 14 y 18 horas diarias de lunes a lunes. El alquiler era el 35% del salario, y la amenaza de la xenofobia que era latente. Ya es un tipo de 45 años, y a esa edad, el agotamiento no es un juego. Regresó con las tablas en la cabeza. Traía solo el pasaje y un dinero para hacer un mercado, totalmente quebrado. Me cuenta que cuando llegó, durmió dos días seguidos. Hace cuatro meses que trabaja conmigo otra vez. Es un buen trabajador y merece otra oportunidad".

Pero eso es un signo de la recuperación económica

De bolas que sí Rafael. El único país de este continente que tiene la capacidad de recuperarse económicamente y rápido, es Venezuela. Sencillamente porque tiene los recursos. No por otra razón, porque este gobierno es una mierda, demasiado corrupto y demasiado incompetente. Cualquiera de esos carajitos comemierda que tiene un cargo, quieren hacer un negocio. Aquí me han llegado a proponerme negocios, que si me buscan un crédito, que si el gerente del banco tal es amigo, que si el general tal me puede ayudar. Todos buscan negocios. Son corruptos sin mamadera de gallo.

Y entonces cómo has flotado tú

Porque yo tenía que salvar mi negocio Rafael. Vivo aquí y no me voy a ir. Quiero que mis hijos crezcan en su país como me enseñó mi papá. Cómo floté, pago vacunas, a dos generales, a un diputado de Caracas y a un funcionario del Ministerio de Comercio. Ellos me resuelven todo, cualquier problema con permisos, que si me retienen la mercancía, que si viene algún lambusio a joderme el negocio, cosas así. Eso me cuesta entre 4 y 8 mil dólares al mes. Los pago y nadie me jode. Trabajo tranquilo. A veces me piden alguna vaina y yo se las traigo.

Pero obviamente todo eso es ilegal

Pero no tienes otra forma de trabajar. Quítate ese puritanismo güebón de la cabeza, Rafael, coño que tú eres mi hermano. Yo creo que el único en el país que todavía habla de revolución, eres tú; ah y otro amigo güebón igual que tú que anda por ahí muriéndose de hambre, porque nadie lo ayuda. Tuve que ayudarlo con la operación de una nieta. ¡Échale bolas! Trata de entenderlo, hermano. Se acabó. Era Chávez el que creía en esa vaina. Estos carajos todos están haciendo negocio, todos sin excepción. Y eso, lo que ha hecho es profundizarse cada vez más. Yo hago negocio con todos. Les pago, porque son unos miserables, gano plata y genero fuente de empleo. Esa es tu revolución.

Es decir, que no se va a profundizar la revolución

Jajaja, verga Rafael. Dime, quién coño habla de Chávez ahora, quien habla de revolución, quién habla del poder popular. La izquierda que generó todo este sisma, hace rato perdió el poder y están muriendo porque son un montón de viejos. Esta nueva generación de chavistas, ni siquiera quieren saber de Chávez. Échale bolas que a uno del Seniat le pagué con cuatro celulares nuevos que acababa de traer, y con eso salvé un reparo de millones. En verdad tú crees que eso carajitos quieren hablar de revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 802 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: