Esquema de tratamiento defensivo anti-covid

I.

Ante la declaración de pandemia por Covid-19, gobiernos y sociedades han puesto en práctica diferentes estrategias con la intensión de preservar la vida de la población. Se registran en las noticias y los balances medidas sanitarias, operativos médicos, controles policiales, protocolos administrativos y prácticas saludables, siendo estas últimas, una iniciativa desarrollada casi exclusivamente por los pueblos que luchan.

Desde nuestro enfoque naturista consideramos que todas esas estrategias son importantes, tienen peso y deben cumplirse, pero una sola es determinante: las prácticas saludables. Es decir, la estrategia defensiva para resistir, pues son las prácticas saludables las que refuerzan el sistema inmunológico, tan útil y necesario cuando, por cualquier falla en las otras estrategias, ocurre el contacto con el virus.

Entonces, esas valiosas prácticas saludables adquieren un carácter extraordinario, que debemos convertir en un Esquema de Tratamiento Defensivo Anti-Covid que pase a formar parte de la naturalidad en tiempos de pandemia.

II.

El cuerpo humano tiene un sistema inmunológico innato, constituido por células y mecanismos inteligentes que nos adaptan y/o defienden de manera automática y eficiente de virus, bacterias, hongos, parásitos y otros microbios. Esta acción se tornará muy difícil si en el momento del contacto con un elemento extraño, padecemos de inflamaciones, insomnio, deshidratación, acidificación, resfriados, dolores e intoxicación crónica. Costará mucho resistir y será imposible volver a la normalidad en el corto tiempo.

El Esquema de Tratamiento Defensivo Anti-Covid es esencialmente una responsabilidad personal que tiene como objetivo, garantizar las condiciones vitales mínimas para ayudar al sistema inmunológico a cumplir con sus funciones en el periodo especial de pandemia.

El Esquema de Tratamiento Defensivo Anti-Covid lo hemos configurado en cinco ámbitos que se sincronizan y complementan en las acciones siguientes:

1) DESINFLAMARSE: El cuerpo humano puede estar inflamado de manera crónica por obesidad, diabetes, cáncer, vejez prematura, hipertensión, y de manera aguda por bacterias, virus y alimentos inflamatorios. Al contacto con el Covid, el sistema inmunológico promueve, entre otras reacciones, la inflamación, pero si ya estamos inflamados, entonces se generará una super-inflamación, es decir una "tormenta de citoquinas" que colapsarán órganos y sistemas, especialmente las vías respiratorias y órganos débiles. Recomendamos; a) eliminar alimentos inflamatorios como azúcar blanca, bebidas azucaradas y gaseosas, margarinas, mantequillas, donas, harinas super-refinadas y sus derivados, sal, bebidas alcohólicas, carnes rojas; b) tomar infusiones de cúrcuma o jengibre o ajo o huevo abajo (flor escondida); c) ingerir agua con un limón criollo, en ayunas; d) consumir vegetales verdes y e) practicar semí-ayunos.

2) OXIGENARSE: La efectividad del cerebro en la distribución y control de las tareas automáticas del organismo, la supervivencia de todas las células y la vitalidad de la propia sangre dependen de la cantidad y calidad del oxígeno que ésta transporta. Recomendamos: a) mantener la capacidad pulmonar total con respiraciones profundas 3 o 4 veces al día; b) sanear diariamente las vías respiratorias con inhalaciones de vapor de eucalipto y c) fortalecer los pulmones con jarabes de Cebolla morada con Miel.

3) HIDRATALCALINIZARSE: El compuesto de mayor presencia en nuestro cuerpo es el agua y como tal, su pH normal es alcalino. De tal manera, que el gran laboratorio que es nuestro cuerpo funciona de manera impecable con agua suficiente y pH alcalino. Y los virus no se desarrollan con facilidad en medios alcalinos. Recomendamos: a) Tomar un vaso de agua con una cucharadita de bicarbonato de sodio una vez al día y b) Tomar agua a temperatura ambiente o tibia cada 45 minutos, a razón de un vaso por cada 10 kgs.

4) PRE-CALENTARSE: Los virus no resisten temperaturas superiores de 38,5° C durante lapsos prolongados, por ejemplo 5 días. Nuestro cuerpo se debilita si trabaja a temperaturas superiores a 39 grados. Si nosotros mantenemos temperaturas cercanas a 37° C con picos de 38° C o más, estamos estableciendo una barrera térmica sin necesidad que actúe nuestro sistema inmunológico y garantizando un ahorro de energías a nuestro cuerpo en caso de activarse la respuesta inmune. Recomendamos: a) tomar agua tibia; b) tomar 4 infusiones calientes con plantas de uso cotidiano para gripes y resfriados; c) exponerse al sol unos 15 minutos diarios, antes del mediodía y c) hacer ejercicios de calentamiento durante unos 20 minutos.

5) AUTO-REPARARSE: El cuerpo todos los días se limpia y auto-repara durante el sueño que ocurre en horas nocturnas. Elimina todos los residuos, genera glóbulos rojos, organiza los pensamientos y repara algunos tejidos. Lo cual garantiza un cuerpo capaz de resistir situaciones extremas por presencia de elementos patógenos. Recomendamos: Dormir en el periodo comprendido entre las 9 pm y las 5 am.

III.

Se hace justo y necesario:

  1. Poner en práctica el Esquema de Tratamiento Defensivo Anti-Covid en cada familia.
  2. Divulgar el Esquema de Tratamiento Defensivo Anti-Covid en el seno de los movimientos sociales, a través de las redes de Salud 100% Natural de la Gran Misión Hogares de la Patria.
  3. Dictar talleres para el manejo de las técnicas que se requieren en cada uno de los cinco ámbitos, usando Foro Chat.
  4. Promover que los gobiernos municipales y Consultorios de Barrio Adentro asuman el Esquema de Tratamiento Defensivo Anti-Covid como una política en el Nivel Primario de Salud.
  5. Publicar el Esquema de Tratamiento Defensivo Anti-Covid por todos los medios de comunicación.

¡La defensa mas confiable y segura es nuestro sistema inmunológico.!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1494 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas