Cambios de temperatura y salud

"Siempre digo que la crisis climática es una crisis sanitaria".

Hans Henri P. Kluge

Director Regional de la OMS para Europa.

I

La humanidad está padeciendo una serie de fenómenos ambientales que son producto del calentamiento global (origen del Cambio Climático) y a los cuales se les otorga el mayor espacio periodístico. Según la ONU tenemos sequías intensas, escasez de agua, incendios graves, aumento del nivel del mar, inundaciones, deshielo de los polos, tormentas catastróficas y disminución de la biodiversidad.

Pero hay unas consecuencias de ese calentamiento global que recién se está visualizando, los efectos de los vaivenes de temperatura ambiental sobre el cuerpo humano, sobre la salud humana. Los cambios de una ola de calor a una ola de frio se dan en términos de horas y eso es grave.

Encontramos en la página WEB de la Organización Panamericana de Salud (OPS) que tiene un Programa de Cambio Climático y Salud. También una conclusión poco alentadora: "El Cambio Climático es la mayor amenaza para la salud mundial del siglo XXI. La salud es y será afectada por los cambios de clima a través de impactos directos (olas de calor, sequías, tormentas fuertes y aumento del nivel del mar) e impactos indirectos (enfermedades de las vías respiratorias y las transmitidas por vectores, inseguridad alimentaria y del agua, desnutrición y desplazamientos forzados)".

En Venezuela también se dan señales a favor de la humanidad. El pasado 11 de mayo de 2023, se llevó a cabo el Simposio Cambio Climático y Enfermedades Infecciosas Emergentes en la sala de conferencias «Jesús María Pacheco» del Instituto de Zoología y Ecología Tropical (IZET) de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Hay que resaltar la ponencia «Enfermedades, vectores y cambio climático», de la profesora del IZET, Laura Delgado, quien aseveró que «los riesgos para la salud se incrementarán por las altas temperaturas. Enfermedades respiratorias, hipertensión, dengue y malaria podrían incrementarse por el cambio de temperatura frío-calor que estamos experimentando en la actualidad».

II.

Por otra parte, reseña la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en su portal WEB: Las temperaturas extremas, como las olas de calor y los períodos de frío, pueden tener importantes efectos sobre la salud humana y se asocian con un aumento de la morbilidad y la mortalidad. Las temperaturas extremas aumentan los riesgos para la salud, especialmente entre los grupos vulnerables, como los niños y los ancianos, los enfermos crónicos, las personas socialmente aisladas y aquellas que trabajan al aire libre o en ambientes expuestos. Buena parte de las muertes adicionales que se registran durante las olas de calor se deben a enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y respiratorias; además, en estos períodos se puede producir un rápido aumento del número de casos de insolación, estrés térmico y otras enfermedades relacionadas con el calor. De allí también puede deducirse que las tasas de mortalidad registradas durante las olas de frio se deben en buena parte al aumento de las infecciones respiratorias estacionales o a los brotes de gripe, así como a problemas cardiovasculares y cerebrovasculares.

Los riesgos del clima caluroso incluyen insolación, deshidratación, taquicardia y aumento de las hormonas del estrés, lo cual somete a prueba su corazón y puede alterar su salud mental.

Mientras que el clima frío provoca que se contraigan las arterias y se espese la sangre, lo que provoca coágulos sanguíneos (trombos), infartos al miocardio y accidentes cerebrovasculares (ACV). Además, las personas adultas mayores corren el riesgo de sufrir hipotermia.

Estas fluctuaciones de temperatura generan las situaciones siguientes:

1. Deterioro de la salud mental.

2. Incremento de la Desnutrición.

3. Infertilidad.

4. Daños en el aparato circulatorio.

5. Alergias agravadas.

6. Daño renal.

7. Problemas respiratorios.

8. Alteración del sueño.

9. El estrés por calor en el corazón.

10. Migrañas.

Condiciones que no pueden atenderse con los protocolos normales y productos convencionales.

III.

A fin de proteger la salud de los cambios de temperatura se recomienda:

  • Crear Observatorios de Cambio Climático y Salud.

  • Desarrollar un Plan Nacional de adaptación al cambio climático.

  • Establecer Oficinas para el estudio Impacto del Cambio Climático en la salud.

  • Crear Oficinas Estadales de Clima y Salud, siguiendo el ejemplo de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y la Organización Mundial de Salud (OMS).

  • Abrir líneas de investigación y desarrollo sobre Cambio Climático y Salud en las facultades de ciencias de la salud.

  • Protocolo seguro ante cualquier clima, por ejemplo: Sana Alimentación, Limitar el tiempo al aire libre en climas extremadamente CALIENTES y o extremadamente FRÍOS, vestirse según el clima, tomar agua suficiente para evitar la deshidratación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1897 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: