¿Qué tipo de sociedad permite que se llegue a tal nivel de barbaridad?

ADVERTENCIA: Para los lectores y las lectoras que viven en Venezuela, les advierto de una vez que así cómo nos pasó a mi esposa y a mí ayer (ver más abajo), solo el hecho de ver los videos que les presentaré aquí abajo, eso nos dejó con una tremenda gana de irnos de Venezuela por siempre para jamás volver simplemente por el asunto de la comida, o sea, por el tema del acceso a y la calidad de la comida. Aquí en Venezuela con el dinero que generamos hoy jamás podríamos comer tan bien como come la mayoría de las personas pobres de India o África. Esa es la verdad. Re-visitar este tema (aunque ya lo sabíamos) nos dio una gran tristeza, y mucha hambre, y nos dio la tremenda gana de irnos y dejar a Venezuela en el basurero de la humanidad. Es realmente espantoso ser testigo y a la vez víctima de las cosas a que me refiero en este artículo.

Aquí va.

Ayer mi esposa y yo, ella venezolana, nacida y criada aquí en un barrio pobre de Venezuela, estábamos viendo videos en Youtube sobre el tipo de comida que hemos comido en otros países del mundo como por ejemplo en India, Bangladesh, y Tailandia:

Ver India: https://www.youtube.com/watch?v=R0DI_9rqUOc

Ver Bangladesh: https://www.youtube.com/watch?v=V2jk8PclZwg

Ver Tailandia: https://www.youtube.com/watch?v=-TOftXe4--c

(Ver otro de India: https://www.youtube.com/watch?v=IHn00nNSUoM)

NOTA: Notarán en estos videos que contrario a Venezuela, y de manera general, las personas en esos países trabajan intensamente, con voluntad, y con ánimo de producir, aun con orgullo y con gusto, no buscan ese facilismo y esa indolencia que es tan común aquí en Venezuela. Yo viví en India y les puedo decir que aun si la cultura de India es parecido a la cultura de Venezuela (tipo colonial), también es muy diferente en términos de la ética del trabajo, el sentido social comunal (que básicamente no existe aquí en Venezuela), y en muchos de los aspectos morales como por ejemplo la mentira, el engaño, y el robo, cosas que en India y en casi todos los países del mundo excepto Venezuela son muy mal vistas.

Bueno …

Mi esposa y yo estábamos hablando de la comida típica de la gente común y corriente en esos países, estábamos viendo videos sobre el tipo de comida que hemos comido mi esposa y yo en las calles de esos países, la comida de los pobres, de la gente normal, regular, común y corriente, quienes contrario a los pobres y los comunes y corrientes de Venezuela casi siempre tienen acceso a una gran variedad de comida de alta calidad nutritiva, verduras, frutas, y proteínas de todos tipos, y de gustos maravillosos, particularmente en comparación con la comida de Venezuela donde en general la comida es de no solo bastante mala calidad, sino también de mal gusto, parecida digamos a la comida de EEUU en general, la cual es preparada más bien para satisfacer el hambre cavernícola y la glotonería que para satisfacer el paladar o la salud y el bienestar del cuerpo humano.

Estábamos comparando la comida de los países y lugares que hemos conocido --- mi esposa ha trabajado en varios lugares fuera de Venezuela desde hace más de 30 años ---, unos 40+ países en total entre los dos, siempre por razones de trabajo excepto uno de esos países, y por lo menos unos 200 lugares distintos donde la comida puede variar bastante en comparación con el resto del país o de la región, como por ejemplo ocurre en el territorio Cree (Indígena) Eeyou-Istchee en el norte de Canadá (en la región de James Bay donde viven los osos polares), o en los caseríos (en aquel tiempo) del interior de Barlovento en Venezuela donde comíamos kinkajou, o en algunas partes de Egipto (entre otras regiones de otros países) donde la gente come cerebro de oveja.

Bueno …

Estábamos comparando la comida, su calidad, y su accesibilidad …

Nos dimos cuenta --- en base a nuestras experiencias --- que Venezuela es probablemente el único país en el mundo, excepto posiblemente por algunos lugares de África o Haití, donde el acceso a la comida nutritiva, variada, y de alta calidad (no de lujo, sino de calidad) está casi exclusivamente reservada a las personas adineradas o a las personas corruptas. En Venezuela, aun el acceso a la comida más básica y de medianamente o baja calidad nutritiva, como por ejemplo las salchichas, el chorizo, el salami, las hamburguesas y los perros calientes, y cosas así, se encuentran básicamente inaccesibles a la gran mayoría de la población. Por ejemplo, en el caso mío, solo he podido comprarme unos 4 perros calientes y unas 3 hamburguesas en 7 años, un pedazo do salami de unos 150 gramos, y nada de chorizo.

(Antes comía por lo menos un pero caliente o una hamburguesa cada semana.)

Bueno …

Personalmente, en todos mi años viajando por el mundo, aun en países en guerra, en desiertos, y en los campos y barrios pobres del mundo como en India por ejemplo, jamás he visto que la gente pobre común y corriente no tuviera acceso adecuado a una buena alimentación.

Jamás.

Hasta ahora (tengo más de 60 años de edad), y aparte de algunos casos aislados (como en guerras por ejemplo), la única parte del mundo que he conocido donde he visto tal barbaridad y bajeza humana, es Venezuela, donde de manera sistemática y continuada básicamente solo la gente adinerada y corrupta, o la gente con más palanca tiene el derecho casi exclusivo a tener una buena alimentación mientras los demás (la mayoría) puede enfermarse o morirse de las consecuencias de la mala alimentación.

(¿Y después la gente se pregunta por qué Venezuela es el país número 2 del planeta con el nivel más alto de muertes debido a la violencia?)

Sí señor, así es.

Jamás he visto este fenómeno tan barbárico en ninguna otra parte de este planeta.

Ninguna otra sociedad del mundo que yo haya conocido permitiría que los pobres no tengan suficiente comida para mantenerse en suficientemente buena condición para poder trabajar.

Además, sería totalmente ilógico.

Aun los esclavos de los tiempos antiguos y los esclavos en EEUU hasta hace poco siempre tuvieron acceso a buena y mucha comida ya que si no estaban en buena condición física y mental (la comida afecta el cerebro), no podían trabajar, algo que no les convenía a sus amos. Tampoco convenía ni conviene a ninguna sociedad del mundo actual (excepto tal vez a Venezuela y a algunas regiones de África y otros pocos lugares del mundo improductivo o poco productivo como tal vez Haití) de mantener a la mayor parte de sus población pobre en estado de malnutrición porque si los pobres están demasiado mal nutridos entonces ¿quién haría el trabajo “sucio” para los vagos de las clases media y las clases dominantes?

¿Verdad?

¿Entonces?

¿Qué está pasando en Venezuela?

Ven, hay algo que no funciona aquí en Venezuela.

Por nada.

Aquí en la casa de mi esposa y desde mi taller les damos de comer todos los días, siete días la semana, y dos veces al día, a entre 6 y 10 personas, además de darles comida a las personas que vienen de vez en cuando de la calle a pedir comida o ayuda (o les llevamos comida a la calle también).

¿Pero saben qué comemos hoy?

Ciertamente no comemos cómo deberíamos comer, no señor, ni cerca.

Comemos lo básico, muy básico, nada bueno, comemos arroz o pasta de baja calidad (de extremadamente baja calidad), y más arroz y más pasta, o pasta con arroz, y harina de maíz, y más harina de maíz, o harina con más harina, con pedacitos de carne de res de muy baja calidad, o de pollo de baja calidad, o con pedacitos de papas de baja calidad, y a veces con un poco de yuca o plátano o cebolla.

También comemos huevos, a veces, pero muy poco, y un kilo de queso compartido entre 6-10 personas nos dura casi dos meses. Comemos frutas y verduras solo una vez la semana, y muy poco. Y jugo, jamás. Tomamos agua. Tampoco tomamos leche, ni refresco (excepto en cumpleaños), ni yogurt, ni cereales, ni comemos salami, ni jamón, ni nada enlatado, ni sardinas, ni atún, ni nada de eso, ni tampoco nueces, ni maní, ni nada de eso.

Nada que sea realmente nutritivo.

¿Pero, por qué comemos tan mal?

Respuesta: Porque no nos alcanza el dinero, por eso.

Hoy gastamos más dinero en comida aquí en Venezuela que jamás habíamos gastado mi esposa y yo (pro rata) en nuestras vidas en otros países de Latinoamérica, Canadá, EEUU, Europa, Arabia, África, o Asia, donde con menos dinero podíamos comer muchísimo más y muchísimo mejor (vean los videos) que la basura de comida que comemos hoy aquí en Venezuela donde casi todo es adulterado o es de súper baja calidad (bueno para animales, como los granos que vienen con el CLAP, basura) excepto por los productos importados y de alto rango que son solamente accesibles a la gente que tiene mucho dinero, o sea, los ricos y los corruptos en general.

Si señor, así es.

Eso es lo que comemos nosotros los pobres y regulares hoy aquí en Venezuela, basura, eso es lo que comen nuestro jóvenes, destruyéndose sus cerebros debido a la muy mala nutrición, basura, eso es lo que comemos, comemos peor que los pobres de África (ver video al final de este artículo), comemos arroz y pasta, y más arroz y más pasta, y todo eso es de muy mala calidad, basura importada de Turquía y México y Brasil por ejemplo, comida que ellos no pueden o no tienen el derecho de vender en sus propios países pero que sí pueden vender a los pobres de Venezuela, ¿por qué?, porque ellos pueden, porque aquí en Venezuela esa desgracia se permite, y porque no podemos pagarnos nada mejor, porque no tenemos como, porque la comida cuesta los ojos de la cabeza, comemos comida para puercos, comida adulterada, con gorgojos, con gusanos, y después, más arroz, y más pasta, y más harina de maíz, y otra vez más harina, con más gorgojos, y casi nada de verduras ni de frutas ni nada de jugos ni nada más.

(¿Sabían que aquí en Venezuela, un país donde el maíz crece muy fácilmente y por todos lados desde hace miles de años, es casi imposible conseguirlo a menos de ser un corrupto o mafioso debido a que las mafias del maíz se acaparan legalmente de todo? ¿Qué tipo de sociedad impide a su propia gente de tener acceso a la comida no-procesada más barata y más básica del planeta? ¿Ah?)

Comemos solo un kilo de carne cada semana entre 6 – 10 personas.

¿Cómo les parece eso?

¿Eso es normal?

¿Eso es humanamente justo?

Esto me recuerda esos años que crecí muy pobre comiendo arroz con pedacitos de pollo o carne molida para el desayuno, almuerzo y cena.

Jamás comí carne en la casa hasta que me fui de la casa a los 15 años de edad.

Si señor.

Así es.

Hoy me encuentro otra vez, pasado los 60 años de edad, en la misma situación.

¿Qué es eso?

¿Eso es normal?

Y no estoy solo en esto.

No señor, somos millones, no decenas, ni somos una minoría, somos una mayoría que estamos sufriendo las graves y sistemáticas consecuencias de la extremadamente mala nutrición debido a que no podemos pagarnos la comida, la cual debería ser así como lo es en casi todos los países del mundo, un derecho humano fundamental y universal, para todos.

Ven, aquí en Venezuela, la comida --- ese derecho humano fundamental --- está casi exclusivamente reservado a los ricos y a los corruptos, o sea, ese derecho humano fundamental solo se aplica a una muy pequeña minoría mientras los demás (nosotros) podemos irnos todos al infierno, o a la mierda, o a donde sea.

¿Qué tipo de sociedad permite que se llegue a tal nivel de barbaridad?

P.S. Vean también este video de Mokoko en África donde la gente vive en ranchos de bambú y cartón, sin embargo comen muy bien y son felices, véanlo, es todo lo contrario de lo que vivimos la mayoría de los venezolanos y las venezolanas, la falta de comida y la infelicidad, y la angustia constante. Aquí en Venezuela estamos viviendo muy por debajo del nivel sano y humano del resto de la humanidad. Además, esta realidad es una gran vergüenza ya que no existe absolutamente ninguna razón sensata para justificar tal nivel de barbaridad humana en este país que se encuentra entre el número 8 y 10 en ranking con las más grandes riquezas del mundo, sí señor, entre número 8 y 10 de unos 200 países del mundo. Qué vergüenza monumental, ¿verdad? ¿No les parece? ¿O estoy loco?

oscar@oscarheck.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2574 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: