Adiós a Rafael Ramón Castellanos

Cuando muere un librero, los libros callan y se percibe el largo silencio de la ausencia proyectado desde las instalaciones libreriles a lo largo de las estanterías…

Pero esta no es la crónica que he debido escribir. Mi crónica tenía que haber sido sobre "Historia de las librerías en Venezuela" un libro basado en la gran investigación que realizara Rafael Ramón Castellanos Villegas, el decano de los libreros venezolanos. Conocedor en profundidad de este noble oficio.

En la madrugada del pasado viernes 13 de abril de 2019, el hermano mayor de los Castellanos partió a rumbos inconmensurables. El sentimiento de su viaje eterno se ha hecho sentir en ese entorno que atesora la Librería Historia que él fundara y hoy regenta su hermano Jonás Castellanos Villegas (Aquel que se tragó la ballena, según le escribiera el bien recordado maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa, al autografiarle uno de sus libros); y el otro hermano Luis, el canciller de la librería, quién con su buen humor de siempre, atiende con amables respuestas a todo el que llega buscando el título de un libro; aun cuando es de todos conocido que él atendía su propia librería "La Gran Pulpería del Libro Venezolano¨ ubicada en Chacaíto.

Rafael Ramón, como se le decía entre libreros, amigos y lectores usuarios de ese elixir del intelecto servido en páginas, muchas marcadas por el amarillento color del tiempo, fue un intelectual curtido en el oficio de la buena escritura; aunque era doctor en Filosofía y periodista egresado de la Universidad Central de Venezuela, prefería alternar (desde la Gran Pulpería del Libro Venezolano, en Chacaíto, donde trabajaba últimamente) la satisfacción de librero con sus investigaciones literarias que le otorgaron reconocimientos internacionales como el libro: Sucre Creador del Derecho Internacional Humanitario; (1955) Premio Internacional Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre.

Entre su amplia bibliografía dedicada, fundamentalmente, a temas históricos y literarios destaca su postrimera entrega "Historia de las Librerías en Venezuela (1607-1900), que a decir del Centro Nacional del Libro: se trata de la concreción de un titánico esfuerzo de sistematización de datos y hechos relacionados con la actividad del librero, librerías, editores, contextualizados en su momento histórico, y sus vínculos con los medios impresos. Un valiosísimo registro de información para la historiografía venezolana.

Deja Rafael Ramón Castellanos una extensa bibliografía en la que destacan exhaustivos hallazgos sobre publicaciones referidas al comandante Hugo Chávez Frías (crono-biografías) que se aproximan a la cifra de 4 mil títulos a escala internacional, que dicho sea de pasos me permite compartir con usted, amigo lector, un comentario que hiciera el doctor Ramón J Velásquez a la entrada de la Librería Historia contada por Jonás Castellanos. -El destacado historiador quien solía pasar por la librería a menudo, un día se detuvo en la puerta del inmueble frente a Capitolio, y sin entrar comentó: -Ustedes saben que ese señor no es de mi agrado, pero nadie puede negar que es el venezolano sobre el cual más se ha escrito… y siguió su camino.

En el mundo de las anécdotas el libro Historia de las Librerías en Venezuela, Tomo I, Rafael Ramón Castellanos al hacer referencias al fantástico universo de las ediciones piratas, cuenta que el famoso médico griego Claudio Galeno, en el

primer siglo de nuestra era, constató al llegar a Roma, como algunos de sus libros habían sido publicados sin su permiso.

Y, más acá en el tiempo, comparte una experiencia suya encontrándose en la Librería Suma de Sabana Grande. Ocurrió que, a Raúl Bethencourt, su dueño, lo visitaba el escritor Camilo José Cela, cuando aun no era Nobel de Literatura. Le preguntó con cierto desdén, qué título de su autoría se encontraban en existencia. Cuando Raúl le mostró la montaña de ejemplares Cela mostró encantado, hasta descubrir que había una edición española que él no conocía y que estaba destinada para el continente americano. Los editores no le habían dado noticia de ello. Ver a Cela de lo ceñudo a lo alegre y finalmente a lo rabioso -para Rafael Ramón- fue todo un espectáculo…

El tema de la piratería en el mundo de las ediciones de libros, que como se ha visto no es nuevo, lo aborda Rafael Ramón con especiales detalles en sus sabrosas crónicas: Esta fue también habitual entre los griegos y romanos. A veces incluso la piratería la ejercían los propios autores, como fue el caso de Cicerón, quien tuvo que disculparse con su editor, Pompilio Ático, por semejante desafuero.

Rafael Ramón Castellanos Viloria, el librero más viejo de Caracas, es recordado con especial sentimiento por sus coterráneos en Santa Ana de Trujillo, lugar donde vio la luz, el año 1931. Población conocida como el lugar de la histórica entrevista entre Simón Bolívar y el jefe realista Pablo Morillo, pues allí se firmó el armisticio y el Tratado de Regulación de la Guerra entre La Gran Colombia y el imperio de España, sentando así el primer acuerdo internacional de estas tierras con el imperio invasor español, suscrito el 27 de noviembre de 1820.

Adiós amigo, donde te encuentres siempre los libros serán necesarios.

*Periodista y diplomático



Esta nota ha sido leída aproximadamente 667 veces.



Nelson A. Rodríguez A.

Periodista y diplomático. Autor de ensayos, cuentos y poesía.

 nelsonrodrigueza@gmail.com

Visite el perfil de Nelson A. Rodríguez A. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277992.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO