Logros para llevar a la Constituyente

"Entre curas y militares te veas."

CRISIS DE LA DEMOCRACIA.

Por logros se entiende los éxitos que se han cosechado en la gestión de gobierno. Los logros corresponden a resultados concretos. Por logros no se debe entender las promesas del discurso. Los logros, según anuncian los jerarcas del constituyentismo, deben pasar a formar parte de la normativa de la nueva Constitución chavista, para darles vigencia, perpetuidad, legalidad, que garanticen su utilidad y trascendencia.

En estos 18 años, son muchos los logros. Es necesario que los constituyentistas los conozcan, los estudien y en caso que la Asamblea Constituyente logre reunirse, los lleven en su agenda para darles carácter de norma constitucional. ¿Por qué decimos "en caso que la Asamblea Constituyente se reúna"? Por cuanto el rechazo a escala nacional e internacional es de tal magnitud que puede ocurrir un gran estallido social de impredecibles consecuencias. ¿Por qué se barrunta el estallido social? Porque la paciencia de los pueblos tiene límite. No se condena impunemente a las mayorías nacionales a la pobreza ni se les niega los bienes de consumo más elementales para la subsistencia: alimentos (hambre), medicinas (salud), trabajo (seguridad), y menos aún, pretender soslayar el derecho a decidir el destino del país. La Constitución es el Pacto Social que establece el proyecto, la perspectiva de país, por decisión de la mayoría de ciudadanos que debe participar en su elaboración y de ninguna manera, por decisión de una minoría. Vamos a tratar de enumerar los logros más importantes con rango constitucional:

Primer logro. Forma parte del diario acontecer de los habitantes de poblaciones y ciudades. Ha adquirido tal importancia que, sin él, es imposible la subsistencia. Forma parte de la actividad en cualquier gestión, bien sea, oficinas públicas, entidades bancarias, abastos, supermercados y allí donde sea necesario adquirir una mercancía de primera necesidad o un servicio. También se da en calles y avenidas, lo cual crea aglomeración de vehículos y trancas. A este logro es necesario darle rango constitucional por su carácter educativo: promueve la relación social, la paciencia colectiva, la tolerancia ciudadana y eleva al clímax la consigna "¡ahora tenemos patria!" Es importante concretar en la norma constitucional el gran aporte que esta actividad le brinda al desarrollo del país por la dedicación de horas/mujer/hombre. Este importante logro del chavismo lo constituyen las Colas. Extraordinario aporte al desarrollo económico nacional. En consecuencia, debe tener rango constitucional.

Segundo logro. Como consecuencia de la devaluación de la moneda y los subsidios, surge por los cuatro puntos cardinales de las fronteras, el contrabando de extracción, hacia los países vecinos. Cualquier mercancía exhibida en los estantes de almacenes, farmacias, abastos, supermercados o de producción nacional, puede ahora ser adquirido por los habitantes de los países fronterizos, lo cual no ocurría cuando el Bs era moneda fuerte. Esta apetencia y extracción de las mercancías subsidiadas para satisfacer las necesidades de la población nacional, crea mayor desabastecimiento de: alimentos, medicinas, gasolina, gas, materiales de construcción, maquinaria, repuestos, producción agrícola y pecuaria, que pasan a satisfacer la demanda del contrabando de extracción realizado por nacionales y vecinos fronterizos. Es lo que el gobierno chavista denomina "guerra económica" y tiene su origen en el gran logro del chavismo de haber llevado el Bs, de 573,00 por US$ (1998), a 2 millones 600 mil Bs por US$ (2.600,00 Bs.F. Por US$ SICON, junio del 2017)). Sin duda, un gran logro del chavismo que debe transformarse en norma constitucional: contrabando de extracción. En caso de alcanzar dicho rango, impedir su práctica comercial pasaría a ser inconstitucional. Los contrabandistas internacionales (bachaqueros, pimpineros y paramilitares) pueden estar tranquilos, sus derechos perdurarán.

Tercer logro. Como consecuencia del anterior, la carestía y escasez se extendió por el territorio nacional. Es lo que el gobierno denomina "guerra económica" y da origen a otro gran logro del chavismo la buhonería y su especialidad el "bachaquerismo", que se alimenta de la corrupción en la distribución de alimentos por medio de Mercal, Pedeval, Bicentenario; y también, en la distribución de insumos agrícolas (Agropatria). La buhonería como actividad informal y el bachaquerismo, como su especialidad, deben tener rango constitucional por ser otro gran logro del chavismo.

Cuarto logro. Ha alcanzado gran desarrollo y estabilidad en las carreteras que forman la red vial del país. Surge como fuente de trabajo informal – buhonería y bachaquerismo de carretera - que antes sólo existía en los semáforos y aceras de las grandes ciudades; pero, se transformó en fuente informal de trabajo de los campesinos que desertan del trabajo agrícola, por cuanto la Reforma Agraria no cumple el objetivo de crear fuentes de trabajo estable con la actividad agropecuaria. Este gran logro del chavismo es conocido como "policía acostado" y consiste en construir frente al rancho que está a orilla de carretera, un lomo de cemento a lo ancho de la vía, obstáculo que obliga al conductor del vehículo a reducir la marcha, lo cual le permite al campesino/buhonero/bachaquero, ofrecer su mercancía (café en taza, chucherías, frutas, alimentos, cargadores de celulares, etc.). El policía acostado además de ser fuente de trabajo informal, es gran destructor del sistema de frenos, amortiguadores, desajuste de la carrocería, y daño a la salud de las personas que viajan en los vehículos, por cuanto en cada policía acostado, reciben en la columna vertebral el latigazo al chocar las ruedas del vehículo con el lomo de cemento o policía acostado. Entre Tovar y Mérida en un trayecto de 74 kilómetros hay 57 policías acostados, son 57 frenadas y 57 latigazos en la columna. Entre El Vigía y Barquisimeto hay 150 frenazos y latigazos. Entre Barinas y San Fernando de Apure hay 74 frenazos y latigazos. Este logro del chavismo debe ser reivindicado como norma constitucional.

Quinto logro. Puede definirse como la síntesis del fracaso del gobierno en el intento de suplantar la distribución de la red privada de alimentos, por Mercal y Pedeval, complementados por los Bicentenario. Esa infraestructura de locales que se construyeron a lo largo y ancho del país, en parte, han sido cerrados, por cuanto la corrupción se apoderó, tanto de la importación como de la distribución, y los bienes de consumo, son desviados al contrabando de extracción o al bachaquerismo. ¿Qué pasó con el proyecto de hombre nuevo que eliminaría la corrupción? ¡Los sobrinos de la pareja presidencial no pueden ser el modelo! Para tratar de subsanar el fracaso de los Mercal, se inventó el CLAP. ¿Y qué es el CLAP? Es el instrumento por medio del cual el gobierno chavista declara damnificada a la población nacional, igual a como ocurre con una catástrofe natural o con las guerras en África y el Extremo Oriente ¿Y qué se hace con un damnificado? Al damnificado o desplazado se lo ubica en un campamento y se le suministran bolsas de comida, como limosnas, para que subsista. Algo similar ha hecho el gobierno chavista al declarar damnificada a la población del país y suministrarle – cuando le viene en gana por cuanto no tiene periodicidad - la bolsa de comida (CLAP), como limosna. El territorio nacional de 916 mil kilómetros cuadrados, el gobierno lo transformó en el gran campamento nacional donde sobrevivimos 30 millones de damnificados del proyecto chavista. Este logro del chavismo, debe ser recogido en la normativa constitucional, como modelo a seguir por otros países cuando decidan reformar la Constitución. Si según se dice tenemos "La mejor Constitución del Mundo" ¿Por qué reformarla? ¡Debe ser para alcanzar la perfectibilidad!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 311 veces.



León Moraria

Nativo de Bailadores, Mérida, Venezuela (1936). Ha participado en la lucha social en sus diversas formas: Pionero en la transformación agrícola del Valle de Bailadores y en el rechazo a la explotación minera. Participó en la Guerrilla de La Azulita. Fundó y mantuvo durante trece años el periódico gremialista Rescate. Como secretario ejecutivo de FECCAVEN, organizó la movilización nacional de caficultores que culminó en el estallido social conocido como el ?caracazo?. Periodista de opinión en la prensa regional y nacional. Autor entre otros libros: Estatuas de la infamia, El Fantasma del Valle, Camonina, Creencia y Barbarie, EL TRIANGULO NEGRO, La Revolución Villorra, los poemarios Chao Tierra y Golongías. Librepensador y materialista de formación marxista.

 leonmoraria@gmail.com

Visite el perfil de León Moraria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



León Moraria

León Moraria

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /actualidad/a248256.htmlCd0NV CAC = Y co = US