A mi amado Roland Denis: Fortalecidos en la fe y listos como guerreros

A partir de este momento que nadie dude ni aquí, ni más allá de los confines del universo, mi admiración, mi cariño y mi respeto por este grande compañero de estos difíciles caminos de la lucha contra el imperio del mal, la mud y sus asquerosos lacayos pero también contra el Chavismo sin Chávez que se hizo visible aunque muchos lo negaron, su valentía y coraje en cada uno de sus escritos resume en un hombre la lucha de los que no se atreven por las razones que sean a guardar un silencio muy parecido a la estupidez, fortalezcamonos en la fe por un mundo de justicia e igualdad para todos los seres de este mundo y más allá, esta es una cruzada como ninguna antes levantemos con coraje las banderas de nuestra fe, de nuestro infinito padre que mora más allá de todo entendimiento humano, es la hora de los hornos, es la hora de los que nos cobijamos bajo la sombra del altísimo y de su hijo que vino hace 2000 años a traernos un mensaje de vida eterna para que reconociendo su nombre estaremos en el libro de la vida, el socialismo es el camino la verdad y la vida y nadie va al padre sino a través de él, el socialismo es justicia, el socialismo es la paz, es el amor entre hermanos, es la tierra prometida, son las viviendas para todos, son las pensiones para nuestros queridos viejitos (a mí me faltan solo 4 años), son los cdi, son las grandes obras, son las canaimitas para nuestros muchachos etc., etc. Es la vida para el pueblo, son los peces multiplicados, es la sanación para los enfermos, son los alimentos para el pueblo, solo al llamado de nuestro comandante invicto se levantaron miles y millones de lázaros, es la resurrección de la patria buena, que hoy esta acechada como nunca antes por el imperio del mal, por el propio satanás, por Obama pues pero no solo vasta levantar las banderas, ni lanzar la palabra como la de Roland, un saeta roja en el corazón del mal hay que ir mas allá, prepararnos como lo que somos guerreros, todos los que amamos la vida, a la milicia nacional Bolivariana ese es el ejército elegido por Dios y por Chávez para defender la esperanza de la humanidad, todo aquel que pueda empuñar un fusil a la hora del té a la milicia, allí nos encontraremos como lo que somos guerreros de nuestro padre Bolivar, no importa la edad, la condición social, el color o el credo, a la milicia carajo, unidad, unidad, unidad, es satanás y su ejército imperialista, no podrán contra nuestra verdad, es muy grande porque la voz del pueblo en armas es la voz de Dios, dejemos de grandes escrituras y análisis económicos, todo eso es inútil sino lo hacemos practica viva y la milicia es esa práctica popular, cada quien con su humildad y su tiempo disponible pero alerta porque está escrito, vendré como ladrón en la noche y como nos conseguirá el cristo revolucionario ¿….?, cuidando nuestras cuentas bancarias ¿…..?, nuestras propiedades ¿….?, nuestros bienes materiales ¿…..? Y quien cuido su fe ¿….? Por sobre cualquier otra cosa, quien se hizo ejercito de Dios levantado en armas contra satanás pocos muy pocos, les da pena, les da vergüenza, creen que no pueden, creen que su tarea es otra, no y mil veces no, es la hora de defender lo que tenemos que defender, no habrá otra oportunidad, el 6D fue un terremoto que prendió todas las alarmas, destapo la olla podrida que somos como pueblo, es la mentira delante de nosotros, es la gaceta oficial de los cielos, no vamos a reaccionar acaso, iremos hermano contra hermano, ya los tiempos nos preguntaron a quien liberamos a Maduro o a Leopoldo ¿…..? y automáticamente al unísono dijimos liberen a Leopoldo y allí va Nicolás con su cruz a cuestas, unos sinceramente la recogen y la llevan, a otros los obligan, está a punto de llegar al sitio de su crucifixión, el referéndum revocatorio, padre perdónalos que no saben lo que hacen, otros nos negamos y vamos más allá de un nombre, de una majestad presidencial, no lo van a crucificar, para eso somos ejército en armas, para eso nos dejaremos de hablar guevonadas y con nuestra fe en alto y con nuestro fusil en mano, diremos a llegado la hora del reino de Dios, el socialismo, amen.

Dios salve a los justos y a los guerreros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1642 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: