Se requieren líderes socialistas conscientes, que las tentaciones pueden estar en cualquier esquina.

Se han generados muchos conceptos, propios de las interpretaciones de connotados pensadores y científicos, que la vida les han otorgado el privilegio de aceptar lo que ellos piensan; en base a conocimientos, lecturas y conocimientos ancestrales. Sin considerar en las verdaderas intenciones, propias de los intereses, que pueden tener diferentes motivaciones. Los esfuerzos de imaginaciones, en los inicios, ha permitido que se consideren, que los humanos se comunicaban con actos gestuales y emisión de sonidos. En base a la observación de segundo orden, cuando ocurría las misma situaciones, se podía predecir lo que va a suceder. Y al considerar las necesidades de recordar, buscaron las posibilidades de lograrlos.

El intercambio de experiencias individuales y grupales, incrementan las representaciones absolutas en el cerebro, no solo permitió identificar ciertos actos con mayor facilidad. Sino también identificar las posibilidades de nuevas aplicaciones, que fue ampliando las posibilidades comunicacionales. Es factible, que para recordar hechos, seleccionaron objetos físicos, fácilmente perceptibles, que por asociación, favorece a la memoria. Quizás, por la escasez o dificultades en conseguirlos para ampliar la capacidad recordatoria. Es posible, que con imaginación, se presentaron la posibilidad de usar símbolos. Al darse cuenta, que mediante la unión, podían afrontar situaciones más complejas; ampliaron las posibilidades.

El uso de las simbologías, fue plasmadas en diferentes lugares. Quizás, donde se presentaba la seguridad de permanecer en el tiempo. Que muchos años después, los investigadores han descifrados las diferentes formas utilizadas, para poder plasmar e interpretar los resultados. Y mediante la comprensión e interpretaciones, ha sido posible identificar formas de comunicación y se ha determinado, en ciertas representaciones simbólicas; el origen de la escrituras. A partir de ese momento, se vienen estructurando expresiones conceptuales, aportados por aquellas personas, considerados, en los niveles más altos de conocimientos de cada época; sin cuestionar la veracidad de lo que exponen.

Los objetos físicos, fue representados por palabras y luego conceptualizados. Según la escala jerárquica del concepto y en sentido inductivo, como conceptos específicos, luego como conceptos específicos más general y por último, en sentido general; previendo la existencia en sentido absoluto. Mientras que en forma deductiva, lo más graneado del conocimientos estructuran los conceptos, con palabras estereotipadas. Con la intencionalidad de comprensión y entendimiento, de una clase privilegiada. Ambas situaciones, originaron diferencias, originando una civilización culta y un conglomerado incultos; causas de muchos inconvenientes que que ha minado por muchos siglos, el desarrollo de otros sectores. Unos por el temor de faltar lo que necesita y el otro, con el afán de acceder lo que no tienen.

Con las combinaciones de palabras y según el significado, se fue estructurando conceptos, frases y oraciones. Y en muchos casos, la necesidad de justificar lo que se plantea, se han estructurados los argumentos. Dandole caracter de fragmentaciones funcionales, con pausas y acentos, adaptados al contexto donde se ha de utilizar. La clase dominante, al identificar la capacidad del habla, como algo importante; fomentaron el desarrollo del talento en la oratoria y en las representaciones escritas del lenguaje oral. Para expresarla en las reuniones, asambleas y con el compromiso o confianza de lo que se dice, están impregnados de verdades.

Sector de las poblaciones, convencidos que la forma de expresarse los identifican con el tipo de educación. Se han dedicado a la profundización del lenguaje, desarrollando estudios fonológico, formales, funcionales y semántico, con la finalidad de alcanzar el nivel, que los identifican con los cánones de excelencia. Con la sola intencionalidad de identificarse en las reuniones, formando grupos donde se puede manejar confidencialidades, sin el temor de que otros lo puedan descifrar. Y personajes, que se dedican a contar chiste, impregnados con malas palabras, como el condimento ideal, que atrae a un sector sin importarle el daño que se les hace a otros; se generan distorsiones en el lenguaje, con cierta intencionalidad.

Una de las materias primas del humano, son los conocimientos. Se adquieren en formas perceptivas e imaginativas, que son almacenadas en el cerebro como representaciones absolutas. Donde los conceptos ideológicos, son activadas automáticamente por hechos afines. Adquiridos en las escuelas, universidades, reuniones, lecturas, medios audiovisuales y como mensajes subliminales. Utilizados por una clase interesadas e intencionada de fomentar el no equilibrio de los pueblos, con fines inconfesables. De igual manera, esa misma estrategias se tiene que usar en paralelo para incrementar el nivel de desarrollo de los pueblos. Lo que tiene que prevalecer, son las buenas intenciones, pero sin ingenuidad. Aunque en cualquier esquina, puede presentarse las tentaciones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 936 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: