Binóculo Nº 176

"Lo tengo atragantado"

El viejo dicho "los mochos se juntan pa´rascarse", tiene su origen en el saber popular sobre la base de hechos vividos. A excepción de algunas especies animales, todos los seres conscientes y sensibles, actúan en función de la solidaridad. Es hasta doloroso ver a una manada de elefantes, rodear y acariciar con las trompas a un miembro de la familia que está muriendo. La ciencia creía que eso ocurría solo en los mamíferos, pero también lo han descubierto en muchas especies de aves y de algunos peces. El hombre, incluso por necesidad propia, ha desarrollado el instinto solidario, que unido al sentimiento, lo convierte en el paladín del acto humano de todas las especies.

En todas las expresiones del quehacer, las personas siempre actúan socialmente. Allí se estrechan las relaciones y en algunos casos, la solidaridad se traduce en afecto, en consideración, deferencia, desagravio y hasta en amor. La política, por supuesto no escapa a estas condiciones. El Tío Miguel me contó cantidades de anécdotas de la lucha armada de los 60. "No es fácil hijo –me dijo una vez- cuando usted está por varios días o semanas bajo un hueco con otras personas, compartiendo los mismos miedos, las mismas angustias, las mismas ansiedades, hasta los mismos olores, con personas que hasta ese momento solo eran camaradas, pero que ese mismo hecho, ese tiempo vivido juntos, terminaron por estrechar la relación. Más que un compañero de lucha, esa persona se convertía en el hermano por el que uno sentía que debía dar la vida para defenderlo. Y también servía para saber los que valían y los que no".

Hago las reflexiones, un poco para entender porqué grandes grupos de personas que comparten un mismo deseo, un mismo criterio, una misma opinión, toman decisiones que a veces parecen alocadas, pero que en el fondo, no son más que una actitud de "mochos", tratando de unir fuerzas para lograr objetivos. Creo que es lo que está ocurriendo en estos momentos con ese chavismo de a pie que ha sido tan maltratado por tanto tiempo, y que como los hermanos pendejos en cualquier familia, no hacen nada para que la mamá no se moleste. En el caso de la política, amparados en no decir nada para que no nos acusen de enemigos, llevamos un chantaje de 15 años. No decir nada para no darle armas al enemigo. Ese chantaje sirvió para que un grupo se enquistara en la burocracia del Estado y lo hiciera más corrupto y más ineficiente, para cercar al "Arañero de Sabaneta", para impedirle que se juntara con el pueblo, para ordenar, amenazar, explotar, chantajear y agredir a los chavistas de a pie, a los que nunca han tenido nada y solo han pedido hacer la revolución para construir el socialismo, ese del siglo XXI del que tanto hablaba Hugo y que estamos a años luz de conquistarlo. Es el mismo cerco que le hacen a Nicolás y que a la larga lo convierten en un derrochador de retórica. "Lo tengo atragantado" es la frase que más escucho desde hace cuatro meses. Y ojo, no lo dicen escuálidos, sino que gente que va a morir por salvar esto y por salvarlo a él. Ni más ni menos.

Porqué llegamos a un proceso en el que el propio Chávez habló del debate de las ideas, del derecho a la opinión, de estudiar, de formarse, de plantear incluso cómo construir el socialismo, de la transferencia del poder al pueblo (aunque el poder no se transfiere) pero resulta que el partido no fue controlado por los revolucionarios, sino por una derecha endógena que provenía de AD y Copei, o que amparó su participación en los levantamientos militares y todavía chantajean con su condición de ex prisioneros, pero que en la esencia no solo son de ultraderecha, sino enemigos del proceso. Ni creen en la revolución, ni creen en el socialismo, mucho menos en el pueblo porque como me dijo uno de esos camaradas "de dónde sacas tu que un montón de patas en el suelo puedan conducir un país". Me arreché al principio, pero me reí luego, porque ignora que las sociedades vivieron en armonía por siglos hasta que aparecieron los países colonizadores y luego los imperios con sus jalabolas locales.

Es eso lo que está ocurriendo con ese chavismo de a pie que ya no cree en quienes controlan la burocracia del Estado: los ministerios, las empresas del Estado, las instituciones. "El pueblo es sabio y paciente" decía Alí. Él mismo dijo "solo el pueblo salva al pueblo". Es el pueblo chavista el que está buscando otro camino, y tal vez apostará a otras posibilidades. Con un comportamiento mucho más sabio y más crítico. Como me dijo una amiga, una pata en el suelo como yo, luchadora social, batalladora de todos los días: "tenemos que ser chavistas, pero no pendejos. Ya está bueno de que nos maltraten y nos digan que somos enemigos solo porque decimos la verdad. Qué vamos a decir si las autoridades no sirven, si nadie resuelve nada, si todo está peor. Hasta cuándo vamos a aceptar eso".

Por qué es tan difícil entender que una maquinaria partidista no sirve para otra cosa sino para castrar las opiniones de los demás, para matar el debate. El chavismo de base que ahora es más golpeado, el chavismo que nadie atiende, el chavismo que no encuentra respuesta, el chavismo que se pretende convertir en el culpable de los fracasos cuando no va a votar, ese chavismo comienza a no creer. Y comenzar a no creer es peligroso.

Este proceso tan complejamente interesante, tiene variables que llaman mucho la atención. Por ejemplo, ya sabemos que ese chavista de a pie, no vota por la derecha, y con toda seguridad que no votará por la oposición; pero se le está albergando un peligroso gusano de no ir a votar. La razón es que, si bien saben que los problemas de abastecimiento, incluso los cortes de luz y todos los demás, son problemas de sabotajes, aseguran que el gobierno no está haciendo nada para combatirlo y le falta decisión para ejecutar las leyes.

Son muchos ingredientes los que se han juntado para este sancocho. Y además, hay muchas manos en el caldo. Incluso creo que le haría muy bien a Nicolás callar mientras no esté seguro de que lo anunciado se va a cumplir. Son muchas cosas ofertadas y que no solo no se han cumplido, sino que con toda seguridad le están haciendo creer lo contrario. Creo que el mejor ejemplo es la Misión Nevado. Esas son cosas que vive la gente todos los días. No puedes decir una cosa por televisión que la gente sabe que no está ocurriendo porque simplemente lo está viviendo. Y no puedes decir siempre que la oposición es culpable de todo, porque ese chavista de a pie, fue pateado por algún camarada en algún organismo público, y no por alguien de la oposición.

Creo que fue Lenin quien dijo que el discurso debe acompañarse de la práctica. Y ciertamente, demasiados "camaradas" en el gobierno, les parece poco importante esto. Una cosa le dicen al presidente y otra es lo que hacen. Entender eso en este contexto es fundamental. Es una forma de desatragantarse.

Caminito de hormigas…

Me dicen mis fuentes que Enzo Scarano tiene un pie en la cárcel desde hace bastante. Sería imputado por la agresión dos damas en un centro electoral a quienes golpeo. Al parecer, el reciente audio de la brabuconería, amenazando a todo el mundo, lo pone a tirito… El descontento por la escogencia de los candidatos en la MUD, es de pronóstico reservado. Ya mucha gente apuntó que ni la busquen para participar. A pesar de que llegó dinero fresco… El puente tendido para tratar de conectar a Henrique Capriles con Voluntad Popular, no ha dado resultado. Las huestes de Leopoldo se la tienen jurada… Otro muy mal visto tanto por VP, Primero Justicia y María Machado, es Henry Falcón. Tampoco tiene posibilidades de nada, aunque tiene músculo propio… Las UBch se mueven con miras a las internas del 28, pero aún no obtienen los resultados esperados… Recomiendo ver la película "Sin novedad en el Frente" de 1930 del director Lewis Milestone, basada en la novela del alemán Erich María Remarque. La tragedia de un soldado alemán en la Primera Guerra Mundial. Vale la pena saber de qué se trata la violencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1421 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a209278.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO