Lo objetivo militar en el marco de una revolución socialista

¿No fue el "Golpe de Abril" (2002) un golpe de estado de corte militar? ¿No se utiliza el concepto de "lo militar" por las derechas para justificar las conspiraciones? ¿No se utilizan las fuerzas armadas de cualquier país para, en última instancia, reprimir a las sociedades soliviantadas según los paradigmas del "modo de producción" que estuviere vigente en un momento histórico considerado para el análisis? ¿No militarizan las democracias representativas sus sociedades cuando el concepto Estado y el concepto "Proyecto Nacional" se les consideran en grave momento histórico cuál podría llevar a la intranquilidad del Estado burgués en calidad de peligro? ¿No son necesarias las expresiones militares en toda revolución de cambios profundos estructurales y, también, super-estructurales?¿como se alcanza la "unión cívico-militar" y su real concepto como paradigma político?

La Historia nos muestra diferentes momentos históricos cuando "lo militar" asume responsabilidades de gobernanza realidades históricas cuales independientemente de lo conceptual-político son realidades objetivas a considerar claro en el marco de "lo histórico-temporal". Por ejemplo, podríamos conocer aquellos tiempos de Alejandro y el "nudo gordiano". Tenemos en consideración lo particular de los Césares romanos en el marco del proceso histórico del Imperio Romano. Conocemos la importancia que tuvo Carlomagno y sus relaciones con aquel Cristianismo in crescendo que, en última instancia, impactaría el proceso histórico de una parte del denominado continente europeo. Podríamos referirnos a Felipe IV, denominado como "El Hermoso", quien se dedicaría a perseguir hasta la muerte aquel ejército de cristiano-soldados denominados como los Templarios tanto por su poder militar como por su poder financiero y territorial y así podríamos describir los tiempos históricos y sus correlaciones con "lo militar" y de éste con el Poder constituido.

La realidad significativa de "lo militar" en la Historia Contemporánea ha sido fundamental en el proceso de los desarrollos de las estructuras feudales hacia las estructuras del capitalismo desde aquellos procesos de las construcciones del "burgo" tanto en su expresión histórica alemana como hispana en el marco del proceso de la Reconquista. Curiosamente, en el marco de los más recientes conocimientos, después de aquellas guerras como la "Guerra de las Rosas", como la "Guerra de los Cien días", de las realidades en el Mediterráneo, para el referente de lo denominado como Occidental. Es decir, la relación entre el Poder constituido y "lo militar" ha sido una ecuación más que necesaria obligante.

Vayamos a otras realidades históricas: la "Revolución Bolchevique". De interés precisar la base social de dicha revolución. La composición de los ejércitos rusos serían los soldados, los campesinos y los obreros rusos; es decir, la "Revolución Bolchevique" sería una revolución sustentada en esos estamentos sociales todos ellos convertidos en experimentados soldados gracias a las realidades que se desarrollaron durante la "Primera Guerra Mundial" europea. Sustentando realidades sobre esa realidad histórica conocemos que dicha revolución rusa permitió un proceso político que llevaría al "bolchevismo" a "tomar el Poder" e instalar el gobierno bolchevique de obreros, campesinos y soldados y/o sí ustedes lo prefieren de soldados, campesinos y obreros y ello no es casualidad todo lo contrario es ideológicamente muy importante en el marco del diseño global en un proceso revolucionario según las circunstancias tanto históricas como político-ideológicas.

Curiosamente, aquel "hecho histórico revolucionario bolchevique" impactó profundamente realidades en China cuando este país comenzaba a caminar sobre la realidad cuasi-constituida de su Primera República (1911) cual pondría sobre la mesa revolucionaria la necesidad de constituir un ejército de oficiales profesionales no solo para confrontar las realidades objetivas que significaban los "señores de la guerra" sino para el proceso de unificación nacional. Curiosamente, aquel ejército de oficiales en formación en la Academia Militar de Whampoa tenía su base social en la conjunción de hijos de las clases medias urbanas, fundamentalmente, de hijos de campesinos terratenientes y de obreros con sólidas experiencias militantes confrontando a los dueños de las industrias desarrolladas por las "14 Potencias Extranjeras".

Se ha analizado sobre la influencia de la "guerrilla cubana" en los procesos revolucionarios en América Latina en aquellos años del siglo XX. Cuando se analiza con cierta objetividad podríamos considerar las profundas diferencias entre el concepto "ejército constituido" y "guerrilla". Seguramente, las animosas almas revolucionarias podrían estar considerando las realidades que se desarrollarían durante la "Guerra de Vietnam" en sus dos etapas nacionalistas: la confrontación con Francia y los escenarios cuando los EEUU de América decidieron que debían controlar las realidades nacionales del pueblo vietnamita después de aquel golpe de estado y el asesinado de aquel general católico pro-estadounidense en aquellos tiempos del católico irlandés-estadounidense, John F. Kennedy. Es innegable la importancia en ambos casos del ejército nacional vietnamita evidente y conjuntamente con la conformación de un proceso bélico sustentado en el concepto hispano denominado "guerrilla" pero, quizás, podríamos aceptar como aquella guerrilla vietnamita, paulatinamente, conjugaba sus accionares en función de la extraordinaria estrategia diseñada por el general Giap. Es decir, en todo proceso revolucionario, el cuerpo constituido como fuerzas armadas no solo es fundamental sino marca la estrategia del "Plan de la Patria" en el marco del desarrollo no solo de dicho plan sino como lo real-necesario para sostener y contribuir en el desarrollo de una revolución nacional.

El concepto "unión cívico-militar" es consecuencia de un proceso histórico de "cambios profundos"; un concepto que en la praxis revolucionaria permanentemente se ha propuesto y se ha instalado como necesidad imperiosa e inevitable. Es de lógica que en un proceso de cambios profundos capitalista, la composición de clases en "lo militar", en nuestro modesto criterio, no sería lo fundamental cuando conocemos que el carácter de clase del capitalismo cual es definitorio para alcanzar esos cambios profundos de ese modo de producción es "la conciencia de clase" por lo cual se debería tener presente al momento de analizar las contradicciones en el marco del proceso revolucionario. Es decir, podríamos considerar, a título de ejemplo histórico, el caso chino cual hemos mencionado más arriba. La conciencia de los jóvenes oficiales de aquel proceso educativo militar, es decir, la conciencia pequeño burguesa y burguesa de los componentes fundamentales le permitió a la máxima autoridad militar, General Chiang Kaishek, a imponer esa conciencia por encima de las conciencias campesinas y obreras lo cual, a su vez, le permitió, claramente, dar lo que podríamos considerar como un "golpe de estado" contra los cuadros revolucionarios tanto de los miembros del Partido Comunista Chino (PCCh) como los revolucionarios nacionalistas de izquierda (1927). Ello permitiría a Chiang Kaishek tomar el control del proceso revolucionario pero de carácter capitalista-dependiente hacia las "14 Potencias Extranjeras".

En ese marco referente, nos consideramos que "la conciencia" es fundamental no solo tanto en "lo cívico" tanto como en "lo militar" y, probablemente, podría tener mayor peso específico en "lo militar" por aquello de que "…el poder nace del fusil…" (Mao Zedong dixit). Ello nos lleva a considerar en la dialéctica actual en el proceso revolucionario de la "Revolución Bolivariana" con su esencia fundamental en el "ideario Chávez Frías" cual es un desarrollo del "pensamiento de don Simón Bolívar", considerar un análisis referido a la conciencia de clase de la FANB cuando al tiempo consideramos la conciencia de clase del denominado como "sector civil revolucionario".

Permítasenos abrir un paréntesis que consideramos fundamental, interesante y que está afectando y seguirá afectando nuestro proceso revolucionario nacional bolivariano-chavista. Nos referimos a las realidades internas que se vienen desarrollando, históricamente, en la hermana República de Colombia. Conocemos el "efecto paramilitar perdonado". Sí analizamos y/o suponemos la "conciencia contra-revolucionaria" de ese sector en mención es evidente que debemos y tenemos que aceptar su "carácter contra-revolucionario" con lo cual para nada es de extrañar que, según la prensa, ese sector cual se ha desplazado a territorio venezolano esté actuando en consecuencia. Ahora bien, cuando el Gobierno de la República de Colombia, presidido dicho gobierno por el Presidente Juan Manuel Santos, alcance un acuerdo de paz con las FARC-EP y con el ELN, nuestra Patria, Venezuela, se podría ver afectada por las consecuencias del desarrollo de ese proceso de paz en la hermana República de Colombia con lo cual ello nos llevaría a una hipotética inquietud: ¿Cómo se confrontarán las contradicciones entre las FARC-EP, ELN y los "paracos" y sí ello se podría trasladar a nuestro territorio nacional? También nos podríamos inquirir cómo se expresarían a lo interno de Colombia y sí ello produciría un número mayor de desplazados hacia Venezuela cuando consideramos las realidades en Centroamérica.

Reiteramos la conciencia es fundamental en el proceso de desarrollo de la "unión cívico-militar" con lo cual es también fundamental tener una política cultural que vaya desarrollando esa conciencia sobre la base de nuestras realidades históricas cuando consideramos que el "ejército de El Libertador", según los propios documentos históricos, nos enseña no solo el carácter de clase de ese ejército sino el desarrollo de la conciencia desarrollada durante el proceso revolucionario liderado por don Simón Bolívar.

Por ejemplo, bien lo describió José Vicente Rangel Vale en su programa televisivo (Televen): "José Vicente hoy" cuando nos llamó la atención sobre el Decreto de don Simón Bolívar sobre "la corrupción". Llamamos la atención sobre lo enfático de lo expuesto por José Vicente Rangel Vale porque es un paradigma fundamental del desarrollo de la conciencia revolucionaria tanto en el sector civil como en el sector militar pero esencialmente en el "Poder Popular".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1206 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a207875.htmlCd0NV CAC = Y co = US