Respuesta a Tarek El Aissami

Desde hace miles de años las mujeres y los hombres se debaten a lo interno de sí mismos ya que andan en la búsqueda de encontrarse ideológicamente, esto se debe a que es la forma de lograr estabilidad interna y externa, con esto la ideología dominante se transformara en el reflejo de la sociedad, en vista de esto, las revolucionarias y los revolucionarios conscientes de que el materialismo dialéctico es la corriente de pensamiento que nos permite avanzar de forma coherente para lograr la sociedad socialista debemos utilizar esta herramienta y nos desviarnos en el camino.

El liberalismo rechaza esta corriente de pensamiento, plantea otras donde la confrontación de ideas es negada, propone la paz social sin principios, esto va degenerando y destruyendo a la militancia consciente, dando paso a lo peor del pensamiento político tanto de individualidades como del partido. Los liberales se manifiestan en diferentes formas:

(A sabiendas de que una persona está en un error, no sostener una discusión de principio con ella y dejar pasar las cosas para preservar la paz y la amistad, porque se trata de un conocido, paisano, condiscípulo, amigo íntimo, ser querido, viejo colega o viejo subordinado. O bien buscando mantenerse en buenos términos con esa persona, rozar apenas el asunto en lugar de ir hasta el fondo. Así, tanto la colectividad como el individuo resultan perjudicados. Este es el primer tipo de liberalismo.

Hacer críticas irresponsables en privado en vez de plantear activamente sugerencias a la organización. No decir nada a los demás en su presencia, sino andar con chismes a sus espaldas; o callarse en las reuniones, pero murmurar después. No considerar para nada los principios de la vida colectiva, sino dejarse llevar por las inclinaciones personales. Este es el segundo tipo. Dejar pasar cuanto no le afecte a uno personalmente; decir lo menos posible aunque se tenga perfecta conciencia de que algo es incorrecto; ser hábil en mantenerse a cubierto y preocuparse únicamente de evitar reproches. Este es el tercer tipo. Desobedecer las órdenes y colocar las opiniones personales en primer lugar; exigir consideraciones especiales de la organización, pero rechazar su disciplina. Este es el cuarto tipo. Entregarse a ataques personales, armar líos, desahogar rencores personales o buscar venganza, en vez de debatir los puntos de vista erróneos y luchar contra ellos en bien de la unidad, el progreso y el buen cumplimiento del trabajo. Este es el quinto tipo. Escuchar opiniones incorrectas y no refutarlas, e incluso escuchar expresiones contrarrevolucionarias y no informar sobre ellas, tomándolas tranquilamente como si nada hubiera pasado. Este es el sexto tipo. Al hallarse entre las masas, no hacer propaganda ni agitación, no hablar en sus reuniones, no investigar ni hacerles preguntas, sino permanecer indiferente a ellas, sin mostrar la menor preocupación por su bienestar, olvidando que se es comunista y comportándose como una persona cualquiera. Este es el séptimo tipo.

No indignarse al ver que alguien perjudica los intereses de las masas, ni disuadirlo, ni impedir su acción, ni razonar con él, sino dejarle hacer. Este es el octavo tipo. Trabajar descuidadamente, sin plan ni orientación definidos; cumplir sólo con las formalidades. Este es el noveno tipo. Considerar que se ha rendido grandes servicios a la revolución y darse aires de veterano; desdeñar las tareas pequeñas pero no estar a la altura de las grandes; ser negligente en el trabajo y flojo en el estudio. Este es el décimo tipo. Tener conciencia de los propios errores pero no intentar corregirlos, tomando una actitud liberal para consigo mismo. Este es el decimoprimer tipo). Mao Tse-tung.

Podrían citarse otros tipos más, pero los once descritos son los principales.

Camarada Tareck los que usted hizo la semana pasada resulta extremadamente perjudicial, en medio de la militancia revolucionaria del partido realizo una acción para deshacer la unidad entro del PSUV, su acción podría causar apatía en el seno de quienes militan en el PSUV, en quienes sin ser militantes ven al GIGANTE Hugo Chávez como el faro de América, rompe con la disciplina, ¡alejas de ti a quienes diriges! ¿Por qué no denunciaste prácticas manipuladoras que se dieron en algunas UBCH donde se impusieron líneas? Es un tema actual y unificador.

Al decir que siempre te callaste por respeto al pueblo y porque el comandante Chávez te pidió que no le fueras a fallar cometes un error producto quizás de no seguir profundizando y fortaleciendo tu praxis. ¿Cuál es la razón por la que ahora irrespetas al pueblo? ¿Cuál es la razón por la que por la que ahora dices que el comandante te lo pidió? Es egoísta de tu parte decir algo de semejante magnitud, ese comportamiento es propio de la pequeña burguesía, te colocas a ti en primer plano, colocando al país en segundo lugar, eso que dijo es un llamado a la des chavizacion del país, responsabilizaste de tu silencio sin prueba alguna al comandante supremo, ahora que él no se encuentra entre nosotros, siendo ministro no tuviste capacidad de solucionar el problema carcelario y desde las bases no se te ha cuestionado, es más, ni hablamos de eso hasta hoy que toco el tema.

Los adictos al liberalismo consideran los principios del marxismo como dogmas abstractos. Aprueban el marxismo, pero no están dispuestos a practicarlo o a practicarlo cabalmente; no están dispuestos a sustituir su liberalismo por el marxismo Tienen su marxismo y también su liberalismo hablan del marxismo pero practican el liberalismo el marxismo es para los demás y el liberalismo para ellos, mismos. Llevan ambos en su bagaje y encuentran aplicación para uno y otro. Así es como funciona el cerebro de cierta gente.

El liberalismo constituye una manifestación de oportunismo y es radicalmente opuesto al marxismo. Es negativo y, objetivamente, hace el juego al enemigo. De ahí que éste se alegre si en nuestras filas persiste el liberalismo. Por ser tal su naturaleza, no debe haber lugar para el liberalismo en las filas revolucionarias.

Debemos emplear el espíritu marxista, que es positivo, para superar el liberalismo, que es negativo. El comunista debe ser sincero y franco leal y activo, poner los intereses de la revolución por encima de su propia vida y subordinar sus intereses personales a los de 1a revolución; en todo momento y lugar ha de adherirse a los principios justos y luchar infatigablemente contra todas las ideas y acciones incorrectas, a fin de consolidar la vida colectiva del Partido y la ligazón de éste con las masas ha de preocuparse más por el Partido y las masas que por ningún individuo, y más por los demás que por sí mismo. Sólo una persona así es digna de llamarse comunista.

Todos los comunistas leales, francos, activos y honrados deben unirse para combatir las tendencias liberales, que cierta gente tiene, y encauzar a ésta por el camino correcto. He aquí una de nuestras tareas en el frente ideológico). Mao Tse-tung

Camarada aun le guardo respeto por ser un hijo del presidente invicto y comandante supremo Hugo Chávez y miembro de la dirección nacional del PSUV, no creo que sea cierto lo que dijo y en caso de serlo usted seria otra cosa que no deseo tratar por esta vía.

Patria Socialismo o Muerte Venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5691 veces.



Roberto Hernández G.


Visite el perfil de Roberto Hernández G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández G.

Roberto Hernández G.

Más artículos de este autor