Quien asesino a Yasser Arafat pudo haber asesinado al comandante Hugo Chávez

Hace algunos meses me invitaron a CNN Latino, un canal de noticias en español en la ciudad de Los Ángeles, el tema de la entrevista era hablar de Venezuela y la situación política, en el panel también como invitada una conocida periodista Venezolana quien también tiene mucho tiempo radicada en los Estados Unidos.  La idea de la entrevista era contrastar dos puntos de vista distintos de dos Venezolanos en relación a los acontecimientos políticos en la madre patria, en medio de la entrevista surgió el tema de la muerte del comandante Hugo Chávez Frías, y respondiendo a la pregunta de la periodista de CNN, si yo creía que las causas de la muerte del presidente fue un cáncer inducido como expresaron sospechar altos dirigentes del PSUV, incluyendo al propio presidente Nicolás Maduro, y al presidente de PDVSA Rafael Ramirez, mi repuesta fue más o menos entre líneas la siguiente: “Aunque no poseo los elementos científicos a la mano, ni las pruebas contundentes, y tampoco creo que el gobierno Venezolano las tenga, no me sorprendería para nada que el cáncer que termino con la vida del presidente Chávez, fuera algo inducido en su cuerpo por algún agente externo”.

Mi compatriota, a quien por cierto me une un fuerte lazo de amistad, amistad que hemos podido conservar pese a tener opiniones diferentes de la realidad política de nuestra patria, dijo de que aquella ocurrencia mía era una idea descabellada, traje a colación las sospechas de la muerte por envenenamiento del presidente de la autoridad palestina Yasser Arafat, tanto la periodista de CNN como mi amiga, desestimaron mi argumento. Otra amiga México Americana que iba a entrar en el próximo segmento del programa para hablar de política interna estadounidense, se acercó y me dijo, en los comerciales, cuando estábamos ya fuera del aire y me preparaba para salir del estudio de CNN, “Ricardo siempre he respetado tus ideas políticas, y hasta cierto punto admirado tu tenacidad en defender a Chávez, pero eso que acabas de decir, te hace perder seriedad ante los medios y ante el público”. De regreso mientras manejaba hacia mi casa por las interminables autopistas y el tráfico infernal de Los Ángeles, meditaba si no me había apresurado, sin tener suficiente conocimiento del tema, a lanzar declaraciones temerarias, producto del calor y la propia pasión de la entrevista.

 Pues resulta que un estudio científico producido por el centro de medicina legal del centro universitario en Lausana Suiza encontró que al examinar fragmentos de los huesos, fluidos y tejidos extraídos del líder palestino, encontraron  18 veces más de lo normal rastros del químico radioactivo isotope-polonuim-210. El informe completo tiene 108 páginas y la información fue filtrada por el canal de noticia Al Jazeera que obtuvo un resumen del reporte.

http://america.aljazeera.com/articles/2013/11/6/swiss-study-poloniumfoundinarafatasbones.html

Hay que recordar que Yasser Arafat murió el 11 de Noviembre del 2007 a los 75 años de edad, un mes después de que repentinamente fue ingresado al hospital para ser tratado de lo que los doctores consideraron una fuerte gripe o influenza, cuyos síntomas de vomito frecuente y dolor abdominal, son parecidos  a los síntomas de envenenamiento por radiación. Otro caso menos conocido pero mejor documentado es el envenenamiento del Alexander Litvinenko, ex agente de la KGB en Londres en el 2006.

Volviendo al tema de Arafat un famoso científico forense británico Dave Barcaly expreso al leer el reporte: “Estoy completamente convencido que Yasser Arafat fue asesinado, murió envenenado con polonio, hemos encontrado el humo en la pistola que ocasiono su muerte, lo que no sabemos es quien sostenía la pistola”.

Cuando Arafat murió en el hospital de Percy en Paris, había sido transportado vía aérea desde Ramallah y paso sus últimos días en coma, cuando se anunció su muerte, para sorpresa no se dijeron las causas de la muerte, ni tampoco si una autopsia había sido practicada, aunque muchos de su círculo cercano sospecharon de que había algo raro en la muerte del líder palestino, no fue hasta que salió a la luz pública el caso del espía ruso Litvinenko, que la opinión publica en Francia obligo a las autoridades judiciales a iniciar una investigación formal para saber si el líder Palestino había sido asesinado o había muerto por causas naturales.

Al filtrarse el informe Suizo el ministerio de relaciones exteriores de Israel por intermedio de su vocero Yigal Palmor, declaró que: “El gobierno de Israel no tiene nada que ver con la muerte de Arafat” añadió que la investigación Suiza esta “llena de huecos” y expreso que el informé solo presenta “evidencia moderada” que la causa de la muerte del líder palestino fue el envenenamiento, “es una historia ridícula” y “el informe obedece a intereses especiales”.

La viuda de Arafat, a quien le hicieron llegar copia del reporte forense en su casa en Paris, expreso que “cuando llegaron los resultados, es como si me hubieran dicho que el murió nuevamente” también dijo que era muy pronto para acusar a alguien en particular, pero que esperaba por los resultados de la investigación de los franceses para llegar a una conclusión de quien o quienes son los responsables de la muerte de su esposo.

Este reporte científico de los Suizos me lleva a retomar mis declaraciones en CNN Latino, y si el cáncer del presidente Chávez fue inducido, después de todo fui testigo de la vulnerabilidad de su seguridad, debido a su constante contacto físico con el público, más vulnerable aun cuando viajaba al exterior, en dos ocasiones tuve el privilegio de saludarlo brevemente,  pero observar muy detenidamente lo que ocurría en su entorno en sus visitas a la ONU.  En una ocasión llegue un  poco retrasado por el tráfico a una iglesia en el Bronx en New York donde el presidente se presentaría para un acto público, al llegar encontré que había una fila larga de personas con entradas, y el lugar ya estaba casi lleno a capacidad, di la vuelta a la calle, y por un callejón vi una puerta de la iglesia que daba al otro lado de la manzana, y en la cual vi entrar y salir varias personas al parecer de un ensayo musical o de teatro en otro salón y que nada tenía que ver con el evento del presidente, así que decidí entrar y después de caminar por algunos pasillos me encontré en el auditorio principal donde el presidente Chávez hablaría más tarde, por supuesto sin haber pasado por ninguna revisión de seguridad, me acerque a uno de los oficiales de la casa militar y le informe lo ocurrido inmediatamente enviaron personal para revisar esa entrada a la iglesia.  En otra ocasión estaba como voluntario en otro de los eventos públicos del presidente en New York, esta vez en una universidad, la seguridad había mejorado, habían detectores de metales,  perros olfateando hasta las cámaras de los periodistas, una gran fila de personas queriendo entrar a un auditorio  lleno a su capacidad, el servicio secreto de los Estados Unidos proveyendo la primera línea de seguridad, luego algunos voluntarios y personal de la embajada en Washington y el Consulado en New York, ayudando con la ubicación de los invitados y las entradas, cuando de repente viene entrando el entonces canciller Nicolás Maduro, y algunos ministros y más miembros de la comitiva, como cosa insólita el servicio secreto no los quería dejar pasar más allá de la primera línea de seguridad, porque no los conocían, gracias a mi intervención, pasaron inmediatamente, pero unos segundos más tarde se presenta un grupo de rabinos reformados con unos ramos de rosas para obsequiar al presidente, cual no es mi sorpresa que por el halago de quienes estos rabinos representaban y por la premura del momento los hacen pasar por el detector de metales y luego los envían directo a los primeros asientos del auditorio, mi instinto me hizo llamar nuevamente a miembros de la casa militar y pedirles de que por lo menos trajeran a los perros para que olfatearan el ramo de flores, mas tarde en medio de aplausos el presidente los reconoció, recibió el ramo de flores y agradeció su presencia en el evento, aclaró que él no era anti semita, como en este momento quiero aclarar que yo tampoco lo soy, y que no estoy acusando a estos rabinos de la muerte del presidente Chávez, sino poniendo como ejemplo su vulnerabilidad cada vez que viajaba al exterior.

Es posible que muchos me tilden de loco, pero algo en lo profundo de mi ser, me dice que quienes tuvieron el poder y la astucia para envenenar a Yasser Arafat, pudieron haber asesinado al presiente Chávez, estoy convencido que su muerte no  fue por causas naturales, algo maligno fue inducido en  su cuerpo, y a pesar de su fortaleza física, y de los tratamientos en Cuba, su cuerpo sucumbió lentamente a la enfermedad.

¿Cuánto más tendremos que esperar, para saber la verdadera causa de la muerte del comandante Hugo Chávez Frías? Comisionara el presidente Nicolás Maduro a un equipo científico de alto nivel que trabaje con suizos y rusos para llegar al fondo de esta muerte que tanto ha afectado al proceso Bolivariano en Venezuela y en el continente. En las dos únicas ocasiones en que pude hablarle brevemente  le dije a Chávez: “ordene comandante” ahora le digo a Nicolás: “ordene presidente”. Espero que el pueblo Chavista y Bolivariano lo siga apoyando, y más el próximo 8 de Diciembre.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3478 veces.



Ricardo Moreno

Ex-director general del despacho del viceministro para América del Norte de la Cancillería de la República Bolivariana de Venezuela. Ex-presidente de la Asociación Simón Bolívar de Los Ángeles, California, EEUU.

 rvenezolano@yahoo.com      @Rvenezolano

Visite el perfil de Ricardo Moreno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a176481.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO