Vetadas 25

Huele a boicot electoral de la extrema derecha

Es vital para cada revolucionario estar alertas, cada acontecimiento social debe ser leído desde todas sus aristas, leer entre líneas cada palabra y analizar sin apasionamiento las posibles salidas o escenarios a los cuales nos podemos enfrentar; a partir de dicho análisis, estar preparados.

Es así como me atrevo a presagiar, cual vidente latinoamericano, que la extrema derecha tiene entre sus posibles y potenciales jugadas, el abandono de las elecciones presidenciales del 14 de abril, creo que hay señales poderosas para este escenario y lo justifico entre otras por las siguientes:

Primero: La derecha no tiene ninguna posibilidad de ganar las elecciones presidenciales, lo digo sin apasionamiento.

Segundo: El candidato perdedor de la extrema derecha sabe de lo primero y con renuencia le ha correspondido aceptar la postulación en un acto de inmolación política que le han impuesto desde EEUU.

Tercero: A pesar de los grandes grupos económicos y el apoyo transnacional e imperial, el despliegue logístico de la derecha no es una tarea fácil para tan rápida y breve contienda.

Cuarto: El hijo de mami y candidato perdedor, pidió tiempo para consultar y reflexionar la oferta de la candidatura que le hiciera la MUD; para lo cual en efecto recibió las órdenes imperiales y de los grupos económicos de que tenía que asumir.

Quinto: El candidato de la extrema derecha salió a la palestra pública, en la primera ocasión para desconocer la sentencia del TSJ y la presidencia encargada de Maduro; y en la segunda ocasión para caerle a patadas a cuanto enemigo veía por allí (Chávez y su familia, El TSJ, El CNE, La FANB, finalmente al mismo pueblo); generando un estado de provocación que pudo haber terminado en violencia (escenario ideal para ellos)

Sexto: Con renuencia se percibió la aceptación de la candidatura, bajo un rostro de la derrota y desasosiego que no la podía evitar.

Séptimo: La candidatura fue inscrita vía internet, sin movilización, sin la algarabía típica y necesaria para un tipo de eventos de esta naturaleza, totalmente anormal y su mismo silencio, la hace por lo menos sospechosa.

Octavo: Aunque debe renunciar a la gobernación, no realizó ningún trámite en relación a esa obligación.

Los anteriores elementos sin mucho esfuerzo nos muestran las primeras señales de este posible escenario, considero que la derecha internacional y la oligarquía jugarán al caos, sólo allí se sentirán cómodos; cuando hablo de caos no descarto nada, incluyendo las acciones violentas y por supuesto la guerra psicológica. Allí está cantado el juego, debemos hacer todo para que los fascistas no se descarrilen y abandonen la senda democrática, caso contrario, el pueblo y su gobierno deberá derrotar en este nuevo escenario a estos facinerosos de una vez por todas.

ajueves@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1133 veces.



Luis Alberto Duarte


Visite el perfil de Luis Alberto Duarte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Duarte

Luis Alberto Duarte

Más artículos de este autor