Informe del Escuadrón de la muerte de la CIA

"Operación 40 ó 40 Asesinos"

Conferencia en la Alianza Martiana, el 28 de junio del 2005

"Operación 40" o "40 Asesinos" fue un grupo especial creado por la Agencia Central de Inteligencia como complemento de la Brigada de mercenarios que invadió a Cuba por Playa Girón, pero no formaba parte de la Brigada, era independiente de la misma.

"Operación 40" recibió ese nombre porque originalmente estuvo compuesta por 40 oficiales operativos, sin contar el personal administrativo y de servicios; pero luego creció hasta la cifra de 70 según algunos, y existe evidencia de que se crearon grupos adicionales. Se sabe, por ejemplo, que en un campamento de Guatemala, antes de la invasión, se encontraban 53 de estos hombres.

Operación 40 tenía tres misiones principales:

1) Antes de la invasión, infiltraría hombres en Cuba para organizar grupos de apoyo a los invasores.

2) Durante la invasión, los hombres de Operación 40 irían a retaguardia y a medida que se ocuparan pueblos y ciudades, se apoderarían de los archivos y documentos con valor de inteligencia, y de los dirigentes cubanos del Partido, la administración y las fuerzas armadas, para su interrogatorio y eventual eliminación física.

3) Una vez ocupado el territorio, Operación 40 se ocuparía de la "limpieza general", es decir, de la desaparición física de todos los cuadros de la Revolución, para que Cuba jamás pudiese volver a ser un problema para Estados Unidos. Observen ustedes que a diferencia de otros lugares como Guatemala, o Chile posteriormente, la matanza en Cuba se iba a producir de una manera planificada, sistemática y completa.

El núcleo inicial de Operación 40 estaba compuesto por los mismos oficiales de la CIA que habían organizado el golpe de Estado contra Jacobo Arbenz en Guatemala, o sea: David Atlee Philips, Howard Hunt y David Sánchez Morales.

David Atlee Philips era especialista en guerra psicológica. Terminadas sus fechorías en Guatemala, fue trasladado a Cuba en 1957 como agente encubierto, supuestamente a cargo de una agencia de prensa: "David Philips Associates", situada en la calle Humboldt, detrás del cine La Rampa. Philips utilizaba la "Berlitz Academy", cuyo director era también de la CIA, para el reclutamiento y entrenamiento de cubanos. Allí fueron reclutados y entrenados Antonio Veciana, Juan Manuel Salvat y Ricardo Morales Navarrete, entre otros. Philips estuvo involucrado en el asesinato del presidente John F. Kennedy, en el derrocamiento del presidente de Chile Salvador Allende, y en otras muchas operaciones encubiertas de la CIA.
Murió de cáncer en 1988.

Howard Hunt fue el arquitecto del golpe de Estado contra Arbenz en Guatemala, visito Cuba en los anos 1959 y 1960 en labores de espionaje, estuvo involucrado en el asesinato de Kennedy, y dirigió el grupo de cubanos del escándalo Watergate. Como experto en propaganda, Hunt es tal vez el que más mentiras ha divulgado contra Cuba. Hunt se declaro culpable de su participación en Watergate y cumplió solamente 33 meses de prisión. En el clímax del escándalo, la esposa de Hunt, Dorothy, murió en Chicago en un misterioso accidente de aviación. Hunt vive actualmente en North Miami, al final de una calle sin salida, con postes y letreros al frente de "NO TRASPASAR, ESTA INVADIENDO PROPIEDAD PRIVADA". Tiene ya 86 anos, padece de un linfoma en la boca, anda en silla de ruedas porque le amputaron una pierna a causa de la arteriosclerosis, esta sordo y casi ciego. Hunt, que suministro información de inteligencia al ejército boliviano para la localización y captura del Comandante Ernesto Che Guevara, se quejo en cierta ocasión a un periodista de que su hijo simpatizaba con el Che.

David Sánchez Morales, un indio yaqui de Arizona, borracho y asesino, después de Guatemala paso a prestar servicios en la Embajada de Estados Unidos en Caracas, Venezuela, donde consolido su fama como asesino No. 1 de la CIA en América Latina. Era el hombre preferido de la Agencia para la realización del trabajo sucio. En 1958 fue transferido como diplomático a la Embajada de Estados Unidos en La Habana, donde permaneció hasta después del triunfo de la Revolución en 1959. El Indio Sánchez Morales era muy violento, muy agresivo, y hasta sus jefes le tenían miedo. Estuvo también involucrado en el asesinato de Kennedy. Presto servicios en Bolivia con Félix Rodríguez, ayudando a la captura del Che.
Un alto oficial de la CIA, Edwin Wilson, afirmo que Rodríguez es solamente un alardoso, un fanfarrón que se atribuye el asesinato del Che; según Wilson, el verdadero asesino del Che fue El Indio Sánchez Morales.
En Laos y en Vietnam, el Indio cometió innumerables asesinatos. En 1970 paso a trabajar a Chile donde se dedico a la desaparición de lideres políticos y obreros, sobre todo después del derrocamiento y muerte del presidente Salvador Allende.
En 1978 El Indio fue citado para declarar ante un Comité del Congreso pero, antes de que pudiese hacerlo, murió muy convenientemente, de un ataque al corazón.

No existe, desclasificada, una lista completa de los miembros originales de Operación 40. Hay listas parciales muy subjetivas y por tanto poco confiables. La lista que presento a ustedes la he ido formando a partir de información fragmentada tomada de diversos lugares, pero aun es necesario verificar algunos nombres. La foto que van a ver la tenia la viuda de Barry Seal, piloto de la CIA que trabajo con Luis Posada Carriles y Félix Rodríguez en El Salvador en el trafico de armas y drogas con los contra nicaragüenses. La foto fue tomada en un nightclub en México el 22 de enero de 1963 y todos los que están en la foto trabajaban con Operación 40. Barry Seal es el tercero a la izquierda. El primero es Félix Rodríguez, y entre los dos aparece, nada más y nada menos, que Porter Goss, Director de la Agencia Central de Inteligencia a partir del 21 de abril del 2005, nombrado por el presidente George W. Bush.



De modo que, el presidente Bush nombro como Director de la CIA a uno de los fundadores del escuadrón de la muerte. Antes de Bush, el Director General de la Agencia Central de Inteligencia y el Director de Inteligencia, eran la misma persona. Como Bush pensó que la nominación de Porter Goss iba a encontrar resistencia en el Senado, creo un nuevo cargo, el de Director de Inteligencia, y nombro a Goss para este cargo, que ocupo desde el 24 de septiembre del 2004 hasta el 21 de abril del 2005 en que paso a ser el Director General después de su aprobación por el Congreso.

En la fila de la derecha se encuentra primero William Seymour, que administraba una empresa pantalla llamada "Double Chek", que se encargaba de reclutar pilotos para la CIA. Detrás, el que se tapa la cara con el saco es Frank Sturgis, de amplio historial terrorista, que acompaño a Pedro Luis Díaz Lanz a llevar armas a la Sierra Maestra, siendo ambos ya agentes de la CIA, y luego conspiraron para asesinar al presidente Fidel Castro. Detrás de Sturgis esta Alberto Blanco ("Alberto El Loco") y a continuación Jorge Robreno ("El Mago").

La siguiente relación de los integrantes de Operación 40 estimo que es coincidente, o casi coincidente con la original.

1.- DAVID ATLEE PHILIPS
2.- HOWARD HUNT
3.- DAVID SANCHEZ MORALES ("EL INDIO")
4.- LUIS POSADA CARRILES ("EL BAMBI")
5.- ORLANDO BOSCH AVILA ("DR. DEATH")
6.- FELIX RODRIGUEZ MENDIGUTIA ("MAX")
7.- GUILLERMO NOVO SAMPOLL ("MISTER BILL")
8.- IGNACIO NOVO SAMPOLL
9.- JOSE DIONISIO SUAREZ ESQUIVEL ("BLOODBATH", "CEPILLO")
10.- JOSE BASULTO LEON ("EL CAPITAN ARANA")
11.- JOSE MIGUEL BATTLE ("EL PADRINO")
12.- PEDRO LUIS DIAZ LANZ
13.- GASPAR JIMENEZ ESCOBEDO ("GASPARITO")
14.- RAFAEL QUINTERO IBARBIA ("CHI-CHI")
15.- RICARDO MORALES NAVARRETE ("EL MONO")
16.- EUGENIO ROLANDO MARTINEZ ("MUSCULITO")
17.- ANTONIO VECIANA BLANCH
18.- FRANK FIORINI ("FRANK STURGIS")
19.- PORTER GOSS
20.- BARRY SEAL
21.- ROLANDO MASFERRER ROJAS ("EL TIGRE")
22.- BERNARD BARKER
23.- PEDRO REMON RODRIGUEZ
24.- ANTONIO CUESTA DEL VALLE ("TONY")
25.- HERMINIO DIAZ GARCIA
26.- EDUARDO AROCENA PEREZ ("OMAR")
27.- MANUEL ARTIME BUESA
28.- JORGE MAS CANOSA
29.- ALBERTO BLANCO ROMARIZ ("ALBERTO EL LOCO")
30.- JORGE ROBRENO ("EL MAGO")
31.- JUAN MANUEL SALVAT ROQUE ("EL GORDO")
32.- ANDRES NAZARIO SARGENT
33.- VIRGILIO GONZALEZ ("VILLO")
34.- JOSE JOAQUIN SANGENIS PERDOMO ("FELIX')
35.- VIRGILIO PAZ ROMERO
36.- ALVIN ROSS DIAZ
37.- MANUEL RODRIGUEZ ORCARBERRO
38.- ELADIO CEFERINO DEL VALLE ("LADO')
39.- EDWIN WILSON
40.- JOHN ROSSELLI ("HANDSOME JOHNNY")

De cada uno de los terroristas relacionados se podría contar una historia más truculenta que la de cualquiera de las películas que anualmente acostumbran exhibir en este país en la semana del Halloween. Los cineastas tal vez no se han dado cuenta de la cantera de terror -realidad y no ficción- que tienen aqui disponible para sus guiones.

Algunos de ellos habían comenzado en Cuba su carrera de crímenes, como Rolando Masferrer con la banda terrorista batistiana llamada "los tigres de Masferrer". El mismo fue victima del terror en Miami cuando una bomba estallo bajo su vehículo el 31 de octubre de 1975.

Eladio del Valle, piloto de la CIA, presidente del Comité por Cuba Libre de la Florida, involucrado, junto con David Ferrie, en el asesinato de Kennedy. Cuando iban a testificar ante un Comité del Congreso, ambos fueron asesinados con pocas horas de diferencia. Eladio del Valle fue encontrado con la cabeza abierta de un machetazo y un tiro en el corazón (22 de febrero de 1967).

Manuel Rodríguez Orcarberro trabajaba en Cuba en la embotelladora de Coca Cola; conspiro contra la Revolución y en 1960 se asilo en la Embajada del Brasil y huyo a Miami. En septiembre de 1963 se traslado a Dallas, Texas, o sea, dos meses antes del asesinato de Kennedy. Según testimonios ante un Comité del Congreso, parece que Orcarberro fue el jefe del grupo de Alfa 66 que participo en el asesinato del presidente, y que la casa de Jorge Salazar, situada en 3126 Harlandale Avenue, sirvió de cuartel general. La opinión de algunos analistas es que para un atentado como el que le hicieron a Kennedy se necesitan como mínimo 15 o 20 personas que desempeñan diferentes tareas. Esta es la razón por la cual tantos miembros de Operación 40 estuvieron implicados en el magnicidio.

John Rosselli ("Handsome Johnny"), enlace de la CIA con la mafia de Santos Traficante, hablo demasiado ante un Comité del Congreso sobre el asesinato del presidente Kennedy y de los intentos de asesinar al presidente Fidel Castro. Unos días mas tarde, el 9 de agosto de 1976, el cadáver descuartizado de Rosselli fue encontrado dentro de un barril de petróleo flotando en las aguas de la Bahía de Biscayne, cerca de Miami.

Uno de estos hombres, Luis Posada Carriles, cometió el monstruoso crimen de volar en el aire un avión comercial cubano con 73 pasajeros a bordo y, sin embargo, goza de la protección de las autoridades norteamericanas.

Y conste que solo he citado unos pocos ejemplos.

Los objetivos iniciales de Operación 40 fracasaron, por lo que, después de Girón, se convirtió en un "pool" de asesinos de donde la CIA sacaba los que necesitaba para enviarlos a diferentes partes del mundo o a cumplir misiones dentro de Estados Unidos.




Pero antes de continuar, hablemos de un personaje siniestro llamado Theodore Shackley o Ted Shackley, mas conocido por "el duende blanco", "el hombre de hielo" y mas tarde como "el carnicero de Laos".




Shackley fue nombrado jefe de la estación de la CIA en Miami, llamada JM/WAVE, para dirigir la "Operación Mangoose" en contra de Cuba. La estación de la CIA en Miami se convirtió en la mayor del mundo. Las cifras de diferentes fuentes varían pero, al parecer, contaba en determinado momento con unos 600 oficiales norteamericanos y entre 2000 y 3000 cubanos, entre ellos el grupo "selecto" de Operación 40.

Desde Langley, la sede central de la CIA, William Harvey, el jefe de Shackley, ordenaba el regreso a Estados Unidos a cientos de sus agentes en todo el mundo para trabajar en la guerra sucia contra Cuba. El presupuesto inicial de la CIA para la Operación Mangoose fue de $50 millones de dólares.

Shckley alquilo algunos viejos edificios de la Universidad de Miami y les coloco letreros que decían: "ZENITH TECHNICAL ENTERPRISES". El primer problema grave que enfrento Shackley fue que, de los cientos de oficiales norteamericanos que fueron asignados a la estación de la CIA en Miami, casi ninguno sabia hablar español, por lo que fue necesario reclutar a ex-miembros de los servicios secretos batistianos para que interrogasen a los miles de cubanos que llegaban cada día desde Cuba, lo que dio por resultado que la CIA recibía a través de aquellos una imagen distorsionada de la realidad en Cuba. Además, los oficiales norteamericanos de aquella época no tenían la menor idea de la cultura cubana, de su historia, de su idiosincrasia y, por tanto, la percepción de esa realidad se distorsionaba todavía mas, todo lo cual facilito que la estación de la CIA fuese fácilmente penetrada por la inteligencia cubana.

La Operación Mangoose comenzó mal: en abril de 1962 la CIA tenía que infiltrar en Cuba dos "teams" de infiltración y exfiltrar, sacar de Cuba, a otro. Las tres acciones fracasaron.

Los continuos fracasos de la Operación Mangoose, a pesar de la enorme cantidad de personal y recursos puestos a su disposición, generaron graves fricciones en los jefes de esta Operación al más alto nivel. EL General Edward Lansdale, Jefe de Operaciones del Equipo Especial creado por el presidente Kennedy para monitorear las acciones contra Cuba, entro en contradicciones con William Harvey y el trabajo en conjunto resulto imposible. A su vez, se produjo enemistad entre William Harvey y Robert Kennedy. Un día, Robert le dijo a Harvey que el, Robert, iba a tener que entrenar personalmente a los grupos de infiltración, y Harvey le pregunto: " Y que les vas a enseñar? ...Babysitting?

Quien era este General Landsdale? -El General Edward Lansdale había trabajado para la CIA en Filipinas contra los rebeldes de las tribus Huk. Lansdale se caracterizaba por sus trucos siniestros. En una ocasión, ordeno regar la voz de que existían vampiros en la zona ocupada por los rebeldes, luego hizo prisioneros a varios indígenas, les abrió dos agujeros en el cuello a cada uno y los colgó por los pies con la cabeza hacia abajo hasta que perdieron toda la sangre, y luego ordeno dejar los cadáveres en lugares donde sabia que los encontrarían los rebeldes. El objetivo era que los Huk sintieran temor de salir a realizar ataques nocturnos.

Shackley estaba furioso porque la Contrainteligencia no funcionaba. No solo la CIA sino todas las organizaciones del exilio estaban infiltradas por centenares de agentes de la inteligencia cubana y, para colmo, muchos de los supuestos agentes de la CIA en Cuba eran en realidad agentes de la seguridad cubana. En un informe de la CIA al FBI se notificaba que ya existían 371 organizaciones de exiliados, algunas de las cuales solo tenían 3 o 4 miembros.

Otro problema que surgió fue que el archivo secreto con la relación de comunistas y posibles comunistas en Cuba había crecido desmesuradamente y ya contaba con centenares de miles de fichas, y seguía creciendo, lo que hacia prever que en poco tiempo mas el archivo no serviría ya absolutamente para nada pues prácticamente todo el mundo en Cuba estaría clasificado como comunista.

En agosto de 1962, el General Lansdale presento un nuevo plan demencial de operaciones contra Cuba que recibió el nombre de "STEPPED-UP COURSE B". Había presentado otros dos anteriormente, completamente disparatados, que fueron rechazados por los miembros del equipo. El nuevo plan, peor que los anteriores, consistía en una escalada de acciones hostiles que culminaría necesariamente con la invasión a Cuba de las fuerzas armadas de Estados Unidos. El nuevo plan fue aprobado por el presidente Kennedy porque su hermano Robert estaba desesperado por iniciar acciones contra Cuba y forzó su aprobación a pesar de las opiniones en contra. Puesto en marcha el plan de escalada, al gobierno cubano no le quedo otra alternativa que acordar con la URSS la instalación de misiles ofensivos en Cuba.

El "Stepped-up" comenzaría con la voladura de instalaciones en las minas de Matahambre en Pinar del Río. Otros objetivos serian las refinerías y plantas procesadoras de níkel. Se destruirían, además, los cultivos en Cuba, mediante el fuego y los agentes químicos y biológicos. Se utilizarían, en lugar de lanchas, aviones y submarinos para infiltrar y exfiltrar grupos de sabotaje.

Mientras tanto, el "team" enviado para volar las torres del teleférico en las minas de Matahambre, dirigido por Rolando Martínez ("Musculito"), miembro de Operación 40, fracaso en su misión y dos de sus hombres fueron capturados.

No vamos a realizar aquí un análisis de la Crisis de Octubre, diremos solamente que la historia ha demostrado que instalar los misiles era para Cuba una cuestión de supervivencia. Por tanto, independientemente de que Khruschov decidiese aprovechar las circunstancias para adelantar sus piezas de ajedrez geopolítico, lo cierto es que la verdadera causa de la Crisis de Octubre fue la decisión del gobierno de Estados Unidos de escalar la guerra secreta contra Cuba.

Con la Crisis de Octubre termino oficialmente la Operación Mangoose pero continúo extraoficialmente. William Harvey, convertido en alcohólico incurable, paso a retiro, y anos mas tarde, al mismo tiempo que encontraban a "Handsome Johnny" flotando descuartizado dentro de un barril de petróleo, moría el también, muy oportunamente, de un ataque al corazón.

En 1963, Shackley informo a sus subordinados que tanto la Casa Blanca como la Agencia estaban ansiosas por continuar la venganza contra Fidel Castro. La idea del gobierno de Estados Unidos era que las operaciones se realizaran fuera del territorio de Estados Unidos. Washington proporcionaría las armas, el dinero y todo lo necesario y aseguraría que Nicaragua, Costa Rica y otros países del área fuesen hospitalarios.

Sin embargo, las defensas cubanas se habían fortalecido extraordinariamente y ya casi eran una rutina los anuncios de captura de infiltrados. Tengo aquí unas cifras estadísticas de la CIA muy interesantes:
En 1963 se planificaron 88 acciones contra Cuba. 15 fueron canceladas; 69 fracasaron por distintos motivos (de estas 69, a 10 las estaban esperando); y solo 4 tuvieron relativo éxito. Es decir, 21 de cada 22 operaciones fracasaban por algún motivo, con un alto precio de hombres y recursos.

El 22 de noviembre de 1963, el día en que asesinaron al presidente Kennedy, Fidel estaba almorzando con el periodista francés Jean Daniel, cuando recibió la noticia del asesinato. Según Jean Daniel, Fidel Castro dijo: "Estas son malas noticias" y luego pregunto: "Que autoridad ejerce Lyndon Johnson sobre la CIA? Esta pregunta sugiere, o me sugiere a mí por lo menos, que en lo primero que pensó Fidel fue en la implicación de la CIA en el asesinato.

El nuevo presidente Lyndon Johnson prohibió oficialmente, en abril de 1964, las incursiones para realizar sabotajes en Cuba. Estas habían resultado un fracaso y Vietnam tenia entonces la prioridad.

Los barcos y muchos de los hombres de la organización de Manuel Artime (MRR) fueron transportados al África y utilizados como fuerza mercenaria en el Congo en apoyo de Joseph Mobutu.

A partir de 1964 la mayor parte de los oficiales de la CIA en Miami fueron trasladados al Sudeste Asiático. Shackley llego a Vientiane, Laos, en 1966. Dejaba en Miami una herencia siniestra: centenares de individuos entrenados en prácticas terroristas.

Al ser trasladado al Sudeste Asiático, Shackley llevo consigo a miembros de Operación 40. En Laos, la CIA entreno y armo a las tribus Hmong con el fin de enfrentarlas al Pathet Lao y luego las abandono a su suerte. Decenas de miles de tribeños murieron a causa de estas actividades de la CIA, financiadas con el tráfico de opio y heroína. Cuando Shackley, que había ganado ya el sobrenombre de "Carnicero de Laos", fue trasladado a Vietnam, allí estuvieron también cubanos de Operación 40, a tiempo para participar en la "Operación Phenix", mediante la cual fueron torturados, mutilados y asesinados más de 100,000 vietnamitas. Entre estos cubanos estaba Félix Rodríguez Mendigutia.

En todos los sucesos infamantes de la historia reciente de Estados Unidos han estado involucrados cubanos de Operación 40. En el asesinato de Kennedy, en el Watergate, en el escándalo Irán-Contras, en el trafico de drogas, en los fraudes electorales en Miami... Los asesinos de Operación 40 internacionalizaron el terrorismo con los genocidios en Laos y en Vietnam; con la oleada de asesinatos y desapariciones a través de todo el Continente americano del CORU y de la Operación CONDOR; con el estallido en pleno vuelo del avión de CUBANA en Barbados y con multitud de otras acciones terroristas.

Quiero terminar, como ya deben estar cansados de escuchar acerca de tantos horrores y sangre, con una historia bonita que refuerza nuestra confianza en el ser humano.

Philip Agee fue un oficial de la CIA que trabajo primero en Ecuador y después en Uruguay. Formaba parte de su contenido de trabajo el penetrar las misiones diplomáticas de Cuba.
En 1967 fue asignado a la estación de la CIA en México como refuerzo por la proximidad de los Juegos Olímpicos de 1968.

En México, Agee se enamoro de una mexicana que trabajaba para el Comité Organizador de las Olimpiadas. Ella también se enamoro de el y comenzaron a vivir juntos. Pero en octubre de ese ano 1967, asesinaron al Che en Bolivia y resulto que la mexicana era una ferviente admiradora del guerrillero y comenzó a llorar y a culpar con fuertes términos a la CIA. Agee se conmovió al ver que una persona que no conocía al Che, que ni siquiera lo había visto nunca, pudiese llorar su muerte. A partir de entonces comenzó a frecuentar los círculos de escritores y artistas de izquierda y poco tiempo después decidió renunciar a la CIA.

A comienzos de 1971, Francois Maspero, un francés que había publicado el Diario del Che Guevara en Bolivia, le ofreció a Agee coordinar con las autoridades cubanas para que le ayudasen, con los archivos y facilidades de investigación que había en Cuba, a escribir un libro sobre el tiempo que estuvo en la CIA. Agee estuvo de acuerdo, Maspero hizo las coordinaciones pertinentes, y unos días después Agee ya estaba en La Habana.

Agee permaneció en Cuba durante seis meses, escribiendo su libro: "CIA Dairy: Inside the Company". Pero el terremoto se origino cuando escribió desde Cuba un articulo para "Marcha", un semanario político de Uruguay, que se publico en noviembre de ese ano, en el cual Agee se identifico como un antiguo oficial de la CIA destacado en Montevideo, advirtió sobre los manejos de la CIA para intervenir en las elecciones en ese país, y dio a conocer que estaba escribiendo un libro acerca de sus misiones de inteligencia.

El artículo de "Marcha" estremeció a Langley hasta los cimientos. Los burócratas de la Agencia se aterrorizaron. Todo lo que Agee sabia, y sabia bastante, pues en México tuvo acceso a toda la información sobre los operativos de la CIA en América Latina, estaba ahora en manos de la inteligencia cubana. El costo era enorme. Había que desmontar de inmediato todos los operativos de la CIA en América Latina que Agee conocía o hubiese podido conocer, y había que organizar un plan de emergencia contra Agee para tratar de impedir que publicase su libro.

La CIA designo para esta tarea a quien consideraba su mejor hombre: Ted Shackley, el Duende Rubio. Lo saco de la estación de la CIA en Saigon, la mayor y mas importante del mundo en ese momento, y lo puso a buscar la pista de Philip Agee.

Shackley llego a Washington en febrero de 1972 y de inmediato ordeno desmantelar completamente las estaciones de la CIA en Ecuador, Uruguay y México. Ordeno una investigación profunda de todos los que hubiesen tenido algún contacto con Agee, lo cual equivalía a investigar a cientos de personas. Costosas operaciones de la CIA que estaban en marcha fueron canceladas, numerosos oficiales fueron despedidos. Shackley llevo a cabo una verdadera purga dentro de la División Hemisferio Occidental de la CIA.

Los esfuerzos que realizo Shackley para localizar y neutralizar a Agee darían para varios guiones de películas de espionaje. Su mejor agente femenino, una venezolana muy hermosa, de padres norteamericanos que residían en Venezuela por negocios de petróleo, logro contactar con Agee, que se había trasladado a Paris para terminar su libro, y le ofreció financiar la publicación de su libro. La venezolana le regalo a Agee una maquina de escribir, que estaba premiada con toda la técnica moderna de localización. Agee se llevo la maquina de escribir para el lugar donde se escondía, pero reacciono a tiempo y al desarmar la maquina encontró la técnica; así supo que ya la CIA lo había localizado. Agee se movió rápido, durmió cada noche en un lugar diferente, y pocos días después logro trasladarse a Londres.

Por cierto que, años mas tarde, en 1976, Agee tuvo la oportunidad de encontrarse de nuevo con la venezolana. Agee supo que estaba trabajando como agente encubierto de la CIA en la organización Internacional del Trabajo (OIT) en la sede de Ginebra, y que su verdadero nombre era Janet Strickland. Agee viajo a Ginebra con dos fotógrafos del semanario francés "Le Nouvel Observateur" y sorprendieron a Janet en su oficina sacándole fotos. La CIA había perdido a su mejor agente femenino.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 10959 veces.



Salvador Capote


Visite el perfil de Salvador Capote para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Salvador Capote

Salvador Capote

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a15207.htmlCd0NV CAC = Y co = US