Venezuela vista desde la óptica del profesor Steve Ellner

Un amigo, lector acucioso y perspicaz, me recomendó un libro: “El fenómeno Chávez: sus orígenes y su impacto”2; sin pensarlo dos veces salí a comprarlo, dada la consideración que guardo a mi amigo como hombre que piensa. Después de mucho recorrer las” librerías del sur”, por toda Caracas, encuentro un ejemplar; la edición esta agotada. Hemos leído el libro casi un año después de su publicación y su lectura nos sedugo, por su claridad, su rigurosidad en la data y los hechos históricos que registra, por su enfoque de la historia venezolana que rompe con la tradición historiográfica. El libro nos llevo a reflexionar si estamos llegando a un momento de madurez como pueblo que ve su propia historia; o en otro sentido, será la necesidad que nos impele a una lectura menos épica de la realidad producto del clima creado por la revolución bolivariana. El libro del profesor Ellner nos lleva a una lectura de la historia más allá de las posiciones maniqueas o dicotómicas entre héroes y villanos; nos desafía como pueblo a una lectura capaz de mirar y aprender de nuestras propias virtudes y defectos; aprehender nuestra propia experiencia histórica. El Centro Nacional de Historia, en un acto realizado en la UNEFA, en mayo de 2011; acoge el trabajo de investigación del profesor Steve Ellner, promocionándolo como nuevo trabajo editorial de la institución. Nuevas ediciones reclama esta importante investigación.

Como lectores queremos expresar, en una especie de lectura en voz alta, aquello que el libro del profesor Steve Ellner nos sugirió y despertó como inquietud en relación a cómo concebimos el problema histórico. El titulo del libro nos muestra, desde el principio, la concepción que el autor tiene en relación a la determinación de los hechos históricos y políticos. El título no es gratuito; y el termino fenómeno viene ha indicarnos la perspectiva del enfoque histórico. Por fenómeno se entiende, en sentido general, aquello que aparece; así como también, lo que es percibido por los sentidos y la conciencia. Desde un visión de causa y efecto, un fenómeno no ocurre “porque si”; digámoslo así; para que aparezca se requieren ciertas condiciones previas a la ocurrencia del fenómeno, es decir, para que éste se produzca. En la naturaleza, ante la aparición de la flor ha debido ocurrir un proceso previo de germinación, nacimiento, formación, desarrollo y floración como fenómeno de la naturaleza. La flor en tanto que fenómeno de la naturaleza, es producto del proceso anterior a ella para que existiera. Dicho desde la perspectiva de la ciencia, todo fenómeno tiene una causa y en este sentido se explica la premisa ¡No hay efecto sin causa ni causa sin efecto!

El titulo del libro nos dice que el enfoque de investigación histórica esta en esa perspectiva de causa y efecto; por tanto, Chávez sería el efecto de una causa histórica, generada por un proceso anterior a su aparición; y por tanto, no un hecho que nos mando dios, o que es cuestión del destino, o que en política tuvo un golpe de suerte y llego a presidente. Chávez es el efecto histórico de un proceso cuyas causas vendrían representadas por lo que el título del libro llama “origen” del fenómeno; causas que desencadenaron el hecho histórico: la parición de Chávez.

Una visión desde este enfoque, podemos distanciarla o diferenciarla de algunas visiones con que se asume la historia. Una de ellas es aquella llamada teleológica, que nos dice que pase lo que pase, la humanidad seguirá su curso indetenible hacia un reino de justicia y libertad; visión típicamente cristiana y (de algunos) “comunista”. Otra visión es aquella que muestra el presente como la encarnación y continuidad de un pasado histórico, como si las circunstancias y los hechos sociales fueran repetibles en condiciones distintas de espacio y tiempo. Visión que puede definírsele como mesianismo histórico. El autor nos plantea su enfoque y nos dice que el objeto de libro es: “…examinar el impacto de las luchas populares a favor de planteamiento sustanciales como también las expresiones de divisiones de clase y raza...”. Tesis que confronta con la del llamado “Excepcionalismo Venezolano”, (p12), cuya perspectiva predomina en el la visión tradicional de nuestra historia.

Caracteriza el autor la realidad venezolana a partir de tres modelos ideológicos-políticos que han cruzado por la Venezuela de los últimos tiempos, marcando el desarrollo económico y social venezolano: el positivismo, el neoliberalismo y el antineoliberalismo. Perspectiva interesante de esquematización histórica. Así mismo, desde y para la perspectiva de su análisis caracteriza en cuatro las etapas por las que ha transitado el proceso vivido con Chávez; Primera, etapa moderada; reflejada en la lucha por la constitución y las mega elecciones del 2002. Una segunda, etapa neoliberal, expresada en las 49 leyes promulgadas en diciembre del 2001 y toda la reacción de la derecha. Tercera etapa, consolidación de Chávez en el poder a partir del referéndum de agosto de 2004 y esbozo de “un nuevo modelo” que superara la postura antineoliberal. Cuarta etapa, Chávez se declara socialista en enero del 2005. Esta esquematización general de los hechos, o etapas históricas le sirve de marco para su perspectiva de análisis

¿En que corriente podemos situar al autor?; pues él mismo nos lo dice, él nos plantea que esta marcado por dos orientaciones generales de tradición marxista; la primera, el enfoque “desde abajo” y “estatista”; la segunda representada en el énfasis sobre el “empoderamiento” y “memoria histórica” representada en la perspectiva de E. P. Thompson y Herbert Gutman. (“La historia de abajo hacia arriba” o “la historia del pueblo.”) (p281). La otra arista de su orientación la representa “el poder del Estado”. Dice el autor: “Este libro ha señalado la centralidad del Estado para lograr el cambio de largo alcance” (p281). Desde la perspectiva historiográfica y metodológica plantea que las luchas del siglo XIX y los regímenes de Castro y Gómez en el siglo XX y las rupturas de AD y Copey después del año 58, son claves; primero, para explicar el fenómeno del año 36 y en el segundo caso, para la comprensión de realidad venezolana en el período liderado Chávez. El análisis desde la arista “el poder del estado”, señala la coyuntura de la llamada revolución de octubre de 1945 y la coyuntura de la caída de la dictadura en 1958, como momentos claves en la explicación del presente; hechos vistos según su esquema de análisis, enfocandolos en la transformación estructural llevada a cabo desde el Estado. Elementos que se enmarcan en el esquema general que arriba hemos señalado que establece el profesor Elmer.

El análisis como problema es una cuestión compleja, son largas y variadas las cuestiones que sobre ella se levantan. Métodos, como se concibe la realidad, los intereses de clase que forman parte de esa interpretación, etc., determinan la visión de como se encadenan y se interpretan los hechos, configurando los distintos enfoques que encontramos en los escritos sobre nuestra historia. Si puede hablarse de objetividad ella estaría exigida por la consideración de todas las facetas del fenómeno y la aplicación de variables que se corresponden estrictamente con en el análisis, para que su resultado nos muestre lo más cercano a las causas de los hechos o aquello que se denomina verdad histórica. Este aspecto es el que reivindica el profesor Ellner. En este sentido, el autor nos señala sus variables para determinar el resultado de un período histórico desde la perspectiva política, y ellas son cuatro, concebidas como condición necesaria y suficiente para determinar el grado de desarrollo de una sociedad: La lucha por la justicia social; la lucha por la democracia; los esfuerzos por promocionar el desarrollo económico y la promoción del nacionalismo económico político. Sólo el desarrollo de las cuatro variables, en su conjunto, podrá dar una perspectiva de avance y desarrollo político-social a una sociedad determinada; por tanto, las cuatro variables, en su conjunto, son la referencia de evaluación para el análisis del proceso histórico.

Desde múltiples y variados ángulos podemos leer el libro del profesor Steve Ellner; del mismo modo, también se puede hacer desde distintos horizontes y profundidades. Lo arriba señalado son rasguños de lectura de un libro escrito con riguridad histórica, cuyo lector no pretende darle un carácter propio de la academia a su lectura. Sirvan pues, estas notas, a modo de sugerencia, para señalar que “El fenómeno Chávez: sus orígenes y su impacto” es una lectura necesaria y fundamental sobre historia venezolana; así mismo, interesante y provechoso sería un dialogo de lectores, en el más amplio sentido del termino, en torno a este libro.


Ulpimedialegua@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2157 veces.



Luis. E. Villegas. N.


Visite el perfil de Luis E. Villegas N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: