El escenario de lucha: La crisis de un sistema y una civilización. Parte I

Construcción del Proyecto Bolivariano en 5 tiempos

En Centroamérica, el viejo modelo político mundial de la representatividad que sustenta al sistema capitalista se enfrenta al creciente modelo de democracia participativa, protagónica y revolucionaria; y este a su vez enfrenta al resurgimiento del modelo fascista y dictatorial que busca imponerse en Honduras. Dependerá del resultado de esta última confrontación, si los golpes legales se ampliarán hacia otros gobiernos “incómodos” del continente.

Con ese ejemplo se evidencia que el mundo en lo político y social se esta viendo profundamente trastocado, pero ¿qué hay de los aspectos económicos, culturales y ecológicos? Es necesario buscar una comprensión global que sostenga la dinámica mundial y local.

Un muy breve paneo puede brindar algunas ideas sobre cuál es el terreno de combate de cada día y puede ayudar a determinar las urgencias que deben convertirse en grandes incógnitas por resolver:

1. El sistema capitalista está en una de sus peores crisis cíclicas o reajustes más profundos: La gran burguesía se traga a la más débil o se re-localiza en otros países; el capital financiero-especulativo utiliza al Estado (que en la tesis neoliberal aspira desaparecer) para reanimar su competencia destructiva. Esta situación ha afectado principalmente a la clase trabajadora, a través de despidos masivos y mayor “flexibilización” laboral. De manera particular, las reglas del unilatelarismo de los poderes fácticos en Estados Unidos se resquebrajan.

Entonces ¿a qué aspira volver el Imperio Gringo, para lo que no tiene licencia ahora?

Al libertinaje del mercado.

A la concentración hegemónica del poder de decisión en las organizaciones internacionales regentes del sistema.

Al despojo impune de las riquezas naturales de las naciones colonizadas.

A la guerra como efectiva solución final de las contradicciones políticas e ideológicas.

2. La madre naturaleza reacciona con más fuerza ante un modelo de consumo desmedido y a niveles contaminación aparentemente irreversible. La civilización actual requería dos planetas Tierra para que la humanidad viva de acuerdo con el american way of life. Se repite una y otra vez que el hombre “debe” controlar el medio ambiente, y se le aleja de una cosmovisión basada en el convivir entre la naturaleza y la humanidad. Una sociedad testigo de un ecocidio diario y no responde ante el sufrimiento de la madre de todas las madres. Ya no sólo son los fenómenos el niño y la niña, además se acrecienta con más rapidez el desequilibrio climático en las estaciones (mayores períodos de sequía o lluvia). Se desdibuja el trabajo tradicional en el campo y la producción alimentaria acorde con el medio ambiente. Todavía se abre paso a las grandes transnacionales que, con la ingeniería genética y los alimentos transgénicos, ponen en riesgo la seguridad alimentaria y al ecosistema de los países. Se modifican los patrones culturales, nutricionales y de consumo; no sólo ratifican la concepción que debe venderse más mercancía a menor costo para obtener más ganancia, aparte, se niega el derecho a la alimentación, por lo tanto: come y vive quien paga. Se llegó al límite de concebir que el campo sea productor de mercancía para consumo vehicular.

3. El gran vía crucis que sufre la sociedad mundial (y la venezolana no escapa de ello) recae sobre un sistema dominante y la vez decadente, sobre una civilización que en medio de su confusión avanza hacia su propia destrucción, sin saber salir del enredo mortal que atraviesa.

4. En estos momentos se habla de una pandemia por una gripe que muta y afecta al ser humano a causa de una transnacional gringa ubicada en México que queda libre de toda responsabilidad social. Lo peor es que la Organización Mundial de la Salud declara alerta roja ante esta enfermedad que, al 22 de Junio de 2009, se conoce oficialmente más de 231 muertos y 56 mil infectados en un período de 6 meses aproximadamente. Por otra parte las bajas por SIDA[1] o por desnutrición[2] no  son suficientes para declarar una pandemia. Los países ricos, que son los que tienen la principal responsabilidad y al mismo tiempo las soluciones accesibles para la población en estos momentos, no muestran voluntad política e históricamente han demostrado tener otras prioridades. De acuerdo con la FAO los países ricos tienen la principal responsabilidad para efectuar donaciones a los países pobres para detener la hambruna, pero en los últimos 49 años, sólo han donado cerca de US $2 billones. Por el contrario, en sólo un año, los gobiernos concedieron ayudas por valor de US$ 18 billones (provenientes de fondos públicos) para ayudar a bancos y otras instituciones financieras a salir de la crisis, según el análisis de la Organización de las Naciones Unidas[3]. Esta burocracia burguesa no es capaz de cumplir con la FAO y cancelar entre todas esas potencias no más de 30.000.000 $ anuales para “relanzar la agricultura y evitar amenazas futuras de escasez de alimentos”, así lo señaló el Secretario de esta organización adscrita a la ONU, Jacques Diouf .

¿No debería declararse al egoísmo como una enfermedad pandémica, sufrida por una banca y unos gobiernos que toleran la muerte de 28.000 niños y niñas diariamente por causas derivadas de la pobreza y enfermedades prevenibles[4]? ¿No debería sentenciarse de genocidio este resultado?

Corregir el rumbo andado pasa por concebir y construir un proyecto político integral con una base económica diferente, y así, el dilema planteado por Rosa de Luxemburgo cobra la fuerza similar a la de un volcán despertando y a punto de explotar: Socialismo o Barbarie

Continuará…


(*) Trabajador petrolero

Militante del PSUV



[1]    Para el momento de la primera conferencia internacional de SIDA que se realizó en América Latina, en agosto de 2008, se estimaba que en 25 años desde su descubrimiento han muerto 25 millones de personas, a pesar de la existencia de medicamentos contra el sida: su acceso supera apenas el 30 % de la población infectada y los precios  están aumentando por parte de las transnacionales farmacéuticas. http://www.bbc.co.uk/mundo

[2]    Este año 2009 el mundo alcanzará una cifra récord de 1.020 millones de personas que pasan hambre a diario, según los datos publicados por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). http://www.bbc.co.uk/mundo

[3]    "Lo que es todavía más paradójico es que estos compromisos (firmados por los países ricos para ayudar a los pobres) son voluntarios. Nadie les obliga a firmarlos, pero luego reniegan de ellos", Director de la Campaña para el Milenio, Salil Shetty. http://www.bbc.co.uk/mundo

[4]    Estadísticas del informe sobre los Objetivos para el Desarrollo del Milenio de la ONU. Otras estimaciones más recientes calculan cerca de 38.000 niños y niñas fallecidos diariamente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2181 veces.



Olaf A. Ciliberto


Visite el perfil de Olaf Ciliberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /venezuelaexterior/a83386.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO