Una empresa que obtiene ganancias con la Misión Vivienda

Solidaridad con los trabajadores de PIOVESAN, los patronos no quieren discutir el contrato colectivo

20 de marzo de 2017.- Luchadores y luchadoras sindicales han hecho llegar a Aporrea un llamado de apoyo en respaldo de los trabajadores de PIOVESAN, que necesitan la solidaridad de todos aquellos y aquellas que tengan la sensibilidad y disposición de ayudar a la clase trabajadora en la defensa de sus derechos y reivindicaciones. Concretamente, están proponiendo y solicitando una campaña de solidaridad a través de las redes sociales. Piden que, si es posible, se les visite en la Zona Industrial 1 de Barquisimeto, Estado Lara y el aporte de un donativo para el comite que va a preparar la huelga. Necesitan solidaridad moral, politica y material, porque la empresa no quiere firmar el contrato y la inspectoria ha emitido una decisión contra el pliego de los trabajadores.

Como ejemplo para el apoyo de esta lucha, recuerdan lo que una vez lo lograron los trabajadores de IOSA, en esa oportunidad contaron con la solidaridad de muchas organizaciones -incluso de aquellas que tenian orden de no solidarizarse-, y en esa huelga logró sostenerse más de un mes, con la decisión de los trabajadores, con la solidaridad de muchos, con campañas de agitación, con alimentos que le llegaban, con visitas de otros sindicatos ycon apoyo a la hora del accionar de calle.

PIOVESAN es una empresa productora y distribuirora de insumos para la construcción, en la que labora personal obrero y entre sus clientes se encuentra la Misión Vivienda. Hoy los trabajadores de PIOVESAN necesitan con urgencia el aporte de cada organización y de gente solidaria, a través de los teléfonos 0416 12657746 y 0426 8575567.

A la central sindical UNETE le piden propagandizar y organizar una campaña nacional entre los diversos sindicatos. También piden que los compañeros de diversos medios escritos y de radio o TV, ofrezcan sus espacios para que los trabajadores declaren, expliquen qué pasa, expliquen cómo es que una empresa que esta ganando y ganando con la Mision Vivienda, no quiere reconocer los derechos de los trabajadores que producen para que esa Mision salga adelante.

Piden un esfuerzo solidario de unificación de las fuerzas de todos los sectores de trabajadores que se encuentren en lucha.

RESEÑA DE UNA POLITICA ANTIOBRERA

PASOS HACIA EL CIERRE TÉCNICO FRAUDULENTO DE UNA EMPRESA

1.- Como antecedente a todo este conflicto, en el año 2013, Piovesan desarrolla toda una maniobra para cerrar la sucursal que tenía en Maracaibo y convertirla en una "cooperativa" con lo cual se eximió del cumplimiento del contrato colectivo recién firmado. 17 trabajadores se vieron afectados y desde entonces fueron renunciando uno por uno, hasta quedar laborando solo uno de los compañeros firmantes.

2.- Inicialmente cuando la Entidad de Trabajo Piovesan decide reducir el tamaño del departamento de transporte (12/11/2012, expedientes 005-2012-01-2237, 005-0012-01-2225, 005-2012-01-2223 referentes al despido de los ayudantes de choferes y expedientes 005-2012-01-02439, 005-2012-01-02222, 005-2012-01-02438, 005-2012-01-2224, de choferes) vendiendo 6 gandolas y 4 camiones, solo alcanzamos a visualizar que la empresa quería bajar los costos de funcionamiento de ese departamento, pues con las gandolas que quedaban podía cubrir sus necesidades y esto se ha visto confirmado con creces, pues incluso en los últimos meses la empresa ha cubierto sus necesidades de transporte con las 6 gandolas restantes, poniendo 3 de estas a la venta.

La empresa vendió fundamentalmente la parte de la flota que le servía para comprar y revender cemento a empresas como Bloquera Carrara, Concretera del Centro, Cocipre y otras, cemento que presumimos es el que le suministra GMVV a precio subsidiado.

Junto a la venta de las gandolas la empresa salió de unos 8 choferes por renuncia concertada.

En el año 2016 renunció otro chofer por un desencuentro con la empresa.

3.- La empresa, ya desde el año 2015, cuando introducimos el proyecto de Contrato 2015-2017, expresó su posición de negarse a discutir un nuevo contrato colectivo, utilizando argucias legales que le dieron su fruto por la posición asumida por la Inspectoría del Trabajo, tiempo que usó para violentar algunas de las cláusulas y así bajar los costos relativos de producción al congelar, en medio de una inflación feroz, las cláusulas del contrato vigente.

4.- En una nueva ofensiva, desde el mes de octubre del año 2016, la empresa ha venido reduciendo, hasta llegar a "0", la compra de: pinturas, tubos, tanques de agua, conexiones, codos, T de aguas blancas y negras, materiales eléctricos, y toda una serie de materiales para construcción, que si bien habían bajado su venta, todavía tienen demanda. Esta política de "NO compra-venta" pone en peligro, en los próximos 2-3 meses, el departamento de "Mayoreo" el cual podrá ser objeto de un procedimiento de cierre con despido de personal como el que se produjo al cerrar el depósito de la Avenida Libertador, cuando el gobierno y la alcaldía plantearon la expropiación para la construcción de viviendas.

5.- Parejo a la política de cierre de "Mayoreo" por la no compra de materiales para su venta, la empresa ha dejado de producir "nervios" para placas de concreto (Departamento de lozas o nervios) usados en construcción.

6.- Desde el 09/01/2017 no entra a la entidad de trabajo ningún camión de arena, con lo que se ha paralizado la producción de bloques para clientes privados y públicos y en particular para la Gran Misión Vivienda Venezuela. Desde inicios del año 2016 se está desarrollando una política de reducción voluntaria, por parte de la empresa, en las ventas a clientes particulares, los cuales visitan las instalaciones manifestando su voluntad de comprar bloques u otros materiales y se les dice que "no hay para la venta", cuando los depósitos han estado llenos y existiendo materia prima para producir. Este hecho en su momento no lo entendíamos, pero en la medida que se han desarrollado los nuevos elementos como es la no compra de materia prima, lo entendemos como parte de una política global que contribuye a la escasez de productos en el mercado y cuyo eje es el posible cierre técnico fraudulento de la empresa para así tener la justificación de la paralización de las discusiones del contrato colectivo, la violentación del vigente y poder solicitar una reducción legal de personal, que sería avalada por el Ministerio del Trabajo vía Inspectoría del Trabajo.

7.- Estos elementos aquí descritos, de una política antiobrera desarrollada por Piovesan, tienen un antecedente cuando el 25/11/2015, trata de obligar a los trabajadores a laborar con cemento en saco, lo que conllevaría un sobreesfuerzo de nuestra parte, pues no solo tendríamos que levantar cientos de sacos, partirlos y colocar su contenido en la torva mezcladora, lo cual es prácticamente imposible pues la maquinaria no es adecuada para realizar dicha operación manualmente, por estar adaptadas para trabajar con cemento a granel. En ese momento los trabajadores con la directiva del sindicato a la cabeza, nos opusimos a dicha pretensión por el grave daño a la salud de los trabajadores se iba a producir. Como mecanismo de presión antiobrera y aprovechando sus relaciones con CORPOLARA, por ser la empresa beneficiaria del suministro de bloques a la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), nos denunció como saboteadores de esta política gubernamental, siendo objeto de una investigación por parte del DGCIM, frente al cual demostramos que era la empresa la única responsable del problema surgido en la producción de bloques en general, puesto que en depósito existía la cantidad suficiente de estos para cubrir unos tres meses de pedidos por parte de la GMVV. (anexamos copia de acta levantada en esa oportunidad)

8.- El día 8 de febrero el sindicato consigna un documento ante la Inspectoría del Trabajo que ya había sido presentado ante la empresa, firmado por la mayoría de los trabajadores donde señalamos la preocupación de la falta de materia prima ante lo cual pedíamos una reunión, que podíamos aprovechar para avanzar con la discusión del proyecto de contrato.

9.- El día 9 de febrero explota la situación nuevamente, cuando los trabajadores, que no estábamos en labores de producción por la inexistencia de arena, tal y como lo señalamos en el punto "5", nos apersonamos frente a las oficinas administrativas, exigiendo la presencia del presidente de la empresa, señor Nelson Piovesan, petición que se le transmitió a la Coordinadora de Recursos Humanos Yurainna Díaz, expresándole nuestra preocupación por la falta de producción que podía afectar la estabilidad laboral y a la GMVV.

A la espera de una respuesta, en vez de aparecer Nelson Piovesan, Presidente de la empresa o algún otro directivo de la entidad de trabajo, de repente salen las empleadas en actitud violenta y provocadora, dirigiéndose en primer lugar hacia la cerca de la empresa y tijeras en manos procedieron a bajar y romper las pancartas que los trabajadores habíamos colocado para expresar nuestro descontento por el retardo de la firma del contrato colectivo. Este movimiento de violentación de nuestros derechos constitucionales sindicales lo encabezaron Pedro García, Coordinador (gerente) General de Producción, Yurainna Díaz, Coordinadora de Relaciones Industriales y Arelys Castillo Secretaria del Presidente de la compañía, quién también participó al lado de la empresa cuando el problema de los sacos de cemento mencionado en el punto 6.

Ante la agresividad de las empleadas, los trabajadores nos echamos hacia atrás evitando cualquier contacto violento. En pocos minutos vivimos una situación de extraordinaria gravedad pues el señor Pedro García, arriba mencionado, apareció manejando un montacargas con una paleta de adoquines colocándolo cerca de las empleadas quienes procedieron, sin implementos de seguridad laboral, a cargar adoquín por adoquín en un camión que se había estacionado al frente del portón. El compañero Santos Gregorio Venero, delegado de Higiene y Seguridad Industrial, intentó infructuosamente frenar a las empleadas que estaban actuando en contra de toda norma de la LOPCYMAT, poniendo en peligro su propia integridad física. Santos Venero en su intento de frenar la carga del camión por personal no capacitado para dicha labor, que ninguno (a) tenía la ACTA que les facultaba a laborar en funciones que no les correspondían por su perfil de cargo, también notificó al Coordinador de Seguridad laboral de la empresa Reiber Figueroa, sin que ese tomara cartas en el asunto. El propio Reiber Figueroa, lo único que hizo fue decirle al Coordinador Pedro García de la violentación de la Ley al manejar un montacargas, a lo cual hizo caso omiso y que en su manejo atropelló al compañero Wilson Terán, quien ya puso la denuncia ante el técnico de seguridad laboral y que dejamos constancia en el ACTA que levantamos al final de la jornada y de la cual anexamos copia. Las empleadas, una vez calmadas y haber terminado la carga de adoquines, cargaron con bloques un segundo camión que también estaba estacionado fuera de la entidad de trabajo. En un momento determinado del conflicto prefabricado por la empresa, usando a su personal que le representa (denominado en la Ley del Trabajo derogada, de confianza), el abogado Jeritson Torres nos acusó de haber cometido el delito de secuestro a lo cual respondimos que "no había tal, pues todo aquel que quiso salir o entrar a la empresa lo hizo sin ninguna interferencia", lo cual consta en el Acta ya mencionada y que levantamos al final de la jornada y que fue firmada entre otros por el propio Douglas Castañeda, sargento de la GNB que comandaba el pelotón que hizo presencia en la entidad de trabajo ese día 9. Tenemos que señalar que la empresa se negó a permitir la presencia en las instalaciones de Piovesan, para una Mesa de Diálogo que debía instalarse a instancia del oficial de la GNB, del dirigente Julián Marrufo que es uno de los asesores sindicales. La Mesa nunca se realizó pues Nelson Piovesan que había accedido a realizarla e incluso de haber llegado en su vehículo ante los portones de la empresa, no se bajó del vehículo, sino que arrancó y se fue.

10.- Esta narrativa permite visualizar que la Entidad de Trabajo Piovesan tiene una estrategia de "demostrar" una falsa crisis de producción - venta que le lleve a pedir la suspensión de la discusión del proyecto de convención colectiva que se lleva a cabo en la Inspectoría Pío Tamayo, la suspensión del cumplimiento de la convención vigente y la reducción de personal. Puede que entre sus planes esté el cierre fraudulento y el reinicio de la producción en otra locación que bien puede ser en las cercanías de El Eneal vía Duaca, Municipio Crespo, donde tiene unos terrenos y donde se están desarrollando labores de construcción de "pistas" para colocación de bloques, y/o en Yaritagua, Municipio Peña del estado Yaracuy, donde ya tienen unos depósitos construidos. Al cierre le seguiría la contratación de personal nuevo, que no estaría sindicalizado ni bajo régimen de contrato colectivo. Todo esto lo está realizando una empresa que se ha visto favorecida por años por la GMVV la cual le garantiza el suministro de cemento y arena a precios subsidiados.

11.- Después del día 9 la empresa ha empezado a adquirir arena en tal volumen que con lo que adquieren para un día, una sola de las 2 máquinas que lo procesan para fabricar adoquines y bloques, lo consumen en unas 3 horas de producción, es decir tan solo están aparentando que si adquieren la materia prima y que si no compran más es tan solo por la supuesta crisis de venta.

12.- Así mismo nos hemos enterado que la entidad de trabajo, como respuesta a nuestras denuncias y solicitudes de normalizar la producción ha introducido 3 calificaciones de despido por ante la Inspectoría del Trabajo y que han sido admitidas, con lo que se trata de amedrentarnos para que no sigamos con nuestra lucha por la firma del contrato colectivo y la garantía de la estabilidad laborar, ante lo cual pedimos la solidaridad militante de todo el movimiento obrero larense y de Venezuela, que se manifestó de una manera hermosa el día 9 de febrero, pues el problema que vivimos (cierre de empresas, despidos, paralización de discusiones de contratos colectivos) en primer no es nuestro problema particular sino que lo están viviendo decena de miles de trabajadores en todo el país y si le sumamos el problema de la inflación, el desabastecimiento y la violación de derechos democráticas, sumamos millones y que estos no pueden ser solucionados de manera efectiva y permanente desde una lucha fabril aislada, unas de otras.

POR LA DISCUSIÓN Y FIRMA DEL CONTRATO COLECTIVO!!!

NO A LAS CALIFICACIONES DE DESPIDO!!!

NO AL CIERRE DE PIOVESAN!!!

A FÁBRICA CERRADA, FÁBRICA EXPROPIADA Y ABIERTA BAJO CONTROL OBRERO!!!

SINDICATO OSINTRA PIOVESAN

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3040 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /trabajadores/n305734.htmlCd0NV CAC = Y co = US