Los trabajadores venezolanos somos inmortales

Es duro y cruel quedarse sin empleo en la plena pandemia del coronavirus. 150 trabajadores de PDVSA GAS en el estado Portuguesa, 157 obreros en Envases Venezolanos y 80 más en Kimberly Clark Cacique Maracay en Aragua fueron despedidos sin aviso y sin protesto.

Le oímos el otro día al presidente de la república decir en una cadena nacional que había inamovilidad laboral y que los trabajadores serían intocables en el medio de las difíciles circunstancias del coronavirus.

Pues eso no es así, esta mañana bien temprano me llamó un trabajador despedido de Envases Venezolanos diciéndome:

------No tengo nada que comer, un cubito de caldo de pollo me quedaba ayer y fue lo que le di a mis hijos, después me desmayé en la mesa con problemas de tensión y de desnutrición. Lenin, los trabajadores venezolanos somos inmortales, sobrevivir a esta crisis que estamos viviendo es demasiado arrecho-----me dijo con la voz quebrada.

La difícil situación de los trabajadores en Venezuela es igual en las empresas públicas y muy parecida en las empresas privadas. En Acarigua no existe el Ministerio del Trabajo cuando hay que defender a los obreros de un atropello en la administración pública.

En Maracay los acusan de escuálidos y traidores a la patria cuando van a reclamar a la Inspectoría del Trabajo sus derechos pisoteados por el patrono sea público o sea privado.

Pura paja los “discursos socialistas” y las “retóricas del gobierno de los trabajadores”, en el medio de la crisis venezolana se ha encumbrado un “pragmatismo informal” convertido en ejercicio infame del poder direccionado a degradar las relaciones de producción.

El Frente Nacional de Lucha de La Clase Trabajadora FNLCT ha estado acompañando a los trabajadores que están indefensos carentes de herramientas para luchar y defender sus derechos laborales.

La destrucción de los empleos, la caída del salario y la quiebra de las fábricas está llevando a la desaparición del proletariado venezolano.

El estado rentista petrolero se murió, ahora todos tenemos que sostener con más impuestos y más inflación la pesada carga de mantener a la administración pública.

Estamos claros que para crear empleos de calidad y con buenos salarios debemos construir un nuevo estado basado en el emprendimiento, el trabajo y la producción.

El Gobierno Nacional está entrampado en sobrevivir en el poder a costa de la destrucción del sistema social y económico de Venezuela.

Hemos planteado la necesidad de un encuentro urgente entre todos los venezolanos para darle una respuesta económica correcta a la crisis.

“Los trabajadores inmortales” de Venezuela están que no aguantan más apretarse el cinturón que ya no le queda orificios para enganchar la hebilla.

Si queda alguna sensibilidad en el gobierno lo sensato sería ordenar el inmediato reenganche de todos los trabajadores despedidos hasta que pase esta compleja crisis, ahora agravada más por la parálisis de la cuarentena y el coronavirus.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 939 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter