Haití: Movimientos sociales recogen firmas para que se anule el voto del gobierno contra Venezuela en la OEA

El presidente haitiano, Jovenel Moïse, ordenó votar contra Venezuela en la OEA. Otro tanto hizo la República Dominicana.

El presidente haitiano, Jovenel Moïse, ordenó votar contra Venezuela en la OEA. Otro tanto hizo la República Dominicana.

Credito: @CancilleriaVE

El pasado jueves 10 de enero, mientras el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asumía su segundo período como jefe de Estado (2019-2025) luego de ser electo con el 67,84 por ciento de los votos en las elecciones de en mayo de 2018, la Organización de Estados Americanos (OEA) realizó una sesión extraordinaria para no reconocer la legitimidad de su nuevo mandato.

Haití fue uno de los 19 países que, presionados por Estados Unidos (EE.UU.), se plegaron al llamado del secretario general del organismo, Luis Almagro contra el Gobierno de Venezuela. Del resto de las naciones, seis se manifestaron en contra, ocho se abstuvieron y una no asistió a la reunión.

A favor de no reconocer legitimidad del presidente Maduro: Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Haiti, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Santa Lucía.

En contra: Bolivia, San Vicente y las Granadinas, Dominica, Nicaragua, Surinam, y Venezuela.

Abstenciones: Antigua y Barbuda, Barbados, Belize, El Salvador, México, St. Kitts y Nevis, Trinidad y Tobago y Uruguay.

Ausente: Grenada

A raíz de esto, el pueblo de Haití rechazó la votación del Gobierno de Jovenel Moïse respecto a Venezuela en la OEA, calificándola de traición contra una nación hermana.

Así lo manifestó el Partido Revolucionario Socialista RASIN Kan Pèp, emitiendo un categórico comunicado en rechazo a la decisión de su país ante el organismo imperialista y en respaldo al Gobierno democrático de Venezuela.

El documento destaca que "En el mundo, 112 países respaldan el Gobierno legítimo de Venezuela. Son solo 13 país títeres del imperio de Suramérica, América Central y Canadá que la hostigan y que cuestionan la legitimidad del presidente Nicolás Maduro, mandato que fue conquistado a través de los votos populares del Pueblo venezolano", y acusa una intención golpista por parte de la OEA.

Asimismo, el RASINK Ken Pèp evoca, la participación de algunos de sus dirigentes como observadores en las elecciones presidenciales de mayo de 2018, "el mejor proceso que nos tocó vivir por su transparencía y el nivel de libertad del electorado", destacando que el sistema electoral venezolano "está articulado en un proceso tecnológicamente reconocido como uno de los mejores del mundo".

Asimismo, intelectuales y movimientos sociales de Haití se sumaron al rechazo popular e iniciaron una campaña de recolección de firmas, exigiendo al parlamento y al senado pronunciarse ante el voto haitiano en la OEA y pedir su anulación.

"Venezuela, además del acuerdo del PetroCaribe, ha financiado muchos proyectos en beneficio del pueblo haitiano, hasta el punto de que Venezuela y Cuba se han convertido en los únicos dos Estados del mundo cuya cooperación es útil para nuestro país", manifiestan.

Los firmantes tildan el voto de "innoble, irreflexivo e incomprensible para los haitianos que aprecian la generosidad de este país (Venezuela) hacia nosotros" y aseguraron que el acto los ha "cubierto de vergüenza y ridículo"

"El Gobierno de Haití incurrió en una acción totalmente ilegal y violó el derecho internacional, porque Venezuela es un país soberano al que no tenemos derecho a interferir en sus asuntos internos", afirmaron.

En redes sociales también se manfiestó, a través de ilustraciones y tuits, el repudio a la decisión del Gobierno de Jovenel Moïse al dar la espalda al ejecutivo venezolano y responder a los intereses de EEUU.

Venezuela: el país que más ha ayudado a Haití en toda su historia

La solidaridad del pueblo venezolano con el haitiano ha sido continua desde los primeros años del Gobierno de Hugo Chávez, hasta la actual administración de Nicolás Maduro.

A través del acuerdo del PetroCaribe, organismo de alianzas en materia petrolera fundado por Chávez, la nación caribeña accedió a la compra de petróleo venezolano en condiciones de pago preferencial, lo que significó un inmenso impulso económico y de desarrollo social e infraestructura.

Con esta ayuda de Venezuela, Haití logró levantar, en otras cosas, tres plantas de energía, proporcionando una quinta parte de la electricidad de la isla; además de 400 obras de construcción.

El propio expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton, reconoció los aportes del Gobierno Bolivariano. En su calidad de enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas, (ONU) a Haití, Clinton destacó el apoyo de Venezuela a la isla, afirmando en la Conferencia de las Américas en septiembre de 2009, que la ayuda venezolana era fundamental, mencionando como ejemplo que en cuanto a prevención de huracanes, Chávez había donado 87 millones de dólares.

"La cooperación con Venezuela es la más importante en Haití en este momento en términos de impacto, impacto directo" dijo por su parte en 2011 el entonces presidente haitiano, Michel Martelly.

¿Qué sucedió?

El voto de Haití no era esperado por el Gobierno de Nicolás Maduro. En noviembre de 2018, el mandatario haitiano, Jovenel Moïse, visitó al presidente Maduro en Caracas. "Le agaradezco al pueblo venezolano y al presidente Maduro, y quisiera decirle que las puertas de Haití siempre estarán abiertas para usted (...) Haití es su casa", dijo en ese entonces.

Asimismo, en la reciente XVI Cumbre ALBA-TCP, (Alianza Bolivariana de los pueblos América Latina y el Caribe, organismo creado por Hugo Chávez), el embajador de Haití, Lesly David, se dirigió en su alocución al mandatario venezolano: "Presidente Nicolás Maduro, el pueblo haitiano siempre estará a su lado (...) Si alguien no ve lo que el ALBA está haciendo por el pueblo de Hatí, está ciego", dijo David.

Las respuestas apuntan a la presión de EEUU. sobre la nación caribeña, luego que en 2018 empresarios estadounidenses manipularan el escenario social, empujando y financiado las protestas violentas de grupos opositores al Gobierno de Moïse.

La advertencia era explícita: No respaldar la moción de EEUU contra Venezuela en la OEA significaba volver a las manifestaciones que dejaron varios muertos y desestabilizó por completo a la nación.

A través de un comunicado, Venezuela denunció la "manipulación jurídica" ejercida por el imperialismo, la que "atenta contra el derecho a la paz de nuestros pueblos y coloca en peligro la estabilidad de América Latina y el Caribe en su conjunto".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6180 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/n336981.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO