Carmona y Micheletti: dos almas gemelas

Pedro Carmona Estanga y Roberto Micheletti son tan similares que pareciera que estamos en presencia de dos almas gemelas. Veamos algunos aspectos golpistas de estos personajes e, incluso desde el punto de vista personal, en los que no observo diferencia y que ahora comparto con mis lectores.

1-. Carmona es empresario al igual que Micheletti y, por supuesto, representantes de los sectores más poderosos e influyentes de sus países de origen.

2-. En Venezuela y Honduras leyeron ante los medios de comunicación supuestas renuncias de Chávez y Zelaya, para hacer ver un vacío de poder y juramentar a los mandatarios golpistas amparados en una aparente legalidad constitucional.

3-. Las juramentaciones se hicieron rodeadas de funcionarios y políticos que seguidamente se repartían los cargos gubernamentales en tanto ordenaban perseguir y apresar a los ministros de los gobiernos depuestos.

4-. Los insurrectos mantuvieron neutralizados los medios de comunicación con apoyo militar, para evitar la difusión de imágenes de represión contra el pueblo.

5-. Micheletti enfrenta las masas populares que rodean la Casa Presidencial exigiendo la restitución de Manuel Zelaya, en tanto Carmona encaró a la gente, que llegaba al Palacio de Miraflores pidiendo el retorno del presidente Chávez.

6-. Carmona Estanga quería esconder sus ambiciones argumentando que sólo sería un presidente de transición, tal cual lo ha expresado Roberto Micheletti.

7-. Los presidentes de facto justificaron sus incursiones en la necesidad de eliminar la instauración de gobiernos izquierdistas, que atentarían contra la democracia y señalaron a los derribados de insanos mentales y violadores del poder constituido.

8-. Tales golpistas muestran cara de buena gente. Mirada inocente. La prensa los presenta con igual aspecto jovial y apacible, porque Micheletti esboza una sonrisita suave y penetrante, gozosa y risueña, como la de Carmona en su juramentación, las cuales les permite simular sus reales ambiciones personales.

Creo que son pocas las diferencias. El tiempo en el poder, que uno tiene el pelo más canoso que el otro, que uno es el calvo y el otro no, pero en líneas generales, son los mismos personajes de una misma novela, de un mismo librito o manual, como dicen los analistas de estos alzamientos militares en el mundo.


albemor60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1555 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a82410.htmlCd0NV CAC = Y co = US