“Los países que nunca se desarrollaran”

“Las mujeres indias y somalíes que muy recientemente pasaban los días sentadas al sol, recogiendo uno a uno los granos de trigo caídos sobre las vías del ferrocarril y los varios cientos de miles de millones de habitantes que viven en las calles. No tienen prácticamente nada que perder salvo sus vidas”. El imperio llama a sus pueblos “democracia precarias” y nos califica como en una libreta escolar cada año desde hace tres décadas nuestra conducta.

Todo este cinismo prepotente se esta dando con el apoyo y la indiferencia de la comunidad internacional especialmente del G8, la ONU y la OEA como foro de todas las naciones encargadas de velar por la paz del mundo, por la economía de los pueblos y otras series de principios. Sea por acción u omisión, la comunidad internacional y estos organismos que rigen sus relaciones tienen una gran cuota de responsabilidad en el avasallante deterioro de la calidad de vida del ser humano por parte de los Estados Unidos y su sistema capitalista mundial que cada vez nos demuestra su fracaso económico-político.

Ninguna nación charla mas ruidosamente de paz, pero ninguna nación distribuye tantas armas de guerra. Ninguna nación ha hablado tan apasionadamente a favor de los controles nucleares, pero ninguna nación ha mantenido en tan profundo silencio el tema de control de las armas convencionales saboteando al mismo tiempo los tratados de no proliferación de armas de destrucción masiva. Y tampoco nación alguna ha hablado tanto de su deseo de radicar el hambre la pobreza y la enfermedad, pero ninguna ha obstruido tanto la lucha contra esos males por su insistencia en hacer que los países pobres gasten sus dineros en armas costosas y sin utilidad llevando al mundo por la devaluación del dólar por las guerras a las constantes crisis financieras con alcance mundial.

Cuando se lee la bibliografía sobre las relaciones con el imperio especialmente la que trata de economía y de política resulta difícil creer que todos los autores estén describiendo la misma situación. “Explotan a los países subdesarrollados, neocolonialismo o el imperialismo económico y militar”. En la actualidad lo Estados Unidos tienen algunos Vietnam en Sudamérica y el mundo. El resentimiento hacia los Norteamericanos esta muy extendido. Es global. Hay una enorme reserva de mala voluntad hacia el imperio en toda la tierra. El imperio cometió un error fundamental al bazar su norma de progreso en la expansión militar y económica que pretende continuar McCain. Han creado un enorme complejo industrial y una gran pobreza mental, moral y estética. Nuestras ciudades son verdaderos desastres, nuestro aire irrespirable, los alimentos escasean, nuestra gente menos libre y nuestro espíritu manipulado. Necesitamos cada vez una porción mayor de los recursos energéticos mundiales para mantener nuestro modo de vida. Mientras corregimos nuestros errores con la revolución bolivariana debemos ayudarnos a equilibrarnos no a la imagen nuestra sino a la manera que sea más apropiada para nuestra cultura y naciones como bloque.

La potencia Norteamericana “califica no se sabe con que criterio moral de terrorista o narcotraficante porque no tienen valores ni principios como imperio carecen de ellos. Han embargado a la región en una cada vez mas enorme deuda externa, pero además esos dineros han sido invertidos en promover esta dinámica atroz guerra sucia contra la población civil y los gobiernos elegidos por estos, los conflictos armados, las actividades ilegales en el plano económico, social y cultural son mundiales. El imperio sembró el terrorismo de estado, contra dirigentes sociales, políticos asesinados, miles encarcelados. Golpeo a los países con los vicios de la justicia parcializada. Ha criminalizado toda forma de protesta y oposición masificando las detenciones de personas encarceladas alrededor del mundo acusados de espías, terroristas y cualquier otro invento por las leyes migratorias y de inteligencia tanto en Europa y en los EEUU llenando las cárceles especialmente Guantánamo, la cinco estrellas de la violación de los Derechos humanos del imperio.

Las guerrillas de izquierda en el discurso oficial norteamericano han pasado de ser bandas armadas a ser comunistas, narcoguerrilleros y finalmente narcoterroristas, según las conveniencias del momento. Es decir las fuentes de donde proceden los recursos para invertir en la guerra. El imperio empieza basándose en la firma de tratados de certificación por medio de los cuales se ejerce una intervención directa en asuntos internos de esos países como reformas judiciales, la instalación, equipamiento y entrenamiento de cuerpos policiales especializados para la desaparición de personas, presencia de militares extranjeros, tratados de extradición entre otros, que derivan en el incremento de la violencia, violación de los DDHH y la perdida de soberanía nacional, ejemplo Colombia.

Acuerdos de mutua conveniencia en los cuales Colombia no esta en capacidad de controlar los efectos internos y menos aún, los efectos regionales que tendrá la aplicación de los planes diseñados en Washington para un tercer gobierno de Uribe con la administración McCain. Para el imperio estos son los países que nunca se desarrollaran.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3457 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: