Coordenadas permanentes de la pobreza

Las cumbres conciernen aquí a la división de los países grandes con los pequeños, en fracciones industriales, comerciales y económicas relacionados con la pobreza, el cambio climático, la energía, la alimentación, la deuda externa, asuntos que participan en la dominación política.

Pero la cuestión importante es que estas cumbres sirven para mas de lo mismo, no pueden funcionar regularmente y se desvanecen en el tiempo, absorbidos por los intereses capitalistas, por lo tanto funcionan bajo la injerencia de las grandes potencias con sus grandes bloques, Unión Europea, EEUU y la OTAN, siendo estos la fracción hegemónica que divide bajo su dominación, el desarrollo de las naciones pobres, y evita poner el freno a la contaminación ambiental por la falta de cooperación de estos países, similar a la situación económica alimentaría, no así con la energía y combustibles alternativos, que pueden llegar fácilmente a un consenso global.

Las cumbres nos demuestran que todos conocen las coordenadas de la pobreza en países donde se practica la explotación energética. Por lo tanto las cumbres sirven, a más de la publicidad del país que la organiza y de sus participantes, para las contradicciones internas de las naciones dominantes con los dominados y explotados, sus luchas externas por sostener la hegemonía. Las naciones pobres, su gran mayoría, desempeñan un papel secundario respecto a la contradicción principal, el capitalismo militar, tema muy poco tocado excepto por Castro, después por Chávez, últimamente por Evo y Correa a profundidad, en sus diversas formas socialistas y revolucionarias.

Las cumbres, solo han marcado meras expectativas, a los cambios que el imperialismo y los países industriales puedan ofrecer al tercer mundo, en una ayuda solidaria y concreta, frenando el armamentismo, apoyando la agricultura, combatiendo la pobreza, solo con ese rubro de defensa se puede mejorar ostensiblemente las soluciones a los diferentes problemas de la pobreza, cuya dirección corresponde a un pequeñísimo grupito de naciones que manejan a perpetuidad la pobreza, en una permanente coordenada, claramente ubicada, sin aparente solución por la dominación estadounidense.

Es igualmente el caso, del consumismo derrochador de las sociedades capitalistas actuales, de la relación entre industrialismo y explotación, pero esto no quiere decir que el socialismo este excluido del poder político, participan en el, los países del tercer mundo, dueños de los recursos naturales y energéticos, con titulo de propiedad, a los que hay que respetar con sus gobiernos revolucionarios, por decisión de los pueblos que buscan otra alternativa socialista socio económica.

Las contradicciones no son más que la forma actual de distribución mundial y sus formas económicas, entre los que más consumen y contaminan, con los que explotan y dominan, con el sistema capitalista militar globalizado.

Es necesario anotar, la alianza anti imperialista en formación, con un gran futuro para frenar la hegemonía de las naciones grandes, frenando primero a las serviles oligarquías, para luego hacerlo con la dominación y la dependencia económica, hasta hoy un freno insalvable para combatir la pobreza.

La libertad y autonomías son importantes, ya se ven reflejadas en el petróleo, 128 dólares por barril, resultado de una reflexiva alianza de los países exportadores de crudo, autonomías e independencia que nos permitirá no ser mas las sociedades excluidas que se extienden a todos los países del tercer mundo, por el desposeimiento del poder de esa 8 familias, consideradas como grupo mundial dominante.

Por este hecho, las cumbres son una cuestión distinta, de los intereses estratégicos del imperialismo, refugiadas en la diplomacia hipócrita como la cumbre de Lima, en donde tuvieron la palabra para el sierre de la misma, solo representantes europeos, quienes leyeron el resumen de las diferentes mesas de trabajo. Nuestra necesidad en cambio es la sobre vivencia de los pueblos libres, con un nuevo sistema socialista, para construir nuestros modelos cultural, económico, libre y digno, regulador de las materias primas, para mejorar el aspecto ambiental.

Será la nueva coordenada, para una democracia socialista del siglo XXI.


rcpuma061@yahoo.com>




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3463 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: