Venezuela: Los EE.UU. están preparando un mundo de pavor, traición y tormento para todos nosotros

“Si el pueblo norteamericano supiera lo que hemos hecho, entonces nos lincharían a cada uno colgados en un poste de luz” (George H. W. Bush Sr.)

Hace un tiempo atrás en el Continente Oscuro, en todo el corazón del racismo capitalista colonial de Sudáfrica, nos despertábamos una mañana y de repente habían desaparecido tres siglos y medio de Apartheid blanco; otra mañana salíamos de nuestros iglúes blancos del norte e increíblemente se había pulverizado en el aire el ‘peligro comunista’; todavía otra mañana en el Nuevo Mundo estábamos desayunando tarde y apurados, cuando de repente y en sólo unos momentos veíamos caer la hegemonía mundial estadounidense; el centro corporativo del comercio mundial imperialista estaba en llamas, estaba colapsando justo frente a los miles de millones de ojos horrorizados, frente a un público mundial hipnotizado, que hasta el día de hoy prácticamente no ve nada, no ve la realidad mundial fascista y mucho menos el colapso económico de los EE.UU. como potencia mundial terrorista.

Es verdad, exactamente como Marx lo pronosticó, así están cayendo y colapsando las ‘Torres Gemelas Siameses’, o sea, el Capital y el Trabajo, bajo el peso económico de una súper sobreproducción, una monopolización, tasas de ganancia en la ruina y una disminuida acumulación y realización de capital. Exxon Mobil y sus socios siguen haciendo miles de millones de dólares de ganancia semanalmente, sin embargo, durante las últimas dos décadas, esto sólo fue posible en base a la destrucción de centenares de miles de fuerzas de trabajo físico ya obsoletas; estas gigantescas ganancias se logran sólo sobre los magros cadáveres de un millón de ‘árabes’ inocentes. Para la existencia humana, el grado de destrucción de capital y ganancias, de materia prima, de fuerzas y recursos naturales y sociales es limitado; así que desde un punto de vista científico, en el meso-cosmos, pronto alcanzaremos los límites de la barbarie capitalista y del vandalismo imperialista, pero ¿qué pasará después?

El mundo se está hundiendo en una Era Oscura moderna, en la barbarie fascista imperial corporativa; gracias a un ‘Nuevo Siglo Americano’, a la globalización, a la era de la información, a los derechos intelectuales y del autor, a la madre de todas las bombas, a las armas de destrucción masiva con uranio empobrecido y enriquecido despertaremos una de esas mañanas lindas, es decir, si tuviésemos el chance o la energía humana de despertar en primer lugar, recogeríamos nuestros cabellos caídos, nuestros huesos flojos y nuestros dientes rechinando, para entonces darnos cuenta, claro, completamente pasmados por el tratamiento de ‘chocar e intimidar’ y por la estrategia del ‘dominio de pleno espectro’ de Rumsfeld, de que los EE.UU., el mercado mundial, la humanidad, las ciencias de la vida, la vida misma del planeta diariamente y en progresión geométrica ya se están desvaneciendo inexorablemente en la noche más oscura y en el olvido galáctico.

Como indica nuestra cita anterior, todo el clan de los Bush sabe con precisión lo que tenemos que hacer nosotros para detener este venidero Armagedón.

Bush padre (al igual que la elite de los Bilderberg) teme, que el proletariado del mundo los “colgaría a cada uno en un poste de luz” en caso de que algún día descubrieran la verdad sobre el actual estado de cosas en el mundo, comenzando con las masacres de los ‘indios rojos’ y terminando con el genocidio despiadado de los pueblos árabes en el Medio Oriente. Se lanzan esas cruzadas políticas para robarles a los ‘desterrados’ su riqueza natural y sus recursos naturales, su biodiversidad, su gas, petróleo y agua. Es precisamente la Casa Blanca la que le teme a la verdad fluyente y abrumadora, la que teme, que un día miles de millones de seres humanos podrían descubrir el tipo de contribuciones macabras y crueles, que los gobiernos estadounidenses han brindado a través de los últimos dos siglos, contribuciones solamente para la pobreza y la miseria humana, para la alienación y aniquilación humana en nuestro sistema solar.

Sólo subiendo a esas sublimes alturas teóricas y sumergiéndonos en los abismos práxicos y concretos, podemos entender lo que la maquinaria de guerra estadounidense tiene en mente para la Revolución Bolivariana dentro del próximo mes o más adelante. En su agonía corporativa y su megalomanía de poder, los EE.UU. son capaces de cometer cualquier desastre militar, porque su gran negocio es la guerra y las grandes guerras son su negocio.

En abril de 2002 los líderes de la Revolución Bolivariana presintieron lo que se acercaba, pero no hubo forma de pararlo. Luego vino el sabotaje petrolero y tampoco hubo nada para evitarlo. Sin embargo, fueron eventos específicos cívico-militares, es decir, fue la defensa popular no planificada, ni preparada ni organizada, la que durante más de cuatro años salvó al gobierno democrático y a todos nosotros de una cruel dictadura genocida.

De manera similar, actualmente la humanidad se encuentra en serios problemas y en serio peligro. El que todavía tiene cerebro y ojos para ver, puede percibir alrededor del planeta el hedor moribundo que deja la economía bélica estadounidense, un buldózer global que desde la Segunda Guerra Mundial, principalmente produjo muerte y más armas de destrucción masiva. Cualquiera con una mente sana puede darse cuenta de la decadencia política de sus estructuras de poder democráticas y de la descomposición social de sus fibras morales, culturales y religiosas. Esto afecta a ambos, al mercado mundial y al orden mundial entero. El espacio revolucionario se reduce en cada mili segundo y en cada milímetro se está acabando el tiempo emancipatorio. Dentro de los parámetros científicos y lógico-formales, y de los paradigmas ideológicos, o sea, dentro del sistema global cerrado mesocósmico, no se ve solución alguna en ninguna parte.

En otras palabras, dentro del mismo imperialismo, las propias clases dominantes no hicieron nada para detener el venidero Apocalipsis porque esto no es la tarea histórica del capitalismo. El socialismo y el comunismo no tenían la fuerza política, militar y económica, ni el espacio y el tiempo necesario para aniquilar al modo de producción capitalista globalizado. Si por un lado se deja intacto el actual mercado mundial para que éste continuara en su inexorable pista de la muerte o si por otro lado lo destroza una poderosa revolución mundial tan necesaria (Fanon y Trotsky), en ambos casos esto traería los mismos resultados dentro de las próximas décadas, es decir, de todos modos la consecuencia sería un hara-kiri humano a nivel global. Es precisamente este quo vadis y cui bono, hacia el cual ab ovo y viz historia siempre se dirigieron y siguen dirigiéndose las relaciones unilaterales de amo-esclavo y el proceso de trabajo explotador, dominador, discriminador, militar y alienador.

Para decirlo de otra manera, aquí en Venezuela, al igual que en cualquier otra parte, tenemos la opción de Hobson, nos encontramos en los cuernos de un ‘trilema’ multi-lógico, que no se puede resolver dentro del actual orden mundial, es decir, dentro del proceso de producción formal-lógico reinante. Agarrando al toro corporativo por sus tres cachos con tres manos, en vez de organizar golpes militares traidores, más bien se debería crear un nuevo hombre, una nueva especie, una nueva lógica, una nueva ciencia, una nueva filosofía, una nueva cultura y un nuevo conocimiento.

Esto es el contexto transhistórico en el cual se encuentra actualmente la Revolución Bolivariana, pocas semanas antes de las elecciones presidenciales, elecciones para las cuales la ‘oposición’ venezolana tiene planeado un descarado fraude, al igual como recientemente pasó en Perú, Ecuador, Colombia y México, y antes de otro golpe militar organizado por los EE.UU. y sus lacayos locales sanguinarios.

Es verdad, en el ‘Tercer Mundo’ los capitalistas opulentos y parasitarios han botado del proceso de producción ya a millones de trabajadores serviles, que ahora están condenados a vegetar en una existencia globalizada de mendigos y parásitos. También en este caso, el pronóstico que hizo Marx en El Capital merece ‘20 puntos’. Es contra esta pauperización progresiva del ‘Tercer Mundo’ dentro de la globalización, contra la cual se dirige la Revolución Bolivariana en Venezuela. Y como podíamos presenciar durante las elecciones dentro de las Naciones Unidas, son 80 las naciones que apoyan sus objetivos socialistas para el futuro cercano.

Ahora, como indicábamos anteriormente, dentro de la competencia despiadada por la hegemonía global, vamos a iluminar un poco la verdadera guerra mundial por un puesto bajo el sol capitalista y los aspectos económicos, que representan un verdadero peligro para la humanidad, es decir, el colapso de la economía bélica norteamericana y su respectiva amenaza y lo que esto significa para el mercado mundial mismo. En otras palabras, como ya lo expresa el ‘Proyecto para un Nuevo Siglo Americano’, ¿qué tan real es el colapso económico del complejo militar industrial norteamericano, o sea, la decaída de los EE.UU.?

Para decir lo mínimo, cualquier estudiante de economía política internacional consciente inmediatamente diría que es altamente probable.

A nivel económico, ¿será que los EE.UU. están perdiendo la actual batalla global por la hegemonía mundial? Como veremos más adelante, incluso el Vaticano, en vez de defender los intereses espirituales de los pobres de Venezuela y América Latina, trata de controlar y apoderarse de los miles de millones de dólares provenientes de la mafia internacional cleptocrática, de ‘Wanta’ y sus socios.

Para que tengamos una idea de lo que está pasando a nivel financiero, veamos brevemente las noticias económicas más recientes. La espiral de decepción amenazante y el colapso del sistema global de finanzas puede ocurrir en cualquier momento de la misma manera que el colapso de las Torres Gemelas, que de paso, con toda probabilidad fue orquestado por la propia administración Bush. De hecho, fue esta versión del engaño al estilo de Pearl Harbor la que inició tanto la actual fase del derrumbe del capitalismo mundial, como también la aniquilación de toda resistencia popular a nivel global por parte del complejo militar estadounidense, las fuerzas industriales y energéticas y sus respectivos socios leales beligerantes como lo son Gran Bretaña, Israel, Japón, la India y Colombia.

Un artículo reciente, publicado en la página de worldreports.org nos explica los incumplimientos financieros estadounidenses tanto en casa como en el extranjero.

Dice que “el 26 de octubre (de 2006), más que 4.275 mil millones de dólares de seguros del tesoro estadounidense y bonos de la Reserva Federal fueron reportados como incumplidos en diversos centros financieros europeos, entre ellos Londres. ... Se sabe que el sistema jurídico estadounidense ha tomado medidas legales contra la Reserva Federal con respecto a ciertas transacciones incumplidas. La ‘Plena Fe y Crédito de los EE.UU.’ significa que cuando seguros oficiales estadounidenses son amortizados, los EE.UU. proporcionarán dinero en efectivo contra los bonos amortizados; ya no se puede confiar más en esta garantía”.
http://www.rense.com/general74/want.htm


Esto significa que al igual que en el caso de las elecciones estadounidenses fraudulentas pasadas, de la ética inhumana reinante, de la falta de respeto patriótico por la soberanía de otras naciones, de la brutal tortura fascista, de las mentiras abiertas y de la escalada genocida en los pueblos árabes en el Medio Oriente, la llamada ‘Plena Fe y Crédito de los EE.UU.’ simplemente no existe. El Estado norteamericano está en la bancarrota total y sólo sobrevive por medio de la violencia terrorista, el saqueo global y las guerras fascistas.

Hace algún tiempo atrás, en un artículo en Vheadline del 31 de marzo de 2006, dí un ejemplo de la corrupción y la cleptocracia del Estado norteamericano:

“El 18 de mayo de 2003, el San Francisco Chronicle nos informó, que habían desaparecido mil millones de dólares del presupuesto militar del Pentágono, se habían evaporado sólo así. ‘El Departamento de Defensa, ya famoso por haber gastado 640 dólares en una poceta para baño, una vez más se encuentra bajo intensas investigaciones, sólo que esta vez, no podrá responder por más de mil millones de dólares de transacciones financieras, ni para mencionar la desaparición de docenas de tanques, misiles y aviones. ... Aunque el Departamento de Defensa ya desde hace mucho es conocido por sus malos gastos, informes gubernamentales recientes dicen que el descaro en el manejo de dinero por parte del Pentágono alcanzó proporciones astronómicas. Un estudio del inspector general del Departamento de Defensa descubrió que el Pentágono no podía realmente responder por más de mil millones de dólares en gastos. Un informe de la GAO descubrió que los sistemas de inventario del Departamento de Defensa eran tan vagos que al Ejército estadounidense se le perdieron 56 aviones, 32 tanques y 36 unidades de lanzamiento de misiles Javelin.
http://www.sfgate.com/cgi-bin/article.cgi?file=/c/a/2003/05/18
/MN251738.DTL

Ya en aquel entonces pregunté: ¿Adonde se fueron todos esos dólares?

Hasta el día de hoy la Norteamérica patriótica no tiene la respuesta.

Comenté de manera irónica, que según rumores racistas, “solamente en África, en Nigeria pueden desaparecer montones de dinero tan grandes, pero Rumsfeld ciertamente nos gana a todos. ¡Esto es el ‘Imperio’ que quiere dominar a Venezuela, América Latina y al mundo!
http://www.vheadline.com/printer_news.asp?id=52301

En realidad, sometiendo a todo el sistema financiero imperialista a su voluntad, la cleptocracia capitalista de la junta militar de Bush, a través de una venidera hiper-inflación ahora obliga al globo entero a venir a rescatarlos. El artículo citado anteriormente resume este ‘trilema’ económico de la siguiente manera:

“Cualquier miembro de las elites del poder alrededor del mundo sabe y recomienda al Plan Leo Emil Wanta, desde que la estabilización de las caóticas finanzas oficiales estadounidenses son del interés de todo el mundo, incluso de los peores enemigos de Norteamérica”. (ibid.)

Para entender todo esto y lo de que se trata el capitalismo, es pertinente saber:

¿Quién es el lavador de dinero internacional número uno del momento, el Embajador Leo Emil Wanta?

¿Cuál fue su plan maestro en los años 90?

¿Con quién conspiró para destruir la Unión Soviética económicamente y para hacer una fortuna multi mil millonaria?

¿Cómo arruinó a la economía soviética y generó el colapso del rublo en 1991?

¿Cómo hizo miles de millones de dólares?

¿Después de una obra maestra tan patriótica, por qué lo arrestaron en 1993 y lo sentenciaron luego a 22 años de prisión?

Un artículo bien informativo escrito por J. Orlin Grabbe aclara todos esos asuntos interesantes, aquí sólo vamos a mencionar los aspectos más importantes.
http://www.aci.net/Kalliste/wanta.htmIn

Mientras tanto sabemos que Wanta ya anda en libertad y que la economía estadounidense necesita sus miles de millones de dólares acumulados para la sobrevivencia.

Según otro artículo de Greg Szymanski, publicado el 3 de octubre de 2006, aprendemos que durante la era del Presidente estadounidense Reagan, el Embajador Wanta fue utilizado como peón económico estratégico dentro del Nuevo Orden Mundial por parte de la CIA y probablemente también del Vaticano; claro, como siempre detrás del escenario, este último controlaba los 4.5 mil millones de dólares de Wanta a través del dinero extranjero repatriado.

En lo que a este escándalo se refiere, Eric Jon Phelps, el autor del famoso libro Asesinos en el Vaticano, reafirma fuertemente la involucramiento de la Iglesia católico-romana en este tipo de corrupción y fraude económico a nivel internacional. Desde la Conquista, la colaboración religiosa y oligarca con el capitalismo vil y el colonialismo sangriento tiene una tradición muy larga, incluyendo el apoyo concreto del Nazismo en todas partes, especialmente en los intentos de organizar golpes militares en Venezuela y América Latina.

Actualmente, la economía estadounidense, al borde del colapso, como resultado de las aventuras fascistas, beligerantes y agresivas de la junta Bush y de las contradicciones internas del imperialismo corporativo, necesita urgentemente el capital de Wanta, pero ¿en qué banco se encuentra este dinero?

¿Será que está en el Banco Ambrosiano? ¿Quiénes controlan a los grandes bancos del mundo? Por ejemplo sabemos que el Banco de América lo controlan los Jesuitas y los Jinetes de Malta al Citybank. Además, lo que controla el lobby judío e israelí representa un peligro aún peor en cuanto al destino de estas sumas de dinero tan gigantescas, las cuales en verdad deberían estar en manos de los trabajadores estadounidenses en vez de servir para pagar las gigantescas deudas de guerra de una economía globalizada asesina.

Sin embargo, ahora sabemos por lo menos, cómo el Vaticano, la Virgen Fátima y el Papa Juan Pablo Segundo han destruido el ‘comunismo’ internacional durante las últimas décadas. También empezamos a entender la actual ‘Alianza Sagrada’ entre Bush y Ratzinger. De hecho según Phelps, Wanta no es el verdadero dueño y distribuidor legal de esta enorme suma de dinero. Es el mismo gobierno de Bush, que coloca obstáculos a la transferencia y de esta manera no sólo usurpa el poder político vía elecciones fraudulentas, sino también el “derecho legal de Wanta y el pueblo americano sobre este dinero”.

Además, en cuanto a la involucramiento del Vaticano, Phelps explicó:

“Hay que poner en duda la involucramiento del Vaticano aquí... Quieren someter a este país a su voluntad y nunca permitirían que tanto dinero regresaría a la economía, puesto que sabemos, que ejercen un control sobre nuestro sistema de bancas a través del CFR (decretos presidenciales) y sobre la Reserva Federal”. (ibid.)

Peor aún, desde que Wanta se convirtió en el ‘fiador legal’ de más que 27.5 mil millones de dólares acumulados, como resultado de sus ‘grandes negocios’ bajo la presidencia de Ronald Reagan, quien rogó a Wanta desestabilizar el rublo ruso, se inició un verdadero El Dorado de corrupción y robo bajo los próximos tres presidentes estadounidenses.
http://tekgnosis.typepad.com/tekgnosis/2006/10/corrupt_us_offi.html


Muchos de los banqueros estadounidenses fueron seducidos por la CIA a tratar a los fondos de Wanta como si fueran sus propios fondos y cuando ya no podían responder por sus transacciones, algunos de ellos en su desespero cometieron suicidio y saltaron de una ventana en el décimo piso.

Michael Cotrell comentó, cómo manejar a esa mafia internacional económica y religiosa:

“Es ese tipo de personas a las cuales hay que recogerlas y, como sugiere Michael C. Cotrell MS, aplicarles el ‘tratamiento del gancho de carnicero’. Esto no se diferencia mucho del ‘tratamiento del poste de luz’ según la confesión de ese archí-criminal George H. W. Bush Sr., que supuestamente dijo: ‘Si el pueblo norteamericano supiera lo que hemos hecho, entonces nos lincharían a cada uno colgados en un poste de luz’. Esto podría ocurrir pronto”. (ibid.)

Mientras tanto, el 28 de octubre de 2006, Matt Crenson de la Associated Press nos informó que “un alto funcionario del gobierno dijo que los EE.UU. están al borde de un desastre económico”.
http://www.truthout.org/docs_2006/102906Z.shtml


Según él, “el barco llamado Estado se encuentra en un curso desastroso y se irá a pique en los rizos del desastre económico si no se hace nada para corregirlo”.

Así que, ¿qué nos quiere decir todo esto?

“Si durante las próximas décadas el gobierno de los EE.UU. sigue haciendo sus negocios como siempre, entonces la deuda nacional puede crecer de 8.5 a 46 mil millones de dólares o más. Esto es casi la suma de todos los ingresos netos de cada persona en Norteamérica, incluyendo a Bill Gates, Warren Buffet y aquellos muchachos de Google. Un hueco tan grande puede paralizar la economía estadounidense; según algunas proyecciones, sólo la mora de los intereses sobre una deuda de esas dimensiones alcanzaría el tamaño de todos los impuestos que obtiene el gobierno hoy.

Con cada año que se ignora este problema, dice Walker, éste crece por entre dos y tres mil millones de dólares”. (ibid.)

Esto debería ser suficiente como para indicar la actual situación apocalíptica. Esto es lo que dicta la agresión militar estadounidense a nivel internacional, su política exterior y sus relaciones internacionales. Hay que ver el colapso de las Torres Gemelas en este contexto de la degeneración económica. Son el déficit crónico de la economía estadounidense, la devaluación de su moneda, el boom del euro y otras monedas, la introducción de nuevas bolsas, entre otras cosas las que vuelven loco al Tío Sam, las que amenazan su futura hegemonía mundial.

Nuestro problema de vida y muerte aquí en las Américas en primer lugar no es ganar o perder las llamadas batallas ‘democráticas’, no es un asunto de servirles a los EE.UU. o las Naciones Unidas como chivos expiatorios, no es asunto de combatir el narcotráfico o el tráfico de órganos, combatir el ‘castro-comunismo’, el ‘terrorismo’ o las violaciones de los ‘derechos humanos’, combatir la ‘tiranía y la dictadura’ de Chávez o la ‘producción secreta iraní de armas nucleares’, no es asunto de combatir las pruebas nucleares de Corea del Norte, porque todo esto para el Hermano Mayor solamente es secundario, son razones para causar ‘daño colateral’.

Ya desde hace siglos, Bush y los suyos poseen el monopolio global de cometer este tipo de crímenes salvajes contra la humanidad. Es nuestra tarea transhistórica ver nuestra lucha emancipatoria dentro del contexto de una cultura occidental moribunda, dentro de la decaída económica estadounidense y tener a la mano planes alternos de emergencia, estrategias y tácticas para tumbar el globofascismo de una vez por todas.

Los EE.UU. y sus aliados, como lo son Gran Bretaña e Israel ya están estableciendo una sociedad global totalitaria al estilo de Orwell. En los EE.UU. mismos el control mental alcanza niveles orwelianos. En cuanto al control corporal y social se refiere, es Gran Bretaña la que encabeza la lista de epicentros globofascistas. Hace algunos días atrás, en un excelente artículo titulado, El Hermano Mayor Gran Bretaña 2006: Estamos despertando dentro de una sociedad de vigilancia alrededor de nosotros, Jason Benetto describió el terrorismo político generado por la actual corrupción imperialista a nivel global, por el colapso de la economía estadounidense y con él del mercado mundial.

“Se utilizan nuevas tecnologías y métodos ‘invisibles’ para recolectar una creciente cantidad de información sobre los ciudadanos estadounidenses. El nivel de la vigilancia crecerá incluso más dentro de los próximos 10 años, hecho que puede resultar en un creciente número de personas discriminadas y excluidas de la sociedad, dice un informe del comisario de información, Richard Thomas.

Futuros desarrollos pueden incluir el implante de micro chips para identificar y trazar a los individuos; los autores pronostican cámaras de reconocimiento facial montadas en postes de luz y aeronaves de vigilancia a control remoto”.
http://news.independent.co.uk/uk/crime/article1948177.ece


Es precisamente con intenciones de confrontar el venidero ‘trilema’ global, es decir, la conflagración económica mundial, con las cuales Israel y los EE.UU. están construyendo muros de apartheid. Europa está montando una cortina de hierro ‘invisible’ a lo largo de las costas del Mediterráneo, es decir, para detener violentamente la futura ‘invasión’ de millones de personas muertas de hambre en búsqueda de una vida mejor. En su lucha desesperada por sobrevivir, millones, incluso miles de millones de personas tendrán que acudir al canibalismo y las elites dominantes del mundo, sin muchas excusas o pretextos, tendrán que dejarse dominar abiertamente por el vandalismo, el salvajismo y la barbarie. Los eventos en el Medio Oriente ya demuestran la expansión de estos últimos, de las leyes inexorables y la lógica absoluta, unilateral y perversa del capitalismo y del imperialismo.

Como todos debemos saber fue Karl Marx, quien hoy es más vigente que nunca, el que también pronosticó esta venidera barbarie en la Tierra con precisión científica. Si no aniquilamos en nuestro planeta a la velocidad de las ondas escalares el trabajo y la producción alienados y por consecuencia inventamos y establecemos el socialismo nosotros mismos libremente y de manera creativa a escala global, entonces no seremos capaces de trascender este valle de terror y horror. Además, si no tenemos éxito en aplicar creativamente y como creadores nuestro experimento emancipación en todas las esferas meso, micro y macrocósmicas, entonces la especie humana está condenada a la extinción dentro de las próximas décadas del siglo actual.

Pero según como las cosas se desarrollan actualmente a escala global, esta alternativa parece ser una posibilidad terrenal imposible. La barbarie de la junta militar de Bush está en el orden del día y durante las últimas décadas, en las guerras del Golfo y en la conspiración militar israelí, un millón de víctimas árabes inocentes no sobrevivieron el salvajismo tecnológico y todavía millones de estadounidenses siguen creyendo en el cuento de hada de Bin Laden y no ven que ellos mismos ya están en la cola hacia la carnicería orweliana.

Ahora, veamos concretamente hasta qué grado la visión de Orwell (1984) y también el venidero holocausto físico y mental ya se están perfilando como globofascismo en Gran Bretaña, listos para la exportación alrededor del planeta. Las principales técnicas fascistas de vigilancia que se planifican o que parcialmente ya funcionan en la Gran Bretaña ‘democrática’ incluyen:

“Vídeo cámaras monitoreando a edificios, zonas peatonales y residenciales. Sistemas automatizadas ahora son capaces de reconocer placas en vehículos y rostros.

Software que analiza hábitos de compra y datos vendidos a negocios. Cuando llamamos a centros de servicios o solicitamos préstamos, seguros o hipotecas, la manera de cuan rápido nos atienden y lo que nos ofrecen puede depender de lo que gastamos en dinero, dónde vivimos y quienes somos.

Etiquetas electrónicas para monitorear a delincuentes en libertad condicional.

ADN de aquellas personas que son arrestadas por la policía, colocada en bases de datos.

Información almacenada sobre los viajes al extranjero.

Smart cards (tarjetas de chip) en escuelas para determinar, dónde están nuestros niños, qué están comiendo o qué clase de libros están prestando”.
http://news.independent.co.uk/uk/crime/article1948177.ece


Pronto ya no habrá nada privado y durante un día, cada ciudadano podría ser fotografiado más que tres veces en alguna parte; pronto ya no estaremos a salvo ni en la tierra, ni en el aire, ni en el subterráneo. De verdad, el ‘Dios’ metropolitano se está volviendo omnipresente, omnisciente y omnipotente y nos dirige a todos hacia su ‘Ministerio del Amor’. Pero veamos que es lo que el globofascismo y el Hermano Mayor todavía tienen guardado para miles de millones de nosotros, veamos, cómo piensa acabar con la pobreza mundial:

“Registros de nuestros teléfonos, e-mails y uso de Internet que pueden ser escaneados por palabras claves y frases por parte de los servicios secretos británico y estadounidense.

El gobierno también planifica la introducción de un nuevo sistema de cédulas biométricas, incluyendo huellas digitales, datos biométricos y el escaneo del iris, todo vinculado a una base de datos con información personal.

El grupo de académicos que compiló el informe también pronosticó las futuras tendencias en el campo de la vigilancia en la próxima década. Incluyen:

Clientes siendo escaneados cuando entran a tiendas, para comparar sus datos y decidir, cómo serán tratados, dándole preferencia a personas con una billetera gruesa”. (Ibid.)

Todo esto es escalofriante y suena como ciencia ficción barata y aún, para aquellos miles que murieron en Hiroshima, Nagasaki, Dachau, Auschwitz y las Torres Gemelas ya era dura realidad. Pero, existen muchos más proyectos diabólicos y sádicos:

“Automóviles vinculados a un sistema global de navegación satelital, que proveerá las rutas más rápidas para evitar congestiones y que le permite a la policía monitorear la velocidad y trazar vehículos seleccionados.

Empleados sujetos a pruebas biométricas y psicométricas, más perfiles de estilo de vida con pruebas diagnósticas de salud. Se les niega el empleo a aquellos que representan un riesgo para la salud.

Escuelas utilizando sistemas de tarjetas que les permiten a los representantes monitorear lo que sus hijos comen, su atención y sus resultados tanto académicos como de las pruebas de sangre.

Sistemas de reconocimiento de rostros para monitorear nuestros movimientos utilizando pequeñas cámaras en paredes, postes de luz y aeronaves robóticas arriba”. (ibid.)

Finalmente y por ahora, todo esto basta para darnos suficiente alimento revolucionario para el pensar, para introducir el venidero peligro apocalíptico, para aprender a conocer la quintaesencia del ‘diablo’ (Chávez) que espanta nuestra galaxia. Orwell describió este infierno fascista, este ‘Cuarto Imperio’ con una incisión científica y utópica impresionante de la manera siguiente:

“Un mundo de pavor, traición y tormento, un mundo de pisotear y ser pisoteado, un mundo que crecerá no menos, sino más despiadado en la medida que se refina. El progreso en nuestro mundo será el progreso hacia más dolor. ... En nuestro mundo no habrán emociones excepto el pavor, la rabia, el triunfo y la auto-humillación. Todo lo demás lo destruiremos”. (George Orwell, 1984, The New American Library, New York, 1969, p. 220)
http://www.franz-lee.org/files/pandemonium00481.html

Original en Inglés: Franz J. T. Lee,

Venezuela: The USA is creating a world of fear and treachery and torment for us
http://www.cmaq.net/en/node/25914


--- Franz J. T. Lee, nacido en Sudáfrica, es un famoso luchador por la libertad contra el Apartheid y toda forma de fascismo racista; es autor de muchos libros en idioma inglés, alemán y español, es comentarista de Vheadline.com y profesor de filosofía y ciencias políticas en la Universidad de los Andes, Mérida, Venezuela. Sobre todo, es un defensor constante de la Revolución Bolivariana en América Latina y otras partes. Su dirección electrónica, página web y Venezuela News Bulletin: admin@franzlee.org; http://www.franz-lee.org/venezuela00001.html; http://blogs.delphiforums.com/n/blogs/blog.aspx?webtag=franzjtlee


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4020 veces.



Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franz J. T. Lee

Franz J. T. Lee

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a26949.htmlCd0NV CAC = Y co = US