La decadencia imperial estadounidense contra la gobernanza multipolar. ¡Abrieron la caja de pandora!

¡Nada más terrible, terrorífico que un imperio en decadencia!

Los Estados Unidos y su política de dominación mundial, unipolar, hoy más que nunca en la historia humana, tiene a la humanidad toda al borde del abismo, de su extinción. No hay rincón ni gobierno en este mundo que no esté siendo monitoreado, vigilado, vilipendiado, chantajeado, amenazado por el poder imperial estadounidense con el pretexto de llevar la libertad, la democracia, la justicia, según sus definiciones particulares. Tan grave es la situación que el mismísimo pueblo estadounidense se siente desprotegido, acorralado por sus autoridades, esa que con cinismo y desvergüenza le quiere dar lección al mundo sobre libertades y democracia. A lo interno, la sociedad estadounidense vive su peor momento económico, social y político, mientras los afrodescendientes, hombres, mujeres y niños, sí niños, de color, son selectiva y sistemáticamente eliminados, asesinados, por fuerzas policiales con la mayor impunidad, sus políticos y autoridades nos muestran lo peor de sí, de su sistema de dominación, la podredumbre que por siglos ahoga dicha sociedad; corrupción, ¡oh sí! La más perversa, sínica y descarada corrupción, la clase política más deshonesta de toda su historia, inmoral, de poca o ninguna ética, mentirosa y fraudulenta como ninguna, ¿cuántos más calificativos? para describir la verdad sobre lo asqueroso y perturbado de la clase política estadounidense, esa que extermina a su propio pueblo y pregona la libertad y democracia por el mundo. Hoy en esa decadencia imperial vemos como la señora Clinton en su campaña para la presidencia por el partido demócrata ha cometido todos los delitos imaginables y a pesar de la verdad, nada pasa. No, si ocurre algo, algo probablemente muy pero muy malo, para ellos y para el resto de la humanidad, a estas alturas, definidos los candidatos presidenciales, se especula sobre un estado de salud nada, pero nada agradable. ¿Qué pasará en los Estados Unidos de confirmarse tal situación delicada de salud? Y en el resto del mundo, ¿qué? Berni Sanders, ¿será reconocido por los demócratas como candidato presidencial?...

La humanidad tiembla, tiembla de pavor, y con el miedo a la espalda parece, quiere y tiene que decir basta; ¿qué nos depara el futuro de la política estadounidense?

Destruido el norte africano y todo el medio oriente, por decisiones estadounidenses, le siguió la servil y complaciente Unión Europea, envalentonada por el apoyo incondicional de los Estados Unidos en la destrucción del norte africano y del medio oriente, se unieron contra Rusia, no evaluaron las consecuencia, se creyeron poderosos, omnipotentes dueños y señores de las tierras arrasadas, pero como dicen; el tiro parece salir por la culata, los desplazados, sobrevivientes de su destrucción, por millones migraron a sus ciudades, a sus envidiables y florecientes territorios en busca de la libertad, democracia y justicia prometida, vida. No la encontraron, sólo vallas y satanización, desprecio…, las ciudades europeas se llenaron de terror, el mismo y poderoso terror impuesto por el poder imperial en las tierras, ciudades y pueblos devastadas. ¡Calló Grecia, cuna de la civilización moderna, occidental!, le siguió Italia, Portugal, España, ¡oh sí España! esa de Mariano Rajoy que después de 9 meses y dos elecciones generales aún mantiene sin definir su gobierno, la debacle imperial los arropa, se los engulle. Ni decir de Alemania o Francia, ¡Oh Francia! la del mediocre François Hollande, el que hoy; en vías de concretarse la separación del Reino Unido de la EU y en veremos el desmembramiento de la propia Unión Europea, timorato le pide, a la Comisión Europea, ni siquiera a su parlamento, al parlamento francés, por soberanía e independencia, por moral, por dignidad, por Francés, que paren, que congelen el tratado de libre comercio con los Estados Unidos (TTIP), ellos los franceses, ahora sí prepotentes, no quieren espejitos ni baratijas, migajas estadounidenses. Sin duda alguna que el resultado de la subordinación a las políticas estadounidense ha llevado al desmoronamiento, desmembramiento, extinción del proyecto unionista. En Europa ese desmembramiento y terror impuesto a los pueblos del sur llegó para quedarse.

Lo propio hace el poder imperial contra China, aúpa a sus vecinos, por todos los medios, bajo la promesa de protección y riqueza, los empuja hacia el enfrentamiento, al exterminio entre naciones vecinas, al final de la destrucción sólo reinará el cizañero imperio.

En el resto del mundo, de nuestro mundo, hacia América Latina y el Caribe, territorio de PAZ y bienestar social, como nunca antes, no se escapa del pensamiento y acción colonizadora. Los Estados Unidos y su poder imperial, están decididos a reconquistar el poder y dominio perdido, a la recolonización de su otrora patio trasero; en Argentina, el pueblo no lo vio venir, lo propio pasó en Brasil a Dilma y Lula, hoy son perseguidos, sí, ¡perseguidos políticos!, encarcelados por las elites corruptas al servicio estadounidense, bajo la mirada y acción complaciente de gobiernos y organismos multilaterales, corruptos, subordinados. Simultáneamente en despliegue sin precedentes Bolivia, Ecuador, Venezuela, son las siguientes. Hoy más que nunca nuestro territorio de paz, esperanza y desarrollo está en gravísimo peligro. Como en África, medio y lejano Oriente, la Unión Europea, la Patria Buena, Noble, Grande, soñada por nuestros Libertadores, ¡está a la víspera de una extinción! y a merced del más sanguinario, inmoral y devastador imperio.

¿Dónde están los pueblos?¿la unidad de la Patria Grande? ¡Carajo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1453 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: