Colón llegó tarde: presencia africana pre-colombina en las Américas

Según la historia oficial Cristóbal Colón "descubrió" América. Muy pocos de nosotros aquí en las Américas cuestionamos este "hecho" histórico. Estamos felices de pertenecer al "Nuevo Mundo", de haber sido "descubiertos" y de tener nuestro día feriado, el "Día de la Raza".

Por toda América nuestros verdugos oligárquicos han levantado estatuas (incluso un gran faro en República Dominicana) al gran Colón, el agente secreto del primigenio capital italiano, y si alguien de manera concreta trata de tumbar esta farsa a lo largo de América le espera la cárcel . No podemos estar en contra del ALCA y al mismo tiempo defender las estatuas a un engaño, de Cristóbal Colón. Como en el caso de las brutales y tortuosas corridas de toros, una revolución cultural debe resolver esta obvia contradicción dentro de la Revolución Bolivariana.

En realidad Colón no descubrió nada en absoluto, aun así por medio de la educación, la socialización y la diseminación de mentiras por parte de los medios de comunicación masivos internacionales se construyó a su alrededor el más grande mito capitalista, colonial e imperialista de todos los tiempos, una gran mentira mucho mayor que los fantásticos cuentos relacionados al "Reichstagsbrand", "Pearl Harbor", la "Voladura de las Torres Gemelas" y a "Chávez el Gran Dictador".

Mientras que los europeos prácticamente aun vivían en los árboles, siglos antes de que Colón naciera o se hubiera metido en un barco ... en expediciones a bordo de flotas inmensas ... navegantes, científicos y filósofos africanos ya habían ido a América, ya habían intercambiado experiencias, ideas y culturas, habían comerciado y vivido entre los pueblos indígenas de allí; de tal manera habían influido el modus vivendi de los indígenas americanos de una forma u otra, o vice versa. Y aun así, a lo largo de la historia moderna no existe pueblo sobre la Tierra que haya sido (y todavía sea) más explotado, dominado, discriminado, humillado y masacrado que el pueblo africano.

La presencia africana en las Américas se remonta tan lejos como la América "pre-histórica", esto es "tan lejos como la época entre 40000 y 6000 A.C." Otros pueblos africanos relativamente modernos de "Egipto y Nubia-Kemmiu llegaron a las Américas alrededor de 1200 A.C.".
(Para estos datos, ver la historia de portada de la revista NEW AFRICAN (Londres), "They Came Before Columbus" (Ellos vinieron antes que Colón), Enero de 2001, N° 392, páginas 16-20.)

Alrededor de 1307 D.C.... es decir mucho antes que Colón ... el famoso pueblo Mandinga del África Occidental entró al ALBA originario, comerció con los pueblos indígenas americanos.

Lo que acabo de mencionar ... desconocido para una inmensa parte de la población mundial desde hace siglos ya, debido a un mecanismo de control mental y de pensamiento metropolitano racista y arrogante ... no es noticia a nivel mundial. De hecho, un libro con un buen trabajo de investigación, "Ellos vinieron antes que Colón", escrito por Ivan van Sertima, publicado ya en 1977; prácticamente pasa inadvertido en la prensa mundial. Por supuesto, cómo podrían los administradores y amos de esclavos de antaño explicar al mundo que ellos no esclavizaron y deshumanizaron a "salvajes", "monos" y estúpidos "mandriles" africanos negros, sino a seres humanos altamente educados y cultos y no violentos.

¡Es horrible ver cuántas mentiras y engaños han sido taladrados en nuestras mentes incocentes!

El autor afro-caribeño Richard B. Moore en su libro "La Importancia de la Historia Africana" explica cómo es que los "eruditos" europeos han falsificado la historia africana con el fin de inculcar una mentalidad esclava y complejos de inferioridad que, como en el caso de la religión cristiana, a lo largo de la historia han servido a los intereses explotadores y dominadores de clase capitalistas europeos.

Existe evidencia histórica definida que entre los años 1307 y 1312 de nuestra era flotas Mandingas de África Occidental habían navegado a América y luego habían regresado a África. En el año 1324 de nuestra era el famoso emperador Mandinga de Malí, Mansa Kankan Musa I, en su camino a La Meca, hizo escala en El Cairo y fue entrevistado por el eminente historiador islámico del siglo XIV, Al-Umars, a quien el emperador le relató su subida al "poder" y que "sus predecesores habían lanzado dos expediciones desde el África Occidental para descubrir los límites del Océano Atlántico". (New african, Ibid.)

Al-Umars escribió: "Le pregunté al Sultán Musa cómo fue que llegó el poder a sus manos ... . (Él contestó:) ... 'Pertenecemos a una casa que transmite el poder de manera hereditaria ... el gobernante que me precedió no creyó que era imposible descubrir los límites del mar circunvecino. Él quería descubrir y persistió en sus planes. Él tenía alrededor de 200 naves equipadas y las llenó de hombres, y el mismo número de naves llenas de oro, agua y suministros en cantidades suficientes para durar por años.

Él les dijo a los comandantes que sólo regresaran cuando hubieran alcanzado los extremos del océano o cuando hubieran agotado su comida y su agua. Ellos partieron ... Finalmente, reapareció un solo barco y le preguntamos a su capitán acerca de su aventura.'"

Él le contó al Sultán acerca de su largo viaje y cómo fue que finalmente entraron en algo semejante a un río con violentas corrientes. Él era el último de la fila y vio cómo las otras naves desaparecían. Él regresó para contar su historia.

Sin embargo, " 'el emperador no quiso creerle y equipó alrededor de 2000 navíos más y me confirió el poder y partí con su compañera y los demás al océano. Esa fue la última vez que lo ví a él y a los otros ...' "

Cuánto hay de verdad en esta historia nunca lo sabremos de manera segura, pero ciertamente muestra la típica curiosidad filosófica, el espíritu de aventura humano hacia lo desconocido y la audiacia científica de los africanos. Existe más evidencia que su sucesor, Musa II, envió otra expedición que probablemente llegó a Arilles, que colinda con el Mar Caribe y el Golfo de México.

Sin embargo, doscientos años después de la visita de Musa I a La Meca, Cristóbal Colón en sus "Journals" (Diarios) ... de que solo quedan fragmentos y citas, rescatados por el fraile Bartolomé de las Casas ... personalmente testificó acerca de la presencia de las expediciones Mandinga a las Américas.

Según el "New African", Colón escribió que "las flotas mercantes de África Occidental periódicamente partían de la costa de Guinea y navegaban a la América Meridional con oro y otras mercancías; (los Mandinga) introdujeron el arte de la aleación del oro." (ibid.)

¿Cómo es posible que los "eruditos" y estudiantes europeos y americanos no hayan visto y leído los siguientes datos escritos y publicados en estos "Diarios"?

Colón escribió: "Los indios trajeron pañuelos de algodón, confeccionados muy simétricamente y trabajados en colores semejantes a aquellos que se traen de Guinea, de los ríos de Sierra Leona y sin diferencia alguna... Los Mandinga comerciaron con oro y tela llamada "almaizar"... (New African, ibid.)

Por lo tanto, incluso el mismo Cristóbal Colón atestiguó que los Mandinga habían llegado a América mucho antes que él. Nosotros no demoramos mucho más en revelar este engaño transhistórico. Mientras tanto, han surgido muchas otras pruebas de la presencia africana "pre-colombina" en las Américas.

Ya los evangelios de María Magdalena y de Judas nos han despertado de siglos de sueño colonial e imperialista. Esperamos que alguno de los muchos mesías antiguos nos sacuda de esta religión monoteísta oscurantista, y nos catapulte hacia el Eros y la creatividad emancipatorios del Tercer Milenio.

Lo importante es demostrar las profundas raíces revolucionarias auténticas de América y el Caribe en África, y viceversa. La Revolución Bolivariana tiene mucho que aprender de África; no sólo vudú u obeah, sino alcanzar de manera humana los océanos, las estrellas. Igualmente, África urgentemente debe declararse en solidaridad con Chávez, con Venezuela, con la Revolución Bolivariana.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12248 veces.



Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franz J. T. Lee

Franz J. T. Lee

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a21932.htmlCd0NV CAC = Y co = US