Acuerdo social...¿de élites?

El pasado 19 de febrero en ÚLTIMAS NOTICIAS se publica, (como todos los domingos) una página llamada pomposamente “Acuerdo Social”, firmada por Víctor Maldonado y donde se coloca el correo electrónico y una página web, de lo que imagino sea alguna organización de la llamada “sociedad civil” (habría que averiguar en el libro de Eva Gollinger si está financiada por la NED). El título del documento es: “Amor, odio y resentimiento son ciegos”. Es un mensaje fundamentalmente dirigido a la oposición. Lo que me llamó la atención, es que en dicha página dominical siempre se venían haciendo señalamientos críticos de las políticas públicas del gobierno nacional y ahora nos conseguimos con un documento que pensé era redactado por la difunta Coordinadora Democrática.

Veamos y comentemos algunas de sus afirmaciones: ...“hagamos un inventario de los acuerdos logrados, aún sin la participación de mediadores o de directores de debates”. Acuerdos logrados por quiénes o con quiénes: ¿por o con la “sociedad civil”, los partidos políticos oposicionistas, la iglesia, los medios de manipulación, FEDECAMARAS, CTV, EL Comando de la Resistencia, la ultraderecha venezolana, la embajada norteamericana, la OEA, CNN?. ¿O allí también incluyeron los Círculos Bolivarianos, las Organizaciones Cooperativas, las mesas técnicas de agua, los comités de tierra urbana, las mesas técnicas de energía, las Unidades de Batalla Electoral, las redes sociales bolivarianas?.

Luego encontramos un listado de 11 puntos en los que coincidimos en algunos de ellos, como la lucha contra la pobreza, el desempleo, la corrupción el Estado de Derecho. Quién podría estar contra eso. Pero, ¿y qué es lo que está haciendo el gobierno con las misiones y con sus políticas públicas?. Ahora, leamos algunas de sus perlitas “...el respeto por las organizaciones que representan los intereses de la sociedad civil son un requisito indispensable para la vigencia del Estado de Derecho”... Una vez más, ¿cuál ha sido irrespetada, cuáles organizaciones, qué intereses representan, la de algunos grupos minúsculos y elitescos que se llenaban de dinero administrando los programas sociales focalizados y fracasados durante los gobiernos de Carlos Andrés y Caldera?.

Incluso, muchas de esas organizaciones avalaron el golpe de Estado de abril de 2002 y el paro-sabotaje petrolero de diciembre 2002-febrero de 2003. Seguimos y esta es una perla mayor que descubre su disfraz de sociedad civil: ...“apreciamos el sistema democrático y la economía de mercado tanto como despreciamos y rechazamos los desvaríos socialistas y la excesiva influencia cubana...” En esta frase se devela el trasfondo capitalista neoliberal de este grupo o de quienes representan. Desde esta trinchera nosotros les decimos que también despreciamos el sistema capitalista que, como dice Alí Primera en “Ruperto” es el causante de los males que está sufriendo el Pueblo. Y aceptamos la solidaridad amplia que el pueblo cubano ha tenido con el venezolano y que es demostrado con todo el apoyo que le han dado a las misiones educativas y de salud en nuestro país.. También amamos la libertad, pero una libertad con igualdad social, sin exclusión y sin explotación de una clase social por otra.

Mas adelante se les aprecia el egoismo y el chauvinismo que les caracteriza cuando expresan: ... “Cualquier medida que afecte la estabilidad económica del país o que postergue la satisfacción de las demandas sociales por ayudar a otros paises es un error imperdonable”. Los acuerdos, intercambios y apoyos solidarios que Venezuela tiene con naciones como Brasil, Bolivia. Uruguay o Argentina se hacen en el marco de una integración estratégica que miopes o egocèntricos como éstos son incapaces de ver. Y se hacen además sin postergar las demandas sociales de los venezolanos que también se realiza de manera multidimensional a través de las misiones y de las políticas públicas institucionalizadas del gobierno bolivariano.

Pero donde mas se asemeja a un comunicado de la extinta Coordinadora Democrática, o de Acción Democrática es cuando afirman: “Sabemos que somos una opción real de poder que sólo depende de cuán rápido logremos consensos”... Y yo, no tan ingenuamente pregunto: a nombre de quién hablan, quiénes sabemos, quiénes somos. ¿Eso es un partido político en búsqueda del poder, o una ONG tipo queremos elegir de las que hipócritamente se rasgaban las vestiduras en función de la lucha por los intereses de la sociedad civil venezolana?.

Hay adicionalmente un punto que nos parece de lo mas simpático viniendo de quienes se la pasan demandando libertad de expresión y contra la censura previa. Es cuando alegan: .. “Hay que darle una oportunidad a la moderación estratégica (¡!!) y al uso inteligente de la información”. Y cierran con esta ora perla “En suma, que no todo se puede decir, y que todo no se puede callar”... ¿Para quién es esta última recomendación o consejo, para Teodoro, para Borges, para los vocingleros del Comando de Resistencia, para Ledesma, Alvarez Paz, Colomina, Giusti, Colomina, Ravell, Granier?.

En fin, pareciera un mensaje para los que tienen vocería en el policromático mundo del oposicionismo, de la mas pura censura previa. Si ese es el acuerdo social que hay, entonces me convenzo de que la oposición tiene muy malos asesores, o el acuerdo no es tan consensuado como quieren hacer ver. De allí que el llamado a la abstención cada vez tiene mayor auge en la agenda que le diseñan los medios de manipulación a los políticos e “intelectuales” venezolanos. El reto que les acaba de enviar Chávez los debe tener pensando una nueva estrategia mas eficaz que las que han concretado, ya que todas han sido un evidente fracaso y sus financistas del imperio se les están desesperando.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2798 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: