Con la Revolución Bolivariana Socialista dejamos de ser monos del imperio

En el año 1876 Federico Engels presentaba su ensayo "El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre" . Explicaba ahí cómo el trabajo cumple la histórica misión de ir creando un ser cualitativamente nuevo a partir de una especie anterior. Es decir: el trabajo como actividad creadora comenzaba a transformar la naturaleza y abría un capítulo novedoso en la HISTORIA. Nunca hasta ese entonces dos millones y medio de años atrás según lo que hoy día las ciencias arqueológicas pueden establecer, un animal había modificado consciente y productivamente su entorno.

La actividad de las hormigas, de las abejas o de los castores, grandes "ingenieros" por cierto, no puede ser considerada una acción laboral en sentido estricto. Todas estas especies repiten desde tiempos inmemoriales su carga genética, no inventan nada nuevo, no se "desarrollan" y jamás, desde hace millones de años, evolucionaron en la forma de realizar su producción (los hormigueros o los panales son iguales desde siempre). Fue cuando nuestros ancestros descendieron de los árboles y comenzaron a tallar la primera piedra cuando puede decirse que hay "TRABAJO" en sentido humano, como actividad creadora, como práctica que transforma el mundo natural y va transformando al mismo tiempo a quien la lleva a cabo. Y desde que arrancó esa primera actividad con el primer homo habilis en África, en lo que hoy es el norte de Tanzania la evolución ha sido continua y a velocidades cada vez más aceleradas. En esa perspectiva, entonces, el papel del trabajo como lo afirmara Engels ha sido fundamental: fue la instancia que "creó" al ser humano. Pasamos de monos a seres humanos por el trabajo DURO Y CONSCIENTE, el cual estamos desarrollando desde 1999 cuando el PUEBLO VENEZOLANO LLEGO AL PODER.

Es en esa lógica que tiene sentido entonces lo dicho por Hegel: "el trabajo es la esencia del ser humano". Gracias al trabajo BOLIVARIANO SOCIALISTA dejamos de ser MONOS AL SERVICIO DEL IMPERIO, nos civilizamos, estamos dejando atrás el mundo animal y fuimos construyendo un ámbito distinto a lo que teníamos: fue quedando modulado / superado el instinto y reemplazándose por la cultura BOLIVARIANA SOCIALISTA. Sabemos que hay MUCHO POR HACER.

La historia del ser humano, en definitiva, es la historia en torno a cómo fue organizándose ese acto tan especial, tan fundamental y definitorio que es el TRABAJO SOCIALISTA. Desde que nuestra especie pudo producir más de lo que necesitaba para sobrevivir, desde que hubo excedente, empezaron los problemas. Alguien el más fuerte, el más listo, el más sinvergüenza, no importándole nada se apropió del excedente y surgieron las diferencias de clase social. Y así venimos hace ya varios milenios, a los tropezones, entre luchas a muerte entre poseedores y desposeídos, entre guerras y violencia ("la violencia es la partera de la historia" dijo Marx). Los que quedaron como propietarios en esta lucha de clases sean amos esclavistas, casta sacerdotal, señores feudales, o más recientemente burguesía , accionistas, banqueros etc, no ceden ni un milímetro de sus privilegios.

Por otro lado, las grandes mayorías perjudicadas, que son los verdaderos productores de la riqueza social, los auténticos trabajadores esclavos, campesinos, pobres, obreros industriales, asalariados (inclúyanse ahí los trabajadores intelectuales) etc….. arrancan beneficios y mejoras en sus condiciones de vida sólo a través de una lucha contra sus opresores. Esa es la dinámica de la vida BOLIVARIANA SOCIALISTA. Si el trabajo es la esencia de nuestra existencia, tal como están las cosas lo menos que puede decirse es que sea placentero para las enormes mayorías trabajadoras del País.

Esa es la historia de los trabajadores a través de estos 12.000 años desde que podemos reconstruir medianamente la historia: quien realmente produce, quien trabaja y crea la riqueza de las sociedades, HOY está INCLUIDO en su aprovechamiento con el SOCIALISMO BOLIVARIANO. El esclavismo, la servidumbre, la voluntad omnímoda del amo van quedando así de lado.

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclama en su Declaración de los Derechos Humanos que “Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria que le asegure una existencia conforme a la dignidad humana. Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.” Es decir: se consagran los derechos laborales como una irrenunciable potestad connatural a la vida social. Lo que pasa es que en los EEUU esto no se cumple con NUESTROS HERMANOS Y HERMANAS NORTEAMERICANAS y aquí en VENEZUELA casi cumplimos con esa META.

Vemos así que hacia las últimas décadas del pasado siglo esos derechos ya centenarios podían ser tomados como puntos de no retorno en el progreso humano, tanto como cualquiera de los inventos del mundo moderno: el avión, el televisor o la computadora. Por cierto, estos avances sociales no son sólo patrimonio BOLIVARIANO SOCIALISTAS: las conquistas laborales son ya mejoras de la humanidad toda. MI COMANDANTE EN JEFE NICOLAS MADURO junto con el PUEBLO no dejemos que esto cambie a favor de las pequeñas minorías que se manejan en el mundo del PSUV perjudicando a la mayoría de la población mundial, al amplio campo de los trabajadores.

Con la caída del bloque soviético hacia fines del siglo XX el gran CAPITAL se vio triunfador. En realidad no fue que terminó la historia ni las ideologías: ganaron las fuerzas del CAPITAL sobre las de los trabajadores, lo cual no es lo mismo. Ganaron y a partir de ese triunfo comenzaron a establecer las nuevas reglas de juego. Reglas por lo demás que significan un enorme RETROCESO en los avances SOCIALISTAS. Los ganadores del histórico y estructural conflicto las luchas de clases no han desaparecido, aunque no esté de moda hablar de ellas imponen hoy más que nunca las condiciones, las cuales se establecen en términos de mayor explotación, de pérdidas de conquistas por parte del mundo de los trabajadores. En otros términos, a fines del siglo XX y comienzos del XXI se llegó a condiciones de vida como en el XIX. ¡OJO PELAO COMO DIJO MI COMANDANTE INMORTAL HUGO CHAVEZ!

Estas últimas décadas PARA OTROS PAISES fueron de retroceso para los trabajadores, ello es evidente. Pero la lucha sigue. Nadie dijo que la lucha fuera fácil. Si miramos la historia queda claro que sólo con enormes sacrificios se van cambiando las cosas. Y sin dudas, aunque hoy pareciera que nos acercamos más al mono debido a estos retrocesos sufridos, de nosotros, de nuestras luchas depende recuperar el terreno perdido y seguir avanzando más aún como trabajadores, y como especie en definitiva. Recordemos las palabras del gran Poeta PABLO NERUDA: "podrán cortar todas las flores, pero no detendrán la primavera".

Por lo tanto MI COMANDANTE EN JEFE MADURO, hoy como ayer, y quizá más que nunca TODOS Y TODAS NO OLVIDEMOS LO SIGUIENTE: Trabajadores de todos los países del Planeta: !UNIDAD, LUCHA Y MAS TRABAJO!.

!NO OLVIDEMOS LA HISTORIA COMO LO DIJO EL GIGANTE!
¡INDEPENDENCIA Y PATRIA BOLIVARIANA SOCIALISTA!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 865 veces.



Yrne Gil Mata

Físico. Dr. en Educación. Miembro de la Milicia Bolivariana.

 yrnegil@gmail.com

Visite el perfil de Yrne Gil Mata para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yrne Gil Mata

Yrne Gil Mata

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a190865.htmlCd0NV CAC = Y co = US