Por cada guerra, por cada invasión de EEUU, así funcionó su laboratorio de mentiras

Aún recordamos a Bush hijo, muy orondo, en una escuela de niños cuando EEUU estaba “bajo ataque” con aviones suicidas. Con el tiempo, se supo, se documentó, que las agencias de inteligencia, planificaron los atentados para imponer su política de invasión a varios países, sin la objeción internacional.

Así nacieron las invasiones a Irak, Afganistán, Libia, así como el apoyo con armamentos y financiamiento económico, a Egipto, Túnez y más recientemente, Siria.

Para cada acto de guerra, EEUU planificó, al estilo Hollywood, cada una de sus acciones. Preparó con los medios de comunicación, sus guardianes para la manipulación e inoculación de falsas ideas, el terreno para posteriormente atacar, con la ayuda de Reino Unido, Francia e Inglaterra, sus aliados incondicionales, y no necesariamente con el pláceme de la ONU.

¿Qué busca EEUU en cada invasión, en cada ataque a países? Recursos naturales, petróleo y dinero para financiar a sus complejos militares, los mayores perros de la guerra en el orbe.

Para EEUU es muy fácil inventar un guión con historias tan rocambolescas, que en poco tiempo caen por su peso, como sucedió recientemente en Siria, con el invento de las armas químicas.

En Vietnam (1964-1975), por ejemplo, inventó al mundo que dos de sus barcos fueron objeto de ataques por parte de los vietnamitas del norte (socialistas), pues el país, luego de la guerra quedó dividido entre los del norte y los del sur, bajo el influjo estadounidense. Se supo posteriormente, que el ataque fue una invención de los servicios secretos de EEUU para evitar la unificación del país.

¿Saben que hizo EEUU? Utilizó armas química, rociando el país con toneladas de gas naranja, una poderosa arma silenciosa que provocó la muerte de miles de personas, y que hasta hoy tienen secuelas en la población , con malformaciones genéticas.

Las mentiras para la invasión a Irak, fueron un verdadero guión de cine, incluso contrataron los servicios de una prestigiosa agencia de publicidad multinacional. Se dijo al mundo que soldados al mando de Saddam Husseim, robaron las incubadoras en la maternidad de Kuway City, y mataron bebés. Una joven conto la historia al mundo con lágrimas en los ojos.

Tiempo después, se supo de la treta armada por la agencia Kuwait, Hill & Knowlton. Ya sabemos lo que sucedió luego: pulverizaron el país a bombas, lo dejaron en las ruinas, mataron más de un millón de personas, e Irak al día de hoy es ingobernable. Eso sí, la reconstrucción del país, fue para los contratistas estadounidenses, así como las nuevas edificaciones petroleras.

Esa fue la primera guerra contra Irak, en 1991. Pero 12 años más tarde, en 2003, se inventaron otra historia, apalancada por el gran poder de fuego mediático: Saddam tiene armas químicas de destrucción masiva, y es una amenaza para el mundo y para la seguridad estadounidense.

Tiempo después, supimos que Colin Powell con los servicios de inteligencia, había engañado nuevamente a la comunidad internacional. ¿Se acuerdan la probeta de Powell para demostrar los efectos de las armas químicas de Saddam?

En Afganistán, en 2001, la mentira fue que Bin Laden fue el autor intelectual de los atentados del 11-S. Su red Al Qaeda planificó durante dos años esos ataques. No obstante, las verdaderas intenciones estadounidenses, se supo después, era construir un inmenso oleoducto para controlar el suministro energético del sur de Asia. Ya sabemos la larga ocupación de la bota yanqui en suelo afgano, en lo que se convirtió el país, disparando de manera alarmante la producción y tráfico de opio.

A Venezuela, aunque no la invadieron territorialmente, si la intoxicaron informativamente, al provocar el primer golpe mediático que se da en el mundo. Durante muchos años sus columnistas, medios, opinadores, ONG y organismos internacionales, acusaron al Presidente Chávez de ser un aliado de terroristas y guerrilleros, así como prestar el territorio como santuario para los irregulares. Ya sabemos el interés de EEU en detener la marcha del socialismo en la región, así como la influencia de Venezuela en otros países. Además, no podemos olvidar, su mayor y primerio interés: el petróleo.

En Granada, en 1983, se dijo que construyeron bases militares soviéticas, y que eran una amenaza para la región. Se invadió al país, que llevaba a cabo reformas sociales importantes, asesinaron a su Primer ministro (Bishop) y se restituyó el poder estadounidense en la zona, con una brutal represión.

Así también sucedió con Panamá, Yugoslavia, Bosnia y Somalia. En todos, EEUU utilizó el mismo formato: inventó pruebas, las propagó a través de los medios de comunicación, y luego atacó.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2707 veces.



Rubén Marcano

Periodista, graduado en la UCV. TSU en Informática, con estudios sin culminar en Sociología y Derecho en la UCV. Con maestría de Periodismo y Comunicación Institucional en la Complutense de Madrid, Autónoma de Barcelona y UPEL. Ha escrito dos libros. Es profesor universitario y articulista.

 rubenmarcano@gmail.com      @rubenmarcanob

Visite el perfil de Rubén Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales