Crónicas de la era imperial Obama

El emperador, Barack Obama, y sus mercenarios están desnudos

Recuperado de su crisis existencial y reposicionado en el poder, el emperador, Barack Obama, sustituyó a la inefable señora Hillary Clinton. Sin embargo, sus acciones a lo largo y ancho del planeta lo desnudan como; el más sangriento, despiadado e hipócrita gobernante de la era de nuestro Señor Jesucristo. Su poder ha llegado a las entrañas del Estado Vaticano hasta sustituir al Papa. De nada ha servido su corona de laureles como premio nobel de la PAZ. O tal vez es el premio nobel el que sólo sirve para adular a tan déspotas gobernantes.

Hasta ahora, las políticas fondomonetaristas, implementadas en EE UU y la UE, sólo han agudizado la crisis económica y el descontento en las poblaciones que durante años gozaron del llamado Estado de Bienestar Europeo. La debacle económica imperial del sistema expoliador se agudiza. El imperio económico de los Estados Unidos y su hegemonía se derrumban. Para evitarla, se emprende la mayor y más poderosa campaña militar de la historia humana. El fin último es el control militar y político de los recursos energéticos del planeta, del territorio de los países no afectos a las políticas imperiales y con gobiernos claramente antiimperialistas y defensores de la soberanía, la libertad, la igualdad y la PAZ de los pueblos.

En ese contexto, apocalíptico del modelo imperial estadounidense, el emperador Barack Obama, ha ordenado el derrocamiento de gobiernos y toma de control en toda la región del mundo árabe, musulmán y América del Sur. Se ha consolidado su invasión a Libia. Descarada y abiertamente se marcha sobre Siria. China, Irán, Corea, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina ¡El mundo mira y permanece callado! Tienen miedo de señalar que ¡el emperador está desnudo! O simplemente son parte de la corte imperial.

En Nuestra América, la caída el 5 de marzo, del Comandante Hugo Chávez, en combate por la vida, la PAZ, la libertad, la soberanía, la independencia, la consolidación de la Patria Grande Americana en un mundo multipolar, donde todos nos respetemos y nos tratemos como iguales, abre el camino a un periodo neo colonizador. Obama ha firmado la orden ejecutiva y autorizado, por cualquier medio, la intervención en Venezuela. Desde Colombia, con la anuencia de autoridades de alto nivel, se coordinan acciones contra la República Bolivariana y sus ideales de libertad, igualdad, soberanía y PAZ.

Hoy, la oposición venezolana dirigida por Primero Justicia y Henrique Capríles Radonski se ha mudado hasta Bogotá. A las sombras del gobierno colombiano y con la aprobación de todo el estamento científico-técnico-militar-político-económico y propagandistico de los Estados Unidos, se trata de constituir un CONSEJO NACIONAL DE TRANSICIÓN para, al igual que en Libia y Siria, descocer al gobierno venezolano de Nicolás Maduro Moros.

En la desnudez del emperador Barack Obama, en Nuestra América, como en 200 años atrás, las autoridades de Colombia parecen jugar un papel de vanguardia y prestos a la orden de asaltar el poder en Venezuela. ¿Ingenuo? No. Simplemente cómplice, anti Unidad Latinoamericana, hipócrita y mercenario el gobierno y el pueblo que en nuestro continente y en el mundo hoy no vea y señale la desnudez del imperio y sus acciones para destruir el ideal de una República Bolivariana de Venezuela, libre y soberana. Para dividir nuevamente a nuestra Patria Grande. Ya lo han hecho en África y en Medio Oriente.

felmar138@gmail.com

@felmar138


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2282 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: